Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
A por ellos

Complejos y demás enfermedades

Por Mikel Recalde - Sábado, 28 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:04h

A por ellos - Mikel Recalde

Galería Noticia

A por ellos - Mikel Recalde

sobre complejos, traumas, envidias y demás sensaciones enfermizas que te puede generar el fútbol. Empiezo por lo sucedido el pasado fin de semana. Parto del máximo respeto que profeso al Sevilla. Me parecen impresionantes los méritos que ha ido acumulando a lo largo de este, glorioso para ellos, siglo. Todavía recuerdo cómo cuando conocí a un íntimo amigo mío bético, allá por el año 2000-01, siempre se mofaba cuando escuchaba el cántico “¡Vamos mi Sevilla, vamos campeón!”. Solía contestar, sulfurado y enrojecido, “¡pero campeón de qué! ¡Si no han ganado nada nunca!”. Me he acordado mucho de él cada vez que he visto levantar un trofeo al capitán hispalense de turno. Motivo por el que no entiendo su ataque de nuevo rico después de perder esta última final de Copa, esa que suspiramos alcanzar el resto de clubes terrenales y que, por poner un ejemplo, la Real no disputa desde 1988. Hoy en día derrotar a las estrellas de Barcelona y Madrid a partido único, cuando salen con el colmillo retorcido y huelen la posibilidad de lograr otro título, es prácticamente imposible. Si encima vienen heridos por la debacle de la Champions, Iniesta quiere despedirse a lo grande y Messi y Suárez salen motivados, te puedes llevar el saco de goles que encajaron. Ni más ni menos.

Me sorprendió el aficionado que estaba en la estación recriminándoles a sus jugadores que no hubiesen corrido: “Nos habéis humillado. Yo voy desde chico al estadio a ver a mi Sevilla”. Con la espectacular cantera que tiene el Sevilla, lo que no puede exigir su parroquia es que sientan el escudo como ellos, cuando de 14 jugadores que defendieron su camiseta el sábado solo Navas era de la casa. Y había vuelto tras ser vendido al City. Desde fuera y sin tener todas las claves, llamó la atención el precipitado despido de Berizzo y que rueden cabezas tras perder una final y caer eliminados en cuartos de la Champions. Lo que más me enorgullece de la afición txuri-urdin es que es fiel hasta la máxima expresión en la derrota.

Me tiene muy impactado la extraordinaria influencia que ejerce el Athletic en las plantas nobles del fútbol español pese a haber perdido su antiguo estatus en lo deportivo. Empezando porque siempre hay un comentarista que retransmite con la bufanda puesta los encuentros de su Athletic y de la Real. Antes era Sarabia, prototipo de talibán disfrazado que se las da de equidistante sin ser capaz de disimular;y ahora Segurola, un acreditado periodista del que, a los que le hemos seguido y admirado, decepciona y mucho su escandalosa parcialidad. Recuerdo que cuando Aperribay ejecutó su domingo sangriento, con el despido de Loren y Eusebio, al día siguiente, en un magnífico debate con periodistas de nivel y objetivos, que demostraron un gran conocimiento sobre la Real, Segurola se desmarcó de sus compresivos análisis por la deprimente marcha de lo que, consideraban, un buen equipo. Como hace siempre con todo y cualquier situación de un partido, lo comparó con el Athletic, y argumentó que debería haber acreditado más paciencia como la que se estaba teniendo con Ziganda. Ojo, no critico su vaticinio (el Athletic estaba en ese momento dos puntos por encima y cinco jornadas después llega tres por debajo y sus estados de ánimo son antagónicos), sino el tono despectivo de su mensaje. La verdad es que no se entiende muy bien que las plataformas televisivas desoigan las repetidas quejas de los aficionados realistas, sobre todo cuando emiten partidos de su equipo. En el resto, ya suelen protestar siempre, como es normal, los seguidores de los rivales del Athletic.

Me parece osado y no me gusta, porque aquí no somos así, hablar de un 5-0 en los días previos al duelo como hizo el bueno de Aritz en las páginas de MD. Esto solo sirve de estímulo para el vecino herido. Pero sinceramente, he visto muchos partidos suyos esta temporada y pocos referentes más fiables encuentro para calificar de deprimente la campaña de la Real como el comprobar que el peor Athletic que recuerdo le puede alcanzar en la tabla si se lleva los tres puntos de Anoeta esta tarde. El derbi estará marcado por la vuelta de Iñigo. No soy nadie para pedir a la afición que haga o no haga lo que quiera. Cada uno es libre de adoptar la actitud que más le llena y convence, dentro de unos cauces cívicos. Eso sí, quiero destacar el elegante ejemplo que está dando la Real, con su presidente y sus jugadores al frente, que han destacado que lo mejor es no perder energía en ese tema y animar a muerte al equipo para lograr la victoria. Todo lo contrario del Athletic, cuyo departamento de comunicación ha protagonizado un ridículo espantoso con un comportamiento provocador, arrogante e irresponsable que lo único que ha buscado ha sido recalentar a la afición de Anoeta en un tema que tenía bastante aparcado, con una entrevista al extxuri urdin y dos tuits de una bajeza repugnante. No es de recibo que prefiera pavonearse a tratar de evitar un recibimiento muy hostil. No hay nada más acomplejado que el que se siente superior sin serlo. El menos poderoso siempre tiene que fijarse en el grande, aunque sea para protegerse (a los hechos me remito), pero que el más poderoso pierda el tiempo con esas cosas y ponga en la diana a uno de sus jugadores, tiene delito y resulta enfermizo.

La Real no se juega la temporada ni la salvará por ganar hoy. Eso solo son bufonadas que de tanto repetirse pierden hasta la gracia. Pero después de dejar pasar el último tren de Europa y privarnos de una final el viernes en Sevilla sin hacer una sola falta en Málaga, espero que los jugadores tengan muy claro la deuda que arrastran con su sagrada parroquia y que hoy no pueden fallar. Aliento y apoyo no les va a faltar. Su afición nunca les falla. ¡A por ellos!

etiquetas: real sociedad


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902