Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

“La Real es mi vida”

Carlos Martínez se despidió de la Real y su gente con un sinfín de agradecimientos, una sentida declaración de amor a los colores txuri-urdin y un deseo por jugar el sábado

Mikel Recalde - Martes, 8 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Jokin Aperribay y Carlos Martínez, antes de comenzar la rueda de prensa.

Jokin Aperribay y Carlos Martínez, antes de comenzar la rueda de prensa. (Iker Azurmendi)

Galería Noticia

Jokin Aperribay y Carlos Martínez, antes de comenzar la rueda de prensa.Carlos Martínez y el presidente de la Real, Jokin Aperribay, se abrazan al finalizar la rueda de prensa del navarro en Anoeta.

donostia- Otra leyenda txuri-urdin, Carlos Martínez, se despidió ayer de la Real en una sencilla pero sentida rueda de prensa, a la que asistieron todos los estamentos del club, con la totalidad de la plantilla incluida a la cabeza. Los jugadores demostraron que se marcha una de las referencias del vestuario y, entre risas, no dudaron en ovacionarle cuando acabó dos de sus intervenciones.

El navarro, a quién acompañó su mujer para superar este trago siempre difícil para un jugador, reconocía que se le va a hacer muy extraño dejar su club de toda la vida: “Todavía creo que no he asimilado la noticia. Me va a costar no volver a ver Zubieta. Para mí, la Real es mi vida. Vine con 14 años y he pasado por todas las categorías. Llevo este escudo en el corazón. He conseguido algo que cuando llegué no pensaba lograr. Estoy orgulloso de lo que he hecho y cómo lo he hecho. Estos 19 años van a ser mi vida y la Real va a estar siempre en mí”.

A la hora de comenzar una interminable lista de agradecimientos, comenzó por su esposa: “La Real me ha dado muchas cosas buenas y he hecho una familia. Entre ellas, conocer a mi mujer. Me gustaría dar las gracias a mis padres, porque sin ellos no hubiera podido llegar aquí. También agradecer a mis compañeros. Mi último año y medio ha sido muy difícil, y siempre han estado ahí. Me han levantado el ánimo y han estado aquí cuando los he necesitado. La Real, vaya donde vaya, va a ser lo primero para mí. Confío en mis compañeros y el año que viene van a dar mucha guerra”.

Dentro del club, siempre se ha sentido respaldado: “Otras dos personas importantes en mi carrera han sido Labaka, un ejemplo en todo, y Aranburu, un ejemplo como nuestro capitán Xabi Prieto. Es un privilegio y un honor haber compartido vestuario con ellos”. Y el momento más sensible fue cuando se acordó de sus dos compañeros con los que llegó a Zubieta: “Xabier Flores, que desgraciadamente se nos fue, y Mario Soravilla. Perderle (a este último) fue un palo muy duro, difícil de asumir, y desde entonces solo pensaba en llegar al primer equipo y brindarle todo esto. Espero que desde arriba hayan disfrutado de esto. También de Tximist, una persona que cuando todo iba mal estaba ahí, levantándonos el animo. Espero que todos estén orgullosos y satisfechos de mí”.

Carlos Martínez tiene entre ceja y ceja despedirse de corto este sábado ante el Leganés: “Voy a intentar por todos los medios poder estar en el campo el sábado. Ha sido un año y medio muy complicado y me hubiera gustado acabar de otra manera, pero es momento de sacar todo lo bueno. Me ha tocado vivir unos años muy buenos. Llegué en un tiempo muy delicados para el club, y es de lo que me siento más orgulloso, de haber sacado esto adelante. El ascenso y la clasificación para Champions han sido de los mejores momentos de mi vida. Este barco, a día de hoy, está bien amarrado y esperemos que siga así”.

Como momento, el ascenso: “Por lo que significó y cuándo, cómo y dónde fue. Fue inolvidable para todos. El recibimiento fue espectacular y ese día, para mí, fue el mejor que he vivido como realista y que seguro que no voy a poder olvidar”.

En su vocabulario no entra la palabra decepción a la hora de referirse a su salida: “Jamás me voy a ir decepcionado de aquí. Ha sido un orgullo haber llegado hasta aquí y es una decisión de club. Para nadie es fácil haber tomado esta decisión, pero es fútbol. No se pueden hacer las cosas por caridad. Me hubiera gustado seguir, pero somos un club de cantera. Una de las claves del fútbol es fichar, pero también contar con la cantera. Han salido grandes jugadores y en el Sanse hay chicos que lo están haciendo bien. Si por mi fuera, me quedaría aquí toda la vida, pero es entendible y respeto todas las decisiones”.

Fue el instante que aprovechó para felicitar al Sanse por su clasificación para el play-off: “Lo que nos pasó a nosotros fue aún más duro. Ya estábamos lamiendo la victoria, y un gol en el 92’ nos echó fuera. Fue de las primeras veces que he llorado en el fútbol. Es una experiencia bonita que cuesta mucho. La Segunda B es complicada y los chavales deben disfrutarlo. Ahora no lo van a hacer porque por primera vez van a sentir presión, pero que hagan lo que han hecho hasta ahora y disfruten. Que jueguen no con la idea solo de ascender, sino que piensen que están en un club de cantera que da muchas oportunidades”.

Sobre su futuro no aclaró demasiado, aunque seguirá en activo: “Me gustaría seguir en la Liga, porque así podría disfrutar del nuevo estadio. Ahora se abre un abanico y no me niego a ninguna opción, pero claro que me gustaría seguir en la Liga. Si hay que salir, tanto mi familia como yo no tenemos ningún problema. Otros compañeros lo han hecho y están muy contentos. Lo importante es ser feliz y disfrutar”.

El de Lodosa todavía no tiene claro su retirada y los planes que afrontará: “Aún no lo he pensado. Siempre tengo el fútbol en la cabeza, pero llega un momento en el que esto se acaba. El fútbol es parte de mi vida, pero si dijera otra cosa, seguro que Zuru se iba a reír de mí, así que lo dejaré para más adelante”.

Once años en el primer equipo, que se dicen rápido: “Se queda en un número, pero han sido con mucha competencia desde que empecé, primero con Gerardo, luego Estrada, Zaldua y ahora Álvaro, pero con él ya no he coincidido mucho. La competencia te hace mejor. A veces pienso qué hubiera pasado si en 2016 no caigo lesionado tan grave, porque fue en un momento que el equipo y yo estábamos muy bien”. Su prioridad es volver a sentirse futbolista: “La verdad es que, desde que caí lesionado, es mi objetivo. Siempre que he estado bien, las cosas me han ido bien. La idea ahora es recuperarme”.

Anoeta se queda sin uno de sus héroes preferidos: “Estoy muy agradecido a toda la afición. Siempre me he sentido querido y valorado, y la gente se ha portado muy bien conmigo. Son muchos años y me llevo también el cariño de la gente de Zubieta. La Real es eso, el día a día y el trabajo en Zubieta. Nunca es fácil tener el apoyo de la gente y yo siempre lo he dado todo y es algo que se valora. Estoy muy orgulloso de ello”.

La banda derecha no será la misma sin Prieto ni Txarly: “Para mí va a ser un honor despedirme el mismo día de Xabi. Agradecerle esa banda derecha en la que hemos pasado grandes momentos”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902