Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Tribuna abierta

Una política en positivo

Por José Manuel Bujanda - Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Muy respetuosa y educadamente dedicado al Sr. Albert Rivera líder de Ciudadanos: Sr. Albert Rivera, quien escribe estas líneas siempre ha entendido la política como el arte de lo posible, como servicio público enfocado al bienestar de las personas, instrumento útil para dirimir discrepancias, arte para propiciar la convivencia y el respeto, instrumento útil para la gestión de lo público, gestión de la frustración que diría el filósofo Daniel Innerarity, aprendizaje a distinguir lo que uno desearía de lo que las circunstancias permiten. Yo, ciudadano vasco, demócrata y nacionalista que entiende el nacionalismo como una opción que no se construye en contra de nada, sino a favor de, se muestra turbado intelectual y emocionalmente ante usted que como presidente del partido político denominado Ciudadanos participó el viernes 6 de abril por la mañana en un desayuno informativo en León y en el que explicó el «modelo de país» que defiende su partido. Su discurso Sr. Rivera se convirtió en un ataque directo contra el autogobierno vasco. Ciertamente, no es la primera vez que usted arremete contra la singularidad vasca y navarra. De hecho en los últimos meses buena parte de su discurso político se ha basado en denunciar los supuestos «privilegios» de ambas comunidades. Conceptos como “txantxullos” y “cuponazos” riegan su discurso populista con la única meta de superar al PP. Pero el pasado viernes 6 de abril, en el foro de León Noticias usted fue irresponsablemente mucho más lejos y directamente aseguró que los Derechos Históricos Vascos -por cierto el único andamiaje sobre el que se sustenta la relación Euskadi y España, sobre todo en materia fiscal, y que están recogidos en la Constitución- no existen... y continuó… “¿Qué es eso de los llamados DDHH Vascos?” (por cierto Disposición adicional Primera de la Constitución Española donde se afirma que la Constitución ampara y respeta los DDHH de los Territorios Forales, CAV y Nafarroa). Manifestó usted que “los DDHH Vascos pasados o inventos eran instrumentos para pedir réditos futuros y privilegios, aquí no hay DDHH Vascos, aquí nacemos libres e iguales y tenemos derechos ciudadanos y personales, no territoriales, nadie es más que nadie, ya está bien de arrodillarnos ante los supremacistas y tener que pedir perdón por ser español”. Flaco favor a la convivencia Sr. Rivera. Usted bien sabe que falta a la verdad, pero intuyo que eso no le importa. Creo que sus prioridades son otras.

Escuchando y leyendo atentamente su intervención, uno siente una más que cierta preocupación y gran desazón. Sus opiniones con respecto al Concierto Económico podían corregirse ante la evidencia de la propia Constitución y, sin embargo, conocer ahora su opinión con respecto a los DDHH introduce inevitablemente un plus de asombro y preocupación añadida. Creo Sr. Rivera que sus últimas manifestaciones no son algo coyuntural, un exceso de vehemencia mal calculado, no, al escucharle estimo que estamos ante un discurso brutal e indisimuladamente recentralizador, no casual sino estratégicamente diseñado con el objetivo de laminar la innegable diversidad plurinacional, plurilingüe y pluricultural de España. Me temo que sus últimas declaraciones no responden desgraciadamente a un exceso verbal. Mire usted, considero normal y lógico que alguien se sienta español. Sepa usted que para mí es totalmente respetable ser español, patriota y ejercer de nacionalista español. Ahora bien, en tal caso Sr. Rivera ¿cabe tildar a otros nacionalistas, vascos, catalanes o gallegos, que, no siendo patriotas o nacionalistas españoles, defendiendo un nacionalismo cooperativo, de resistencia y no hegemonista sean considerados como supremacistas?

