Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
gizartea

El 9% de los hogares no puede mantener una temperatura adecuada en invierno

El coste medio de la factura asciende a 1.292 euros anuales
La Diputación impartirá 40 talleres y publicará una guía con recomendaciones para reducir el consumo y potenciar el ahorro

Iraitz Astarloa Ruben Plaza - Sábado, 28 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Presentación ayer en Donostia del refuerzo del programa Argitu para la reducción del consumo energético y potenciar el ahorro.

Galería Noticia

Presentación ayer en Donostia del refuerzo del programa Argitu para la reducción del consumo energético y potenciar el ahorro.

algunas pautas

Bajar las persianas y correr las cortinas durante la noche para mantener el calor. Utilizar alfombras para mejorar el aislamiento de los suelos. Distribuir de forma adecuada los muebles, evitando colocar elementos junto a los radiadores. Evitar sistemas de calefacción eléctricos. Utilizar silicona, masilla o burletes para reducir las filtraciones de aire. Instalar válvulas termostáticas en los radiadores y colocar paneles reflectantes detrás.

Evitar duchas de más de cinco minutos. Instalar grifos con limitadores de caudal, así como gritos termostáticos en la ducha. Instalar cabezales de ducha eficientes y no accionar los grifos en posición de agua caliente si no es necesario. Optar por calderas de condensación o de baja temperatura.

Pintar las estancias con colores claros. Al estudiar o trabajar utilizar luces de escritorio en lugar de la luz principal. Utilizar lámparas con etiquetado energético A+ o superior. Evitar luminarias con muchas bombillas. En zonas exteriores, utilizar luminarias alimentadas por luz solar.

A la hora de sustituir cualquier electrodoméstico, optar por aquellos con el etiquetado A+ o superiores. Ajustar el termostato del refrigerador a una temperatura mínima de 5 grados y el congelador a una mínima de -18. Evitar abrir y cerrar el frigorífico de forma continuada. Mantener el congelador lleno. Utilizar los ciclos ECO. Utilizar el centrifugado a 1.000 revoluciones. Poner en marcha los electrodomésticos de lavado a carga completa. Apagar el horno antes de terminar de cocinar.

Aprovechar las primeras horas de la mañana y la noche para ventilar la vivienda. Reducir la necesidad de refrigerar el hogar protegiéndolo de la radiación solar mediante toldos, persianas y parasoles, siempre que sean de tonos claros.


Entre 2008 y 2016 el consumo de energía en Gipuzkoa ha caído un 14%, mientras que la factura se ha encarecido un 4%

A la hora de circular evitar llevar sobrepeso, portaequipajes exteriores, neumáticos bajos de presión o las ventanillas totalmente bajadas. Al poner el aire acondicionado seleccionar una temperatura de referencia de 23 grados. Conducir de forma eficiente, utilizando marchas largas y circulando a bajas revoluciones. A la hora de sustituir los neumáticos, optar por aquellos de mayor calificación energética. Al comprar un vehículo, optar por aquellos con etiquetado energético de clase A o B.

donostia- Hacer frente a la factura energética cuesta a los guipuzcoanos una media de 1.292 euros al año, un importe que no todos los hogares pueden asumir. Según los datos que maneja la Diputación, el 13,2% de los hogares hace un gasto excesivo en energía, el 9% no puede mantener una temperatura adecuada durante los meses fríos y el 3,8% se han retrasado en el pago de recibos por razones económicas.

Así se desprende de la encuesta sobre Pobreza Energética encargada por la institución foral a la Fundación Eguía-Careaga y cuyos resultados fueron dados a conocer ayer por el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, en el marco de una jornada sobre pobreza y vulnerabilidad energética celebrada en Donostia.

Según explicó Asensio, la encuesta, realizada el pasado mes de noviembre en un total de 1.516 viviendas, deja en evidencia que, mientras en consumo continúa una tendencia descendente en la última década, la factura no ha dejado de subir. La realidad es que bien sea por una mayor concienciación social o por los avances que se han generado en muchos aspectos, como la fabricación de electrodomésticos cada vez más eficientes o un mejor aislamiento de las viviendas, desde 2008 (cuando la crisis económica ya estaba en plena ebullición), el consumo energético ha caído un 14% en el territorio. Sin embargo, esto no tiene reflejo en la factura, que se ha encarecido un 4%. Una situación que no es de extrañar, cuando el Índice de Precios de Consumo IPC general ha subido en este tiempo un 1,9%, mientras que el de la electricidad, el gas y otros combustibles se sitúa en el 8,3%. Esto ha provocado que el coste anual de la electricidad, el gas y otros combustibles en Gipuzkoa sea de 1.292,6 euros de media por vivienda, 170 euros más caro que en el conjunto de la CAV. En este sentido, el 60% de la factura (732,9 euros) se destina a hacer frente al pago de la electricidad.

Esta realidad de precios, sumado a los bajos ingresos de algunas familias, a los malos hábitos y a una limitada eficiencia energética de las instalaciones, viviendas y equipos, ha llevado a que el 13,2% de los hogares guipuzcoanos haga un “gasto excesivo” en energía, es decir, destinen más de un 8,5% de su renta en hacer frente a la factura energética. Una situación que tiene mayor prevalencia en los hogares unipersonales (56%). Asimismo, un 1,8% de la población podrían sufrir pobreza energética encubierta, dado el bajo nivel de gasto que muestran.

Además, el 9% de los hogares reconoce no poder mantener una temperatura adecuada en su vivienda durante los meses de invierno y en 3,8 de cada cien casos se han producido retrasos en el abono de la factura.

Para hacer frente a esta realidad, el Departamento de Medio Ambiente va a reforzar el programa Argitu, dotando de herramientas a la ciudadanía para que puedan “exigir sus derechos” ante las grandes eléctricas y puedan “reducir la factura al máximo”. De esta forma, la Diputación impartirá 40 talleres en diferentes localidades del territorio en los que formará a los consumidores en los instrumentos que tiene a su disposición para conocer los datos de su consumo, tomar decisiones sobre la potencia, el tipo de tarifa o el mercado que pueda resultarles más eficiente. “Un porcentaje importante de personas desconoce aspectos básicos de su contrato de energía y acaba pagando de más, con la repercusión que este hecho tiene en su bienestar. Además, las empresas eléctricas tienen la obligación de informar a sus usuarios del bono social y de las condiciones más favorables de consumo. Si no lo hacen, incurren en una responsabilidad social y también ambiental, porque se producen excesos de consumo que repercuten en las emisiones en el cambio climático”, señaló Asensio.

Por otro lado, el Departamento de Medio Ambiente ha editado una guía de uso para mejorar las prácticas de consumo y eficiencia energética y potenciar el ahorro.

La Diputación confía en que el uso combinado de estos recursos permita reducir en un 6% la factura de la luz en las viviendas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902