Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
GASTROLEKU

‘ITV’ al pintxo guipuzcoano

EL PASADO 23 DE ABRIL SE CELEBRÓ EN DONOSTIA LA FINAL DEL | XX campeonato de pintxos de gipuzkoa

Mikel Corcuera - Viernes, 4 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Podio de ganadores del XX Campeonato de Pintxos de Gipuzkoa.

Podio de ganadores del XX Campeonato de Pintxos de Gipuzkoa. (Foto: Ritxar Tolosa/ Ondojan.com )

Galería Noticia

Podio de ganadores del XX Campeonato de Pintxos de Gipuzkoa.


El pasado 23 de abril, día de Sant Jordi, no se veía a muchos donostiarras por la calle con un libro y una rosa, pero por la tarde una multitud cada vez mayor empezó a juntarse en los salones del Hotel María Cristina. El motivo no era una presentación literaria, no, sino la celebración de la final del XX Campeonato de Pintxos de Gipuzkoa, que por segundo año consecutivo se disputó en las lujosas dependencias del magno hotel donostiarra, en esa especie de tierra de nadie que es la plaza de Okendo, situada a la misma distancia de las tres principales zonas de pintxos donostiarras. A saber: la Parte Vieja, Gros y el Centro.

Mientras una multitud de hosteleros, gastrónomos, informadores, fotógrafos, cocinillas y curiosos se iba congregando en las cercanías del escenario, los miembros del jurado, escondidos en una habitación contigua y rodeados de exageradas medidas de seguridad (baste comentar que en caso de acudir al servicio debían hacerlo acompañados de un miembro de la organización) iban degustando uno a uno los 21 pintxos que habían pasado a la final tras la primera criba durante la cual los organizadores visitaron los casi 50 bares que se apuntaron a la competición.

Entre los afortunados que pudieron catar los pintxos elegidos se encontraban el periodista gastronómico bordelés Jacques Ballarin;el chef y propietario del Restaurante Amelia de Donostia Paulo Airaudo;el veterano cocinero y profesor del BCC Fernando Bárcenas;la joven promesa vizcaina Jerónimo Pena, segundo de cocina en el Restaurante San Mamés;el director del hotel María Cristina Ned Capeleris, y nuestro amigo Josema Azpeitia, coordinador de Ondojan.com.

Llamó la atención que los tres pintxos del podio estuvieran compuestos principalmente por productos del mar o del río. Asimismo, es resaltable que tan solo pasaran a concurso pintxos de Donostia, Irun y Hondarribia, las tres localidades que más a menudo se han hecho con el palmarés del mismo. Ignoramos si esto es debido a la casualidad o al hecho de que cada vez son menos los locales ajenos a este triángulo los que se animan a participar. Sería conveniente analizarlo con cierta preocupación.

Único en su especie Sea como fuere, este es el campeonato de pintxos que aparentemente menos reticencias debería crear, ya que es único en su género y no se utiliza la fórmula de showcooking, con lo que los jurados ignoran (aunque nuestro territorio sea un pañuelo) quién es el autor del pintxo que están probando. Así las cosas, el Plato de Oro fue ganado por Mika, el pintxo con el que Mikel Muñoz y Mikaela Pop, del Gran Sol de Hondarribia, se impusieron antes en el Campeonato de Pintxos de Euskal Herria de 2017.

El Plato de Plata, por su parte, recayó en el Bar Oquendo de Donostia, cuya cocina está dirigida desde hace más de un año por el genial chef Carlos Nuez, rostro habitual en el palmarés de estos concursos. El Plato de Bronce, por su parte, se fue a Gros, concretamente, al emergente restaurante Galerna Jan Edan, que el año pasado también hizo podio en el concurso.

Además de estos premios, la organización hizo entrega del Premio Eusko Label, concedido al bar Next Bi de Aly Rahau, así como del Premio a la Originalidad, ganado por Ángela Basabe, del bar Gaztelumendi de Irun. Una virguería ideada ya para otro concurso anterior y en la que fue parte decisiva el joven hondarribiarra Markel Ramiro Gastañares (por cierto, ex-alumno mío en el BCC), que aportó a las bases tradicionales de esta casa las ideas más locas (servido el taco en una colorista y ficticia calavera de soporte) mediante la fusión entre Mexico y Euskal Herria.

Mika, el pintxo ganador, es una renovada brocheta de gamba, con bacon en tempura de cerveza, verduras, pimentón, algas, mayonesa y lima rallada, todo ello sobre pan de cebolla y otra infinidad de ingredientes que dan al bocado presentado por el Gran Sol. Una pasada de sabor, así como un divertido juego de texturas. Además, entra, al igual que el resto de ganadores, a excepción del Eusko Label, en la filosofía inicial del "pintxo", es decir, un bocado que puede cogerse con la mano y ser consumido en tres o cuatro bocados.

El Plato de Plata consistía en un tributo a los espetos de sardina y fue bautizado con mucha coña por el incansable Carlos Nuez como Espeto con respeto. El bocado consistía en una mini brocheta con dos trozos de sardinas marinadas sobre una base de dos calçots, salsa romesco, tartar de fresa, mayonesa de sardina zaharra y las espinas crujientes de las sardinas. La brocheta se consumía de un bocado y era continuada con una cuchara en la que reposaba polvo ahumado de madera de roble, una cabeza de sardina en conserva y un poco de la mayonesa de sardina vieja antes comentada.

Finalmente, el Plato de Bronce, presentado por Rebeca Barainca y Jorge Asenjo del encantador Galerna de Gros, es un bocado en el que el río es el protagonista, con trucha del pantano de Yesa marinada, ahumada y ligeramente escabechada, emulsión del escabeche, huevas de la propia trucha, helado de tomate y brotes de acedera e hinojo. Una delicia que derrocha frescura y cocina de la buena.

La final del concurso se desarrolló sin sobresaltos, se cumplieron los tiempos y todos los concursantes hicieron gala de un exquisito fair play, hasta los que no se hicieron con ningún galardón. El buen rollo fue la tónica de la jornada y quedó demostrado que en Gipuzkoa se sigue manteniendo un más que interesante nivel en el campo de la cocina en miniatura, a pesar de que el turismo y la comercialidad clónica están haciendo mella en el sector.

También es interesante comprobar que en su mayoría son cocineros y cocineras jóvenes y cargados de ilusión los que se están imponiendo en estos concursos. Baste como ejemplo el caso de Paul Arrillaga, del bar Zazpi, que había ganado de calle las dos últimas ediciones del concurso y que en ésta se encontraba también entre los finalistas. Esperemos que no decaiga la tendencia y que el pintxo siga manteniendo su prestigio y calidad, deparándonos más sorpresas y alegrías que decepciones.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902