Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Torra promete la república con vistas a ser mañana president con el aval de la CUP

Defiende un referéndum de autodeterminación y una Constitución catalana pero no logra la mayoría absoluta necesaria para ser investido en primera vuelta

Carlos C. Borra - Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

El candidato a president Quim Torra recibe el aplauso de sus compañeros de JxCat tras su discurso de investidura, ante la indiferencia de los constitucionalistas.

El candidato a president Quim Torra recibe el aplauso de sus compañeros de JxCat tras su discurso de investidura, ante la indiferencia de los constitucionalistas.

Galería Noticia

El candidato a president Quim Torra recibe el aplauso de sus compañeros de JxCat tras su discurso de investidura, ante la indiferencia de los constitucionalistas.

donostia- Fue un discurso corto, de apenas 50 minutos, en el que no se desplegó un programa de gobierno como tal, sino que se avanzaron una serie de medidas dirigidas hacia un único objetivo: “La construcción de un Estado independiente en forma de república”. Quim Torra, candidato de JxCat a president de la Generalitat, confirmó ayer la declaración de intenciones que lanzó la víspera de cara a seguir el mandato del 1-O y abrir un proceso constituyente. Así, durante su discurso en el pleno de investidura celebrado en el Parlament, llegó a defender un referéndum de autodeterminación para constatar la “mayoría social” del independentismo en Catalunya. Sin embargo, y como era de prever, ello no fue suficiente y el aspirante no logró la mayoría absoluta necesaria para suceder a Carles Puigdemont al frente de la Generalitat.

Torra recabó 66 votos a favor de JxCat y ERC -incluidos los sufragios delegados de Carles Puigdemont, en Berlín, de Antoni Comín, en Bélgica, y de Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull, Oriol Junqueras y Raül Romeva, en prisión-, cuatro abstenciones de la CUP y 65 votos en contra de Ciudadanos, PSC, Catalunya en Comú-Podem y PPC. Todo queda a la espera, por tanto, de la segunda votación de mañana, en la que le bastará la mayoría simple de los votos de la Cámara. En este contexto, la posición de la CUP será una vez más trascendental. La formación antisistema se reúne esta tarde en Cervera (Lleida) para valorar si vota a favor o mantiene su abstención en la segunda votación, lo que, esta vez sí, sería suficiente para permitir la investidura por mayoría simple;o bien vota en contra para impedir el nombramiento de Torra y forzar una más que probable repetición de las elecciones catalanas.

El cuarto candidato a la investidura de JxCat -tras los fallidos intentos de Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull- dejó claro en su intervención que, si es nombrado president, él y su Govern asumirán “toda la responsabilidad” que se derive de sus actos y trabajará “sin descanso por la república”. Uno de los ejes del Govern será precisamente la “recuperación” de las instituciones, para lo que creará un “comisionado” adscrito al Departamento de la Presidencia que elaborará un “plan de choque” para revertir los efectos “negativos” del artículo 155.

Torra anunció asimismo que impulsará una “propuesta de Constitución de la república de Catalunya”, posterior a un proceso constituyente, y aseguró que persistirá en intentar investir a Puigdemont, a quien sigue considerando como el president “legítimo”. Fue en el turno de respuesta al líder del PSC, Miquel Iceta, que había afirmado que no hay constancia de que el independentismo tenga mayoría social, cuando Torra defendió un referéndum de autodeterminación. “Dice que no hay mayoría social y eso es lo que estamos intentando demostrar. Constatémosla de una vez. ¿Y cómo se constata? Con un referéndum de autodeterminación”, señaló.

El candidato apeló asimismo a la movilización ciudadana para conseguir la república: “La libertad de Catalunya no será obra del Parlament ni del Govern, sino que os la habéis ganado vosotros, catalanes. No renunciéis nunca a defenderla pacífica y radicalmente como habéis hecho. Así es como los pueblos ganan las victorias más bellas”.

Torra insistió en que Catalunya vive una crisis humanitaria porque hay “presos políticos y exiliados y centenares de investigados por haber defendido un proyecto democrático como es la independencia”, y consideró que deberían asumirlo tanto el Gobierno español como el rey, por lo que Europa debería tomar a su juicio cartas en el asunto. Su discurso contrastó con el de Jordi Turull (JxCat) en el debate de investidura del 22 de marzo: en aquella ocasión el exconseller no mencionó la palabra república, en un discurso de más de una hora.

Torra dejó claro desde el primer momento dos cosas: que considera que el president legítimo es Carles Puigdemont y no él, y que el objetivo primordial del mandato es “trabajar sin descanso para la república” porque así lo avaló el 1-O. “Yo no tendría que estar aquí, no tendría que estar haciendo este discurso ni pedir la confianza de la Cámara. Hoy tendría que estar el Muy Honorable Presidente Puigdemont”, y citó uno por uno a todos los dirigentes soberanistas presos y exiliados.

Dijo aspirar por ello a ser un president provisional para que pronto el expresident pueda volver a ser investido: “Puigdemont debería ser quien haga hoy el discurso de investidura. Puigdemont deberá ser quien, lo antes posible, lo haga. Es quien cuenta con el voto favorable de la mayoría absoluta de la Cámara”. Asumió toda la responsabilidad de lo que pueda hacer su Govern y pidió que no recaigan en otros las consecuencias de eventuales decisiones polémicas: “Solo a nosotros se nos puede pedir cuentas de lo que haremos;nunca a los que están en la cárcel o el exilio”.

“Ciclo autonómico”Este relato no fue suficiente para convencer a la CUP, como se demostró a la hora de la votación. Así, el diputado cupero Carles Riera se mostró crítico con el discurso de Quim Torra, por considerar que JxCat y ERC desean entrar en “un ciclo autonómico” en lugar de apostar por “la desobediencia y la unilateralidad para construir la república”. En lo que al resto del arco soberanista se refiere, el actual líder de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, expresó su coincidencia con el aspirante y advirtió de que “España gana o pierde, pero nunca negocia por voluntad propia”. Desde el partido de Torra, JxCat, su portavoz adjunto, Eduard Pujol, alabó el discurso y avisó de que “el compromiso con el 1-O es tozudo e irreversible, porque el 1-O lo cambió todo”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902