El discurso del Sr. Rivera es indisimuladamente recentralizador. Yo creo en la negociación, soberanías compartidas, visión larga a futuro y responsabilidad participada

En un Estado como el español en el que incuestionablemente conviven diverso

Sr. Rivera, ciertamente, en un Estado, como el español en el que incuestionablemente conviven diversos sentimientos nacionales ¿cuál podría ser considerado como nacionalismo supremacista, el vasco, el catalán, o el español? Evidentemente sus declaraciones son inaceptables en un Estado de naturaleza y realidad plurinacional indudable.

Como profesor que soy, y quizás por defecto profesional agudo, creo que hay quien merece un suspenso en el máster de Constitución Española, empezando por usted Sr. Rivera. Se lo explico, suspenso, primero, por falsear lo que realmente dice la Disposición Adicional 1ª de la Carta Magna. Segundo, por omitir la auténtica realidad de la relación de los TTHH con la Corona española en el Antiguo Régimen hasta la abolición de los Fueros. Tercero, por olvidar la realidad institucional vasca y su porqué en tiempo de la II República y la corresponsabilidad de las instituciones vascas con la legalidad republicana. Suspenso también, por el desconocimiento u omisión del significado de la Disposición Derogatoria de la Ley Abolitoria de los Fueros Vascos. Por último, más que suspenso Sr. Rivera, muy deficiente, por desconocer o no querer reconocer y respetar el resultado del Referéndum del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Autónoma Euskadi el 25 de octubre de 1979 en el que decenas de miles de personas avalaron tanto sus Artículos 1º (el Pueblo Vasco o Euskal Herria, como expresión de su nacionalidad y para acceder a su autogobierno se constituye en Comunidad Autónoma Vasca dentro del Estado Español bajo la denominación de Euskadi o País Vasco, de acuerdo con la Constitución y con el presente Estatuto, que es su norma institucional básica) y 2º (Alaba, Gipuzkoa y Bizkaia, así como Navarra, tienen derecho a formar parte de la Comunidad Autónoma del País vasco), como también la Disposición Adicional Única del mismo (La aceptación del régimen de autonomía que se establece en el presente Estatuto no implica renuncia del Pueblo vasco a los derechos que como tal le hubieran podido corresponder en virtud de su “historia”, que podrán ser actualizados de acuerdo con lo que se establezca en el ordenamiento jurídico). El Estado español, tiene un gran problema si sigue sin aceptar su propia historia así como su realidad actual, sí, pero existe un eficaz instrumento para conciliar voluntades y gestionar las discrepancias y la diversidad, se llama política con mayúsculas que es la antítesis del populismo, de la demagogia, del verbo fácil e irresponsable, y de la falta de ética. Lo que usted predica Sr. Rivera no está al servicio de la convivencia, progreso o entendimiento. Lo suyo es otra cosa.

Este quien escribe estas líneas apuesta por un futuro vasco, democrático y legítimamente autogobernado, reto de ataraxia activa, facultad y temperamento político, valor sereno, calma perspicaz, serenidad, altura de miras, perspectiva, amplitud de miras y clarividencia democrática. Este quien escribe estas líneas apuesta por un futuro vasco integrador e inclusivo, normalizado, reconciliado y en su diversidad y pluralidad reencontrado a sí mismo, escrupulosamente respetuoso con la voluntad mayoritaria libremente expresada por la ciudadanía, traducción de legítima ilusión democrática y eficacia política transformadora de inercias establecidas.

Creo Sr. Rivera en la negociación, transacción, bilateralidad, soberanías compartidas, cintura, visión larga a futuro y responsabilidad participada. Creo Sr. Rivera en el anclaje más amable posible con España, sí, en los caminos compartidos y solidarios, sin imponer ni impedir, sin populismos internos ni externos. Sr. Rivera, usted confunde y tergiversa voluntaria e irresponsablemente. Con su actitud usted se convierte en la negación de una política con alma al servicio de la convivencia porque no todo vale en política Sr. Rivera. Soy vasco y mi nacionalismo, se lo repito, se construye en positivo, siempre a favor de y nunca en contra de nada ni de nadie. ¿Lo entiende usted Sr. Albert Rivera? Esfuércese pues. Muy atentamente.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902