Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
gizartea

Indignación en los Pirineos franceses por la reintroducción de dos osas

Los detractores advierten de que se oponen a esta medida de sesgo gubernamental

Domingo, 20 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

F. Dolosor

Galería Noticia

F. Dolosor

La intención del ministro de Ecología galo, Nicolas Hulot, de soltar dos osas eslovenas en los Pirineos el próximo otoño ha provocado malestar entre los profesionales del sector primario en el interior de Euskadi norte y los valles bearneses de Aspe y Ossau.

El plan Oso 2018-2028 presentado por el Gobierno francés pretende aumentar la población de 43 a 50 plantígrados en los próximos meses. Hace unos días, cientos de cargos electos, pastores y representantes de los tres sindicatos agrarios de la zona se manifestaron en Pau contra este proyecto. Varios tractores y decenas de ovejas y de vacas abrieron la marcha, que recorrió las calles de la capital bearnesa para protestar ante la inminente reintroducción de dos hembras en las comarcas pirenaicas en las que tan solo quedan dos machos de esta especie: Néré, de 21 años, y Cannellito, uno de sus cachorros.

Los manifestantes advirtieron de que París tendrá que ceder y que en ningún caso aceptarán la presencia de nuevos ejemplares de plantígrado, que consideran una “auténtica provocación”.

Los representantes de las 2.200 explotaciones agrícolas y 240 pastores de la zona, que temen más ataques de esa especie, lamentan la falta de comunicación existente “entre los dirigentes urbanos y las realidades de las comarcas rurales”.

Polémica “La desconexión es total entre el Gobierno y la mayoría de los agricultores” lanzaba Bernard Layre, presidente del sindicato mayoritario FDSEA. Layre critica que París pretenda cuidar la biodiversidad perjudicando a quienes mantienen vivos los valles pirenaicos. “Si no estuvieran nuestras ovejas, aquí solo habría bosques, arbustos y zarzas”, añadía.

Desde la Cámara de Agricultura de Pirineos Atlánticos, su vicepresidente Patrick Etchegaray recuerda que la reintroducción de osos procedentes de Eslovenia no permitirá en ningún caso mantener viva la raza autóctona dado que la última osa pirenaica, Cannelle, fue abatida de dos tiros por un cazador hace catorce años. En el juicio, que se celebró en 2008, René Marquèze fue absuelto pese a que en Francia está prohibido matar osos desde 1963.

Consciente del malestar que ha provocado el anuncio de la reintroducción de los plantígrados, el ministro de Ecología ha asegurado que se desplazará a Pau para dialogar con los detractores. Según Hulot, es urgente actuar cuanto antes. El consejero regional ecologista de Aquitania, Jean François Blanco, afirmaba por su parte que la medida es muy importante para respetar la biodiversidad. Y apunta que no hay motivos para que haya problemas de convivencia entre el oso y la actividad pastoral. El presidente centrista del Consejo Departamental de Pirineos Atlánticos, Jean Jacques Lasserre, discrepa y señala que el oso “no es una prioridad en un territorio vivo y débil al mismo tiempo”. El diputado local Jean Lassalle va más allá y habla de “auténtica humillación”. El centrista lamenta que París cierre escuelas, hospitales y gendarmerías y que al mismo tiempo provoque nuevos problemas. Los colectivos ecologistas señalan que dos sondeos muestran que un 84% de los franceses y un 75% de los habitantes de las comarcas pirenaicas están a favor de la reintroducción de las dos osas.

Oso pardo En la actualidad, hay censados 43 osos en la zona pirenaica que se extiende del noreste de Navarra hasta Catalunya pasando por el valle de Arán, Andorra y los departamentos del sur de Francia. En 2017 nacieron siete cachorros, seis de ellos en el Pirineo catalán. En la zona noroccidental que une el Béarn, la Comunidad foral y Aragón, en cambio, tras la muerte de Cannelle, la última osa pirenaica, tan solo quedan dos machos: Cannelitto y su progenitor Néré.

Por su parte, la población cantábrica de oso pardo se encuentra dividida en dos subpoblaciones separadas geográficamente con características genéticas diferenciadas y con un incipiente y reducido intercambio demográfico y genético entre ambas. En la primera zona que se extiende entre Cantabria, Palencia y León se registran entre 30 y 40 ejemplares, mientras que en las comarcas de Asturias, León y Lugo hay unos doscientos.

En el Pirineo francés los agricultores advierten de que están dispuestos a preparar una auténtica resistencia. El Gobierno galo tendrá que hacer frente a más movilizaciones dado que no descarta soltar más lobos en los Alpes. Hoy en día, Francia cuenta con 360 ejemplares repartidos en 52 manadas. París quiere que la población llegue a los 500 en 2023. Europa cuenta con 15.000 lobos, de los cuales unos 2.500 se encuentran en la Península ibérica.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902