Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Podemos busca su espacio ante las posiciones encontradas en el nuevo estatus

El PSE amaga con un voto discrepante, y el PP cree que PNV, EH Bildu y la coalición morada siguen la hoja de ruta de ETA

Míriam Vázquez - Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

El jeltzale Iñigo Iturrate dialoga con Pili Zabala y Lander Martínez (Elkarrekin Podemos).

El jeltzale Iñigo Iturrate dialoga con Pili Zabala y Lander Martínez (Elkarrekin Podemos).

Galería Noticia

El jeltzale Iñigo Iturrate dialoga con Pili Zabala y Lander Martínez (Elkarrekin Podemos).

Donostia- La reunión de la Ponencia de Autogobierno se saldó ayer sin ningún acuerdo concreto sobre el preámbulo del nuevo estatus. Las posiciones continúan muy alejadas entre los socialistas (que piden una reforma de la Constitución española para poder encajar el blindaje del autogobierno y ampliar el acervo competencial), y el PNV y EH Bildu (que defienden la vía de los derechos históricos para actualizar el autogobierno sin necesidad de la reforma constitucional, porque esos derechos ya los reconocen la propia Constitución española y el Estatuto de Gernika). En ese contexto, Elkarrekin Podemos buscó su espacio y trató de situarse en la centralidad planteando que su propuesta sea la base para el trabajo. Para ello, moduló sus planteamientos y dejó de citar el derecho a decidir entre los ejes más importantes de su propuesta, aunque lo mencionó en la ronda de preguntas, cuando reconoció que su posición y la del PNV no están alejadas. No obstante, volvió a aclarar que no entrará en un acuerdo en el que no estén los socialistas, una decisión que podría tener un alto coste político para su marca en Madrid y que, además, complicaría el logro de mayorías en el Congreso de los Diputados para ratificar el estatus. También insinuó la vía de la reforma constitucional.

La reunión se produjo en un clima enrarecido por las filtraciones a la prensa y el endurecimiento de las críticas del PSE a la propuesta del PNV, su socio de gobierno. Esos prolegómenos no generaron el mejor ambiente para la negociación. No se esperaba un acuerdo en la cita, pero lo sucedido en las últimas horas enterró por completo cualquier posibilidad, por mínima que fuera. El PP, que no quiere reformar el Estatuto, se descolgó con unas declaraciones sorprendentes en este nuevo tiempo sin ETA, y acusó a los jeltzales de haber presentado la propuesta que quería la organización ya disuelta. Los populares no registraron ninguna iniciativa y, para el desconcierto de todos, tampoco los socialistas. Las fuentes del PSE consultadas por este periódico lo atribuyeron a una confusión con la metodología porque habían interpretado que se iba a trabajar en un documento de bases. El tono fue muy crítico, y avisaron en público de que se reservan el derecho a plantear un voto discrepante. Preparan el terreno para desmarcarse.

discreción en pnv y eh bilduLos únicos partidos que ayer no comparecieron ante la prensa fueron el PNV y EH Bildu. Fuentes de la coalición aber-tzale consultadas por este periódico realizaron una valoración positiva del encuentro y opinaron que “estamos un poco más cerca del nuevo estatus que necesitan los vascos”. Esa lectura positiva provocó que se decantaran por la discreción, para no dinamitar los trabajos. El grupo interpretó que el documento del PNV iba a servir como base para el debate, y ha realizado sus aportaciones con ese esquema, a modo de enmiendas a esa iniciativa.

La próxima reunión de la ponencia tendrá lugar el miércoles, aunque los grupos se proponen reunirse en paralelo para avanzar en la búsqueda de un consenso. Esta dinámica da una medida de lo alejadas que están las posiciones y el trabajo que queda por delante. En ese contexto, el portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, aseguró en rueda de prensa que su bancada se ha encontrado con “propuestas maximalistas que vuelven a dificultar el avance”. Por ello, dijo que su grupo “representa la opción integradora”. Cuando resumió los puntos más importantes de su iniciativa, no citó el derecho a decidir, y recalcó el blindaje de los derechos sociales, mayores cotas competenciales en sanidad y educación, y el carácter nacional de Euskadi y sus vínculos con Nafarroa e Iparralde.

Moduló su propuesta con algunas precisiones que no fueron más allá del matiz, como cuando aseguró que su concepto de partida es Euskadi y no la Euskal Herria de los siete territorios del PNV, pero después añadió que no quiere decir que ese término no pueda aparecer en el estatus. Sobre el derecho a decidir, dijo que habrá que “pulir” algunos puntos de su propuesta y la del PNV, y por primera vez aseguró que la apuesta de los jeltzales por un Estado confederado plantea algunas dificultades. El documento de Podemos ve margen para blindar el autogobierno y ampliar las competencias dentro de las posibilidades que ofrece la Constitución española, pero ayer puntualizó que el Estado confederado “plantea dificultades para articularlo a través del Estatuto”. Se acerca al PSE, que pide una reforma constitucional previa y cree que el modelo de Estado no se puede reformar desde un Estatuto de Autonomía. Martínez trató de proyectar guiños a todos los partidos y apostó por un “acuerdo histórico, no de una mitad sobre otra mitad”. “Vamos a ser la locomotora del encuentro entre diferentes”, dijo.

El portavoz socialista, José Antonio Pastor, cargó contra la “muy parcial visión de la historia” del PNV, y volvió a desmarcarse de la vía de los derechos históricos. “Nuestro proyecto es más de derechos sociales que de derechos nacionales, porque en derechos sociales nos podemos ver representados todos y, en los llamados derechos nacionales, no”, dijo. Avisó de que su partido se reserva el derecho a presentar un voto particular. Aunque detectó “intentos de acercamiento de posiciones”, aseguró que “hay que verlo en el papel”. En cualquier caso, aclaró que no va a suponer ningún problema para el gobierno de coalición, porque este asunto quedó expresamente fuera de su acuerdo.

Desde el PP, Borja Sémper aseguró que este nuevo estatus es “el Estatuto de Kanbo, de los que allí fueron;recoge la hoja de ruta marcada por ETA en su comunicado de disolución”. A su juicio, hay un emplazamiento a acordar entre PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, “dejando de lado al resto”.

respuesta del pnv a sémperEl PNV respondió a la noche a las acusaciones de Borja Sémper con una nota de prensa muy crítica en la que aseguraba que sus declaraciones son una “provocación y en absoluto se corresponden con lo sucedido”. “La de hoy es una semperada más, la enésima”, lamentaron los jeltzales. Le recriminaron, además, que haya sido precisamente él quien haya hecho esas declaraciones, cuando se ha presentado a la reunión sin un solo papel, “sin una sola idea y sin una sola propuesta, en la que viene siendo la constante del PP en estos seis años de trabajo en el seno de la Ponencia de Autogobierno”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902