Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Iñaki Laskurain | Presidente de la federación vasca de rugby

“El rugby es muy pasional, pero es fundamental que las aficiones estén juntas”

Iñaki Laskurain, máximo responsable del rugby vasco, confía en que la sociedad se abra al deporte del oval tras las finales europeas de San Mamés

Una entrevista de Nagore Marcos Fotografía Oskar M. Bernal - Sábado, 28 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Iñaki Laskurain Fotografía Oskar M. Bernal

Iñaki Laskurain Fotografía Oskar M. Bernal

Galería Noticia

Iñaki Laskurain Fotografía Oskar M. Bernal

bilbao- Iñaki Laskurain (Eibar, 1968) ha sido jugador y entrenador en Getxo, Eibar, Baiona, Atlético San Sebastián, Durango, Euskarians y Bera Bera. Vive en Irlanda pero es, desde 2013, presidente de la Federación Vasca de Rugby. Y nunca había estado tan solicitado como este último mes. Pero la ocasión lo merece. Por primera vez en la historia, las finales europeas de clubes salen de las fronteras del VI Naciones, y lo hacen para ir a Bilbao. Los días 11 y 12 de mayo, San Mamés será el escenario del último encuentro de la Challenge y de la Champions Cup. Y eso para alguien como Laskurain, que ha dedicado toda su vida al deporte del balón oval, debe suponer un punto de inflexión en el rugby vasco.

Ha sido jugador y entrenador;y ahora es presidente. ¿Qué tiene el rugby para darle toda su vida?

-Comencé en este deporte de casualidad pero me gustó porque era muy físico, me vaciaba mucho. Implicaba mucha más exigencia que, por ejemplo, el fútbol y, además, había un ambiente que me encantaba. Pero el rugby es una de esas cosas que no sabes por qué te engancha tanto.

Vive en Irlanda, ¿cómo se tomaron sus vecinos la noticia de que las finales iban a ser en Bilbao?

“Espero que con estas finales se cambie la mentalidad hacia otros deportes que no sean el fútbol”

-Muy bien porque allí mucha gente ya conoce Euskadi, sobre todo por los partidos que el Munster ha jugado contra el Biarritz Olympique en Donostia;así que la noticia ha caído muy bien. Al final, salen a un entorno diferente, lo que permite disfrutar de estos partidos de otra forma. Y eso era algo que nosotros queríamos vender: la experiencia vasca. Porque además del rugby ofertamos cultura, gastronomía y seguridad.

¿Qué convenció a los organizadores para escoger finalmente a Bilbao?

-Vincent Gaillard, director ejecutivo de la Liga Profesional Europea de Rugby, nos comentó que querían deslocalizar las finales del territorio típico de las VI Naciones, que había estado en Bilbao y que San Mamés le había parecido fantástico. Además, la ubicación era fantástica ya que su proximidad con Francia permitía un fácil traslado de aficiones. Y también gustó mucho el pack que podía ofrecer Euskadi fuera más allá del rugby. Así que entramos en la puja y salió.

¿Y qué nos vamos a encontrar los vascos con estas finales?

-Pues personas que siguen a un equipo que está jugando un partido muy importante. Que el rugby es un deporte muy pasional, pero que no por ello los seguidores se van a dejar llevar por malos comportamientos. En el rugby es fundamental que todas las aficiones estén juntas, que lo puedan pasar bien y que puedan conectar con el entorno en el que están. Los aficionados van a venir a disfrutar, pero el problema es que siempre estamos comparando el rugby con el fútbol y no tiene nada que ver.

“No es inviable un equipo de alto nivel en Euskadi;se habló de un club representativo, pero hay vértigo”

Es que en Bilbao están recientes los incidentes con los ultras del Spartak de Moscú. ¿Es posible que eso pase en un partido de rugby?

-Para nada. En absoluto. De hecho, en Leinster-Saracens de cuartos de final, fui a Dublín con responsables de seguridad de la Ertzaintza y del Ayuntamiento porque existía cierta preocupación. Y la policía irlandesa nos hizo entender que no se podía trabajar en el rugby como si fuera un partido de fútbol porque allí había una congregación de 50.000 personas bebiendo cerveza y el jefe de la policía nos dijo que, a pesar de eso, había solo una posibilidad entre mil de que ocurriera algo.

Así que es verdad eso de que en el tercer tiempo se bebe mucha cerveza.

-Es más que una verdad, es una realidad. Doy fe y es algo que apoyo totalmente, eso es lo bonito del rugby.

Además del beneficio económico que van a dejar estas finales en Euskadi, ¿cree que van a suponer un aliciente para multiplicar las fichas federativas de rugby?

“Bilbao ha caído muy bien fuera porque, además de rugby, oferta cultura, gastronomía y seguridad”

-No. Y soy tajante. No se multiplicaron en Gipuzkoa cuando se llevaron partidos de conjuntos franceses y no se van a multiplicar tampoco en Bizkaia. Porque una cosa es disfrutar del espectáculo y otra querer ser partícipe de él. También es verdad que hay dos tipos de licencias: la del deporte federado y la del deporte escolar, y puede ser que en esta última sí haya un incremento. Pero entonces hay que ser cuidadosos porque no puede venir al rugby gente con la mentalidad del fútbol, de padres criticando y chillando en los partidos de sus hijos, porque entonces seremos como lo que criticamos. Entonces ganaremos en espectadores, pero perderemos aficionados al rugby.

