Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Patricia Maraña Jugadora de la Real de hockey

“No hace falta ser una estrella para conseguir un título”

Pese a su juventud (25 años), la donostiarra (MVP de la Final Four) es una de las más veteranas de un equipo campeón al que le augura muchos más éxitos

Ramón Sánchez Iker Azurmendi - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Patricia Maraña

Patricia Maraña

Galería Noticia

Patricia Maraña

Donostia- Campeonas de la Liga Iberdrola de hockey hierba. Ahí es nada.

-Sí, es una pasada. Ha sido una gran alegría para el equipo. Estamos muy felices.

¿Cuál ha sido la clave del éxito?

-Hemos competido muy bien y hemos llegado a estos últimos partidos con mucha seguridad. Creíamos mucho en lo que estábamos haciendo y esa ha sido una de las claves para estar mentalmente preparadas. Primero nos habíamos jugado el descenso y no estábamos acostumbradas a este tipo de partidos en los que hay que ganar sí o sí, sino que estamos acostumbradas a mirar más hacia arriba.

Eran las tapadas de esta fase final y decisiva del campeonato...

-Sí, ese papel que nos ha tocado jugar de tapadas nos ha beneficiado. Íbamos con toda la ilusión pero sin demasiadas expectativas... Y eso en los momentos decisivos, como en los penaltis córners o en los shoot-outs, nos ha servido para tener la mente fría y no dejarnos llevar por la presión.

Entonces, ¿ha sido inesperado?

-Inesperado no es que haya sido para nosotras. Sí que no estábamos entre las favoritas si te fijas en la clasificación. Pero nosotras sabíamos que podíamos llegar lejos.

¿Y al principio del curso se imaginaban que podían ganar la liga?

-Este año, sinceramente, el objetivo era clasificarnos para el play-off. Y a partir de ahí, dar el máximo. Lo que pasa es que, viendo cómo había ido la temporada, en la que nos estaba costando sacar puntos que teníamos que sacar supuestamente y que por pequeños detalles no conseguíamos, pues entras en una dinámica en la que dejas de confiar un poco en lo que estábamos haciendo... Pero en ese momento el equipo, en lugar de venirse abajo, se hizo más piña y eso nos ha servido para los partidos cruciales. Para este sprint final nos habíamos quitado esa mochila que llevábamos cargada durante la temporada. Eso nos ha permitido volver a competir.

La Real es un equipo, por tanto, con mentalidad ganadora.

-Sí, tenemos esa mentalidad. En eso somos muy buenas. Sabemos que si toca hacer un partido feo, se hace y no pasa nada. Hay triunfos que los hemos conseguido porque sabíamos qué papel teníamos que jugar en cada momento.

Que a nivel sicológico son un grupo fuerte lo demuestra que hayan pasado en unos días de luchar por no descender a ganar el título de liga.

-Sí, así es. Pero es una situación también bastante extraña. Pasas de estar jugando con esa tensión de tengo que ganar sí o sí a de repente plantarte en una situación en la que tengo todo que ganar y nada que perder. Y la anterior era tengo todo que perder y lo mínimo que ganar. Con todos los palos que nos hemos ido llevando durante la temporada hemos crecido muchísimo y nos ha dado una madurez que es lo que nos ha hecho llegar a los partidos con opciones a pesar de jugar contra equipos de un nivel teóricamente superior. Aunque empezásemos perdiendo y encontrásemos piedras en el camino, no nos hemos venido abajo y hemos seguido creyendo en que podíamos seguir adelante hasta conseguir competir y llegar al final.

Usted ya sabía lo que era saborear un título...

-Sí, yo estaba en el equipo que ganó la liga en 2013. Pero era una situación bien diferente. El objetivo del equipo de aquella época sí que era ganar porque éramos un grupo que llevábamos tiempo trabajando duro y que habíamos estado en muchas finales. El objetivo era claramente ganar algo. Teníamos una mochila cargada encima desde hacía tiempo porque tratábamos de conseguir un título que hasta que no lo hicimos no descansamos. Y ahora es totalmente diferente. En tres semanas da la vuelta a la tortilla de una manera que todavía no lo asimilamos y no valoramos lo que hemos hecho porque es dificilísimo. Ir a jugar unos play-offs a Madrid, empezar perdiendo, marcar cuatro goles, que no habíamos hecho desde la primera jornada de liga... y luego lo de la Final Four.... Es impresionante.

¿Cómo lo han celebrado?

-Tuvimos que esperar a que se jugara la final de los chicos, que se celebraba allí mismo, porque la entrega de premios se hacía conjunta y no pudimos salir de Barcelona hasta la tarde. Y llegamos tarde a Donosti. En el bus, además, venía el equipo infantil, que también disputó la Final Four -en un formato diferente, de todos contra todos-, así que el viaje fue una fiesta. Y luego aquí también lo celebramos un poco al llegar.

Tampoco ha habido mucho tiempo, ¿no?

-Claro, algunas compañeras están de exámenes, había que ir a clase o al trabajo. Pero el viernes o el sábado ya haremos alguna cena de fin de temporada y lo celebraremos.

Ha sido internacional con la selección estatal. Eso también aporta experiencia.

-Estuve en el ciclo de los JJOO de Río (2016) y al final me quedé fuera de la lista. Siendo además amateur, tratar de compaginar el deporte con lo que va a ser mi vida profesional, pues llegó un momento en el que me planteé si podía estar otros cuatro años al mismo nivel sin saber a ciencia cierta si puedes conseguir ese objetivo, porque hay un grupo grande de chicas que está trabajando por lo mismo y es difícil estar al 100% si no tienes una motivación muy alta. Y a la hora de poner en una balanza mi futuro con todo lo que lleva el deporte de alto nivel, decidí que no me merecía la pena.

Bueno, al menos en la Real el futuro del hockey hierba está garantizado.

-Sí, sí. Este éxito que ha llegado ahora es una sorpresa, pero es un indicador de que el trabajo que se está haciendo es bueno. Esto es un empujón para creer en nosotras mismas. Es verdad que a veces pecamos de ser muy autocríticas y de tener la autoestima un poco baja. Esto demuestra que no siempre hace falta ser una estrella para conseguir algo, sino que el trabajo en equipo y la suma de las pequeñas cosas hace que lleguen resultados. Este equipo, si sigue en la misma dinámica, seguramente conseguirá más títulos.

O sea que también hay cantera en el hockey.

-Hay muchas jugadoras en este equipo que lleva muy poco en División de Honor, que en su segundo año ya ha conseguido una liga. Incluso jugadoras que se acaban de estrenar y es su primer año. Sí que hay cantera.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902