Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La toma de posesión de Torra aflora otro pulso con el Gobierno español

Las diferencias sobre la presencia del Estado complican el acto del que solo se sabe que será hoy

Javier Núñez - Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Donostia- El acto de toma de posesión de Quim Torra como 131 president de la Generalitat de Catalunya puede convertirse hoy en la escenificación de un nuevo pulso con el Gobierno español, que reclama hacer oír su voz sobre la organización del acontecimiento y sobre la presencia del Estado. Las conversaciones entre las dos partes no terminan de alcanzar un punto de acuerdo. El Ejecutivo español, que en virtud del artículo 155, todavía mantiene el control sobre el Govern hasta que este no se constituya del todo, quiere un acto al estilo habitual y con la parafernalia de siempre. Pero Torra quiere un acto breve y austero, sin pompa ni boato alguno, ya que entiende que no hay nada que celebrar dado que los impulsores de la declaración de independencia de octubre están encarcelados o fuera de Catalunya. Además, reclama que la presencia del Gobierno español sea nula.

La voluntad del equipo del president de organizar una ceremonia de perfil muy discreto y sin invitados es, entre otras razones, para evitar esa situación y que no aparezcan en la foto el delegado del Gobierno español en Catalunya, Enric Millo, y algún ministro o la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría. Planea también la duda de quién le pondrá la medalla de president a Torra. Se apunta el nombre de Artur Mas, aunque no se descarta que el Gobierno español trate de imponer a otra persona para ese ritual. Normalmente es el presidente de la Generalitat saliente el que cede la medalla presidencial a su sucesor, pero en este caso eso no va a ser posible porque Puigdemont está en Berlín y, como se ha señalado, en virtud del 155 quien dirige la Generalitat es el Gobierno español.

La incertidumbre sobre los detalles del acto era tal ayer, al cierre de esta edición, que ni siquiera se conocía la hora en la que se celebrará el acto. Lo que sí es seguro es que será hoy y seguramente en el Saló Montserrat del Palau de Sant Jaume. En la agenda del Govern hecha pública anoche no figuraban ninguno de estos detalles.

Entre las certezas sobre el acto, se sabe que Torra usará la misma fórmula que utilizó en 2016 Carles Puigdemont, esto es, sin hacer ninguna alusión ni a Felipe VI ni a la Constitución española. El president electo repetirá el esquema utilizado por Puigdemont. No está obligado a acatar el Estatut y la Constitución en el momento de tomar posesión del cargo porque hay una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que le exime de ello. Torra ya ha dicho que no lo hará y que usará la misma fórmula para tomar posesión que la usada por su predecesor, que fue “cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Catalunya representado por el Parlament”. Entonces, y con total seguridad también hoy, no habrá ninguna mención al monarca español.

Aquel episodio acabó en los tribunales pero sin consecuencias: Unión Cívica Española-Partido por la Paz denunció que Puigdemont no prometiera o jurara lealtad al rey y a la Constitución, pero el TSJC aseguró que no tenía obligación legal de hacerlo y esta sentencia es la que ahora exime a Torra de hacerlo.

Tras la toma de posesión de Torra llegará el turno de los consellers. Aunque no hay plazo determinado para ello, cabe recordar que el artículo 155 perderá su vigencia en cuanto tomen posesión los nuevos integrantes del Govern catalán. Torra ya ha avisado de que su voluntad es restituir al máximo el Govern cesado de Puigdemont y por eso propondrá a todos quienes fueron sus consellers que repitan en el cargo. Todos los exconsellers de ERC menos Toni Comín han expresado su deseo de no ser restituidos;y tres de los exconsellers de JxCat sí están en disposición de volver a serlo: Jordi Turull y Josep Rull -ambos en la cárcel- y Lluís Puig -en Bélgica-. Desde ERC siempre se ha apostado por hacer un Govern “efectivo”, es decir, que pueda trabajar desde el primer día sin problemas legales, mientras que JxCat es más partidario de restituir al Govern cesado.

En este contexto, el delegado del Gobierno español en Catalunya, Enric Millo, se ha mostrado contrario a que haya consellers con causas judiciales abiertas, en prisión o en el extranjero, aunque jurídicamente no es exigible. La Ley de la Presidencia catalana regula el nombramiento de los consellers y no especifica que su toma de posesión deba ser presencial, aunque sería algo inédito desde que se restituyó la Generalitat.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902