Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
JUICIO EN LA AUDIENCIA NACIONAL

Los 4 acusados niegan su participación en los altercados de 2017 en Iruñea

Cuatro jóvenes de Errenteria y Beasain se enfrentan a siete años de cárcel cada uno por los desórdenes el 11 de marzo de 2017 en el Casco Viejo

Lunes, 21 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 12:43h

Los cuatro acusados de los altercados en el Casco Viejo de Pamplona, en el banquillo de la Audiencia Nacional.

Los cuatro acusados de los altercados en el Casco Viejo de Pamplona, en el banquillo de la Audiencia Nacional. (EFE)

Galería Noticia

Los cuatro acusados de los altercados en el Casco Viejo de Pamplona, en el banquillo de la Audiencia Nacional.Los cuatro acusados de los altercados en el Casco Viejo de Pamplona, en el banquillo de la Audiencia Nacional.

Los 4 jóvenes acusados de terrorismo por los incidentes violentos en el casco antiguo de Iruñea, el 11 de marzo de 2017, han negado que participaran en los disturbios, ya que cuando empezaron huyeron de la zona hasta que tres de ellos fueron detenidos en una plaza en la que habían quedado previamente para regresar a Errenteria.

IRUÑEA. A los cuatro acusados, para los que la Fiscalía pide 7 años de cárcel y que desde hoy están siendo juzgados en la Audiencia Nacional, se les han mostrado imágenes en las que aparecen en la manifestación no autorizada convocada ese día en Pamplona por la "izquierda radical abertzale" autodenominada "Errepresioari Autodefentsa" y a la que acudieron desde Rentería en un autobús contratado por uno de ellos -Asier P.B.-

Solo uno de los acusados ha explicado que acudió en coche porque había quedado con una amiga en Pamplona a las siete de la tarde y que cuando aparcó el vehículo vio la manifestación y decidió unirse porque le quedaba tiempo.

Los cuatro -que están siendo defendidos por dos abogados habituales de presos de ETA- han negado haber coreado consignas a favor de ETA, haber lanzado piedras o haberse encapuchado, si bien el que acudió en coche -Julen P.G.- se ha reconocido en una de las imágenes cogiendo una de una bolsa que había en la calle y después en otra con gesto de lanzarla, pero ha dicho que la cogió "por inercia" al huir y la tiró a una calle, sin saber explicar por qué.

Lo que sí han mantenido los cuatro es que cuando se produjeron los incidentes, que consintieron en lanzamientos de piedras y quema de contenedores, huyeron del casco viejo para refugiarse y que los tres que llegaron en autobús, cuando se encontraban ya en la citada plaza, fueron abordados por unos policías de paisano -como comprobaron después-, que tras preguntarles la hora, se abalanzaron sobre ellos para arrestarles.

Uno de lo policías que han participado en la investigación de estos hechos ha asegurado que el día de los disturbios, que ha descrito como "una lluvia de piedras tremenda", las calles del casco viejo de Pamplona estaban abarrotadas porque había buen tiempo y había muchas familias con niños paseando.

Los cuatro acusados -tres de Errenteria y otro de Beasain- se enfrentan a siete años de prisión cada uno, por “desórdenes públicos terroristas”. La vista oral de este procedimiento abreviado tiene previstas dos jornadas: la de hoy y la del miércoles, cuando el caso debería quedar visto para sentencia, como señala el padre de uno de los tres acusados de Errenteria, Patxi Petrirena: “La petición de la Fiscalía es dura, son siete años. Estamos ante una gran incertidumbre. Por un lado, con ganas de acabar, sí, pero con mucha tensión”.

Los hechos, en cuya valoración de terrorismo difirieron la Audiencia Nacional y la Audiencia navarra, sucedieron en la tarde-noche del 11 de marzo del año pasado, al acabar una manifestación convocada por la dinámica Errepresioari Autodefentsa. En los altercados que tuvieron lugar en el Casco Viejo de la capital navarra, algunos manifestantes “encapuchados”, según la Delegación del Gobierno español en la Comunidad Foral, habrían lanzado a comercios y a agentes de la Policía “piedras, botellas y otros objetos”. Resultaron detenidas cuatro personas, una de ellas menor de edad y que en octubre quedó fuera de la causa. Fue entonces cuando declararon en Madrid otras once personas, de las que diez quedaron fuera del procedimiento y el undécimo, el joven de Beasain, será el cuarto que se sentará en el banquillo de los acusados.

Apenas una semana después de aquellas declaraciones de octubre, la jueza que llevó la instrucción, Carmen Lamela, entendió que al tener casi lista su investigación, los tres jóvenes que se hallaban en prisión desde marzo podían salir en libertad hasta la celebración de la vista oral. En ella, según Lamela, se analizará que existió “una evidente alteración de la paz pública y pusieron en peligro la integridad de los funcionarios de Policía y demás ciudadanos que estaban en el lugar de los hechos”.

“Han intentado retomar su vida, su trabajo, sus estudios, y en parte lo han conseguido, aunque no de manera normalizada”, admite sobre las puestas en libertad Petrirena, que recuerda el “duro parón de ocho meses” que supuso el encarcelamiento de los tres jóvenes de Errenteria y que llevó al primer edil, Julen Mendoza, y tres exalcaldes (los socialistas Juan Carlos Merino y Adrián López, y Sabin Olaizola, de HB) a reclamar que el juicio no se celebrara en Madrid, sino en la Audiencia Provincial de Navarra.

condenados de antemanoCorresponderá al tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, compuesto por Ángel Hurtado, Julio de Diego y María José Rodríguez, enjuiciar los hechos de aquel 11 de marzo. “Antes de ser juzgados ya han sido condenados. Estamos ante algo injusto y desmedido”, resume Petrirena la “dura petición” de siete años que ha hecho la Fiscalía. Nervioso, reconoce confía en un final en medio de “tanta incertidumbre: que no haya condena”. - Jurdan Arretxe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902