Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Declaración de la presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, Uxue Barkos

Sábado, 5 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

La declaración final de ETA dada a conocer en el día de ayer pone fin a un periodo histórico oscuro, marcado por la violencia y el dolor. Un periodo en el que la convivencia pacífica quedó rota en nuestra sociedad por quienes acudieron a la violencia y practicaron el terrorismo. Y precisamente por eso, y especialmente por ello, las instituciones vamos a trabajar por que hoy comience un nuevo tiempo.

La desaparición de ETA, su disolución unilateral, efectiva y definitiva, era una exigencia de nuestras instituciones y nuestras sociedades reclamada desde hace mucho tiempo. La acción terrorista de ETA ha causado un dolor y una pérdida irreparables a miles y miles de personas, víctimas de una violencia injusta e injustificable. ETA nunca debió existir porque nunca nadie debió creer que podía tomar las armas para atacar a otras personas en la supuesta defensa de una idea o proyecto, para pretender suplantar la legítima expresión de soberanía emanada del pueblo.

Tras el abandono de la violencia por parte de ETA, su desarme hace poco más de un año y su disolución ahora, ha llegado el momento de avanzar en una memoria crítica del pasado que reconozca el carácter injusto e injustificable de la violencia. La memoria recupera del pasado el relato de lo acontecido para que recordemos, para que no olvidemos, para ponernos ante el espejo de la historia y para no caer en la injusticia del olvido o la desmemoria. La memoria es la que nos permite, además, que lo ocurrido en el pasado no se distorsione o, peor aún, se justifique.

ETA nunca debió existir;nunca nadie debió creer que podía tomar las armas para atacar a nadie

La memoria es la que puede hacer que en el presente, nuestro pasado y nuestro futuro se den la mano. Porque la memoria no es sólo una cuestión de pasado, sino también, y sobre todo, una cuestión de futuro. La memoria tiene que ver con las futuras generaciones y con la transmisión de una cultura de paz a nuestros hijos e hijas, a nuestros nietos y nietas, para que no olviden lo ocurrido, para que las víctimas no puedan caer en el olvido, y para que quienes finalmente vivan en una sociedad sin violencia puedan construir un futuro mejor.

La memoria es la base sobre la que construir una convivencia pacífica en una sociedad más ética, más justa y más democrática que dé respuesta a la reparación integral a la que tienen derecho las víctimas. Y, aunque plural y diversa, la memoria debe compartir una base firme, sustentada por los Derechos Humanos y la dignidad humana como elementos incuestionables e invulnerables, incluida la superación de la excepcionalidad en las políticas penitenciarias. Lamentablemente, el comunicado final de ETA no ha proyectado una mirada ética y crítica a las consecuencias de su acción, reconociendo la injusticia del daño causado a todas las víctimas, a todas ellas sin excepción.

Pero tampoco podemos obviar que el comunicado marca la dirección de un nuevo tiempo;y no lo debemos obviar, porque la sociedad se lo merece. Traslada la definitiva desaparición de ETA y nos sitúa en un nuevo escenario en el que nuestra responsabilidad es la de convertir la tragedia del pasado en esperanza de futuro a partir de esa memoria justa y verdadera.

Por mi parte, como Presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, reitero mi compromiso y el de mi Gobierno con el trabajo en favor de la convivencia. Seguiremos impulsando, con convicción, ilusión y esperanza, políticas públicas centradas en el reconocimiento y la reparación del dolor provocados por el terrorismo y la violencia, en el derecho de las víctimas a la verdad y a la justicia, y en la transmisión a las futuras generaciones de una cultura de paz y de los valores de la convivencia y el respeto a los Derechos Humanos. Porque algo tan trágico nunca debió producirse y ahora debemos consolidar las bases para que nunca vuelva a repetirse.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902