¿Entonces, como presidente de la Federación, qué espera de estas finales?

-Claro que me alegraría que aumentaran las fichas, pero es complicado. Para nosotros, como Federación, estar aquí y tener estos dos partidos es algo grande. Pero entonces la pregunta que nos hacemos es: ¿y luego qué? Porque si no hacemos nada después, podemos traer mil partidos para nada.

¿A qué se refiere?

-Pues espero que con estas finales, y especialmente en Bizkaia, se cambie la mentalidad hacia otros deportes que no sean el fútbol, en este caso hacia el rugby. Porque hay recursos económicos para ello. Nosotros llevamos comentando lo maravilloso que es el rugby mucho tiempo, pero solos no podemos hacerlo llegar a toda la población. Por eso tenemos que reflexionar para saber dónde estamos, hacia dónde queremos ir y, lo más importante, intentar hacerlo con eficiencia y eficacia.

“El problema es que siempre estamos comparando el rugby con el fútbol y no tiene nada que ver”

De acuerdo a eso, ¿en qué estado de salud se encuentra el rugby vasco?

-Si la salud se basa en el éxito deportivo, tenemos en estos momentos al Ordizia llegando a semifinales y ganando una Copa. Si se basa en el incremento de licencias, vamos bien. Y si se basa en el aumento de chicas, pues también. Somos la Federación que más olímpicos presentó en Río de Janeiro, con tres hombres y tres mujeres. Y tenemos un plan de tecnificación muy bueno. Pero la buena salud también es tener buenas instalaciones y, sobre todo, tener fuentes de autofinanciación. Necesitamos más gente trabajando en los clubes y una mejor implantación social porque si todos los amantes del rugby estuviéramos reunidos y juntos, tendríamos muchos más recursos. Eso sería tener buena salud.

¿Y vamos camino de ello?

-En algunos sitios sí, pero es complicado porque no generamos los recursos necesarios. Por eso me gustaría que, tras estas finales, las peticiones de los clubes puedan ser atendidas de otra forma, porque facilitar que alguien pueda tener sus propios medios es más racional que dar simplemente los recursos.

Llama la atención que las finales lleguen a Bilbao justo cuando los dos equipos del Getxo pierdan su puesto en la primera categoría. Son los dos contrapuntos del rugby, ¿no?

-Es que hay deporte de alto nivel, deporte de competición, deporte de participación y el escolar. Y la oferta del rugby vasco no tiene el deporte de alto nivel porque puede que juntemos a 1.500 espectadores en un partido, pero eso lo consigue el Eibar en el partido más asqueroso de la temporada. Por eso, el nivel más alto al que podemos llegar es al deporte de competición.

¿Es inviable tener un equipo de máximo nivel en Euskadi?

-No, claro que no, pero llevaría sus pasos y muchas reflexiones, no solo de las instituciones, sino también de los clubes. Porque la calidad no viene de la cantidad. La calidad viene de la misma calidad. De hecho, en 2015 ya se hablaba de crear un club representativo, pero la gente tiene vértigo porque cada uno está tranquilo con su club. Y así es imposible.

análisis de los finalistas

El conjunto dublinés es el favorito de Laskurain para llevarse esta Champions: “Está siendo una máquina perfecta de ganar, jugando a un nivel espectacular e incluso dando la vuelta a eliminatorias muy complicadas”. El Leinster tiene una de las mejores canteras de las que se nutre con “tres jugadores muy buenos en cada puesto con los que puede cambiar completamente el equipo sin bajar el nivel”.

Se plantó en la final con un presupuesto que supera los 30 millones de euros. Se trata de un coloso financiero que ha formado “un equipo de galácticos de todo el mundo”, tal y como explica Laskurain. Para el eibartarra, la exigencia de la liga francesa, “la más física de todas”, puede pasarle factura a unos parisinos que se enfrentarán a un Leinster con “un modelo de juego completamente diferente”.

El Gloucester Rugby llega como finalista de la pasada edición y, por ello, con ganas de hincarle el diente a la Challenge Cup. El conjunto inglés, al igual que su rival, también promete “un gran espectáculo” puesto que, tal y como reconoce el presidente de la Federación Vasca, “la tendencia que está llevando en los últimos años es la de ofrecer un juego muy abierto”.

La solidez defensiva y la efectividad en ataque fueron las que metieron al Cardiff Blues en la final de la Challenge Cup y son, a ojos de Laskurain, las principales bazas de los galeses para llevarse el título. “Me inclino más hacia el Cardiff, por el tema de que es el equipo pequeño en cuanto a recursos y, además, ha estado ofreciendo un juego precioso durante toda la competición. Va a ser una final muy bonita”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902