Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Cartas a la Dirección

Observar, callar, fluir

MIREN JONE AZURZA - Jueves, 3 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

En un momento de reflexión sobre el periódico recién leído, me vino a la cabeza el término “bondad” y dudé de si no será un concepto que tal vez hoy se nos ha quedado olvidado. ¿Qué supone ser bueno en la vida diaria, en el trabajo, en la política, en lo espiritual? ¿Cómo se aprende a ser bueno? Es claro que necesitamos renovar nuestros métodos de aprendizaje, ya que el clásico del “ver, juzgar, actuar”, nacido en Francia el siglo pasado y muy bien aceptado entre nosotros, ha quedado obsoleto para este tiempo nuevo. De Uruguay nos llega el mensaje alentador del educador cristiano Stefano Cartabia, creador de un sistema capaz de llevar a las personas a tener una nueva visión del mundo y sus ejes fundamentales, para poder mejorarlo. Subraya cuatro ejes de cambio: 1. La dimensión espiritual del ser humano y de lo real, aspecto central que impulsa la búsqueda espiritual de nuestro tiempo. 2. Una espiritualidad integral según la cual el ser humano no es el centro del universo, sino parte del universo, de donde surge una visión de totalidad del saber y de todo lo “eco”. 3. La unidad. Hay una raíz común que podemos llamar “ vida”. Nos sentimos parte de un Todo. El anhelo de unidad anima a muchas búsquedas. 4. La física cuántica ha revolucionado la visión científica y hay que tenerla en cuenta. A partir de estos ejes propone el método teológico-pastoral del “observar, callar, fluir”. Y cierra así: Somos el universo expresándose en diversas formas. “Fuera” no hay nada. Toma la cita del Maestro Eckhart: “El ojo con el cual veo a Dios es el mismo ojo con el que me ve”. A la realidad llegamos observando, sin interpretar, en neutralidad, más allá de lo mental. La observación pura es también pura aceptación y puro amor. Por eso el segundo paso es callar. Entramos en el silencio creador. Desde él contemplamos, aceptamos, amamos. Luego, desde la pura observación y la práctica del silencio, aprendemos a fluir. Se fluye con la Vida porque nos descubrimos UNO con esa misma Vida y de ahí surge la acción correcta y necesaria en este mismo instante. Soltamos el ego y nos convertimos en cauces por donde la Vida/Dios actúa. Es la única liberación auténtica.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902