Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
ekonomia

Las medianas empresas vascas tienen un buen riesgo de crédito y dificultades para mejorar sus márgenes

Las compañías guipuzcoanas, navarras y alavesas tienen una evolución positiva, mientras las vizcainas registran menor dinamismo

Carlos Etxeberri Aitziber Muga - Martes, 1 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Vista de un polígono industrial guipuzcoano.

Galería Noticia

Vista de un polígono industrial guipuzcoano.

DONOSTia- Las empresas medianas vascas tienen un riesgo de crédito bueno gracias a su situación patrimonial, que se convierte en una de sus fortalezas frente a una debilidad a la hora de generar margen en su actividad y obtener un rendimiento de su activo. Por sectores, destaca el de servicios, que presenta una situación de mayor debilidad en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV), seguido del de construcción, que también está en una posición negativa en Navarra.

La situación de riesgo de crédito de las medianas empresas de la CAV y Navarra -es decir, aquellas que tienen una plantilla entre 50 y 249 trabajadores y en una escala de un mínimo de 1 y un máximo de 11-, tiene una calificación positiva de 7,69 en el primer caso y 7,99 en el segundo, similar a la de sus homólogas del Estado, que registran un 7,63. Por territorios, la situación difiere de manera sustancial, ya que mientras Gipuzkoa cuenta con una calificación de riesgo favorable del 7,91 y Araba un 7,93, en Bizkaia este parámetro cae al 7,48, que puede justificarse por el menor dinamismo de sus empresas respecto a las de los otros territorios vascos.

Estas son algunas de las conclusiones que sobre este segmento de las pymes vascas se recogen en el Observatorio Económico-Financiero de la Empresa Vasca que ha elaborado Orchestra-Instituto Vasco de Competitividad, y que hace público el Grupo Noticias.

Estos datos, correspondientes al año 2016 y que son los últimos que se disponen, se han obtenido tras analizar los resultados de un total de 1.281 empresas de la CAV y de 393 compañías en Navarra, que representan el 0,9% del conjunto del tejido empresarial, respectivamente.

Ampliando el periodo de análisis hasta el año 2009, el informe pone de relieve que la situación de las medianas empresas vascas presenta una tendencia positiva, aunque con un comportamiento dispar. En 2009, al inicio de la crisis económica, las empresas medianas de la CAV presentaban una mejor, aunque leve, situación que sus homólogas navarras y más favorable que la media de las compañías de este tamaño del Estado.

A partir de ese año las empresas medianas vieron deteriorada su situación, aunque este proceso fue más acusado en Navarra. Sin embargo, a partir de 2012 las empresas medianas navarras comenzaron a mejorar en un proceso de crecimiento que no se vio correspondido en el caso de la CAV y el Estado al no incorporarse a esta tendencia hasta el año 2013. A partir de 2014, las empresas medianas vascas muestran una evolución favorable debido al dinamismo mostrado por la economía.

En un análisis por territorios, durante el periodo 2009-2016 las diferencias sobre el comportamiento de las empresas medianas de Araba y Gipuzkoa respecto a las vizcaínas son muy significativas. Las compañías alavesas y guipuzcoanas tienen una evolución similar, con un desfase de un año más tarde en el caso de estas últimas. Las empresas medianas de Bizkaia mostraron en este periodo de tiempo una evolución más errática, hasta el punto de perder la posición más ventajosa con la que contaban.

Es más, el informe elaborado por Orchestra-Instituto Vasco de Competitividad pone de relieve que las empresas medianas de Bizkaia mostraron una menor capacidad para aprovechar el contexto favorable de recuperación económica, ya que su evolución ha sido más débil que sus homólogas vascas.

En cuanto a las variables financieras que determinan el riesgo de crédito de las empresas medianas, las compañías de este tamaño de la CAV y Navarra presentan una buena situación en lo que se refiere a la autonomía financiera y liquidez ácida. Aunque el periodo de pago muestra un comportamiento moderado, sin embargo, este parámetro financiero es el que mejor evolución positiva ha tenido en el periodo comprendido entre 2009 y 2016.

Por otro lado, aunque el EBITDA (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de las empresas medianas vascas en 2016 presenta una buena situación, sin embargo, según destaca el informe, la evolución de esta variable no ha sido positiva, algo que no sucede con la variable ROA (Rentabilidad respecto a su activo), que registra un mejor comportamiento respecto a 2009, aunque su tendencia sigue siendo moderada. En el aspecto negativo destaca la solvencia a corto plazo que presenta una débil situación debido a una excesiva necesidad de financiar existencias.

Comparando con las empresas medianas estatales, las compañías de la CAV presentan una mejor posición en las variables de autonomía financiera, liquidez ácida y ratio de garantía. Sin embargo, las firmas de la CAV tienen una situación más débil en el periodo de pago, EBITDA, ROA y cobertura de carga financiera.

Si la comparativa se hace con las empresas navarras, la posición de las compañías del territorio foral es mejor que la media de las españolas en autonomía financiera, ratio de garantía, cobertura de deuda, y solvencia a corto plazo. Sin embargo, esa situación es más débil en lo que se refiere al EBITDA y al ROA.

El Observatorio Económico-Financiero de la Empresa Vasca analiza también la situación de riesgo de crédito de las empresas medianas vascas por sectores que, aunque en términos generales es similar, sin embargo, difiere según el ámbito territorial que se trate. En este sentido, el de servicios presenta una situación débil en la CAV respecto a la media española, al que hay que sumar el de la construcción, que muestra la misma posición en Navarra y en el conjunto estatal. En el plano positivo destaca el sector de Hostelería, que tanto en la CAV como en Navarra tiene una situación favorable, al que hay que añadir en el caso del territorio foral el de Transporte.

Las medianas empresas, que como un segmento importante dentro de las pymes, registrarán en el periodo 2016-2018 un crecimiento en el Estado del 4% de su valor añadido, según las previsiones de la Comisión Europea, tienen un peso muy importante en el tejido económico vasco y han sido un elemento fundamental en la recuperación económica del país. En este sentido, el actual contexto financiero de liquidez y tipos de interés bajos a medio plazo puede ser aprovechado por las medianas empresas para fortalecer su estructura empresarial y crecer, lo que permitirá disminuir su riesgo de crédito.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902