Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

“El mensaje que se ha dado con esta sentencia es que sale muy barato violar en este país”

Miles de personas alzan la voz en Donostia y en toda Gipuzkoa

Sienten “rabia”, “dolor”, “vergüenza” e “indignación” ante el fallo por abuso

R. Gabilondo/I. Astarloa Javi Colmenero - Viernes, 27 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Centenares de personas, en la concentración que tuvo lugar ayer ante el Palacio de Justicia de Donostia para protestar contra la sentencia que condena a ‘La Manada’.

Centenares de personas, en la concentración que tuvo lugar ayer ante el Palacio de Justicia de Donostia para protestar contra la sentencia que condena a ‘La Manada’.

Galería Noticia

Centenares de personas, en la concentración que tuvo lugar ayer ante el Palacio de Justicia de Donostia para protestar contra la sentencia que condena a ‘La Manada’.

dONOSTIA- Dolor, tristeza, rabia, indignación y vergüenza. Estos sentimientos se palpaban ayer en la plaza frente al Palacio de Justicia de Donostia, donde se concentraron centenares de personas para mostrar su rechazo a la sentencia, que condena a La Manada por un delito de abuso sexual y no por violación. Los gritos de indignación no solo se escucharon en la capital guipuzcoana, sino que recorrieron todos los municipios del territorio y las capitales vascas.

A las 18.45 horas, ya se intuía que la concentración donostiarra iba a ser multitudinaria. Y es que en ese momento, eran muchas las personas que se agolpaban frente a los Juzgados con carteles de Hermana, yo te creo. A las 19.00 horas, la plaza ya estaba a rebosar, por lo que las mujeres que portaban la pancarta principal del movimiento feminista tuvieron que ir avanzando hacia las puertas del Palacio de Justicia para dejar sitio.

No es abuso, es violación fue el lema principal de la concentración, repetido en decenas de ocasiones. A este grito se sumaba también Ana Ramos, de 61 años, que calificaba de “vergüenza” la sentencia contra La Manada. “Estoy indignada”, decía junto a su hermana Pili, de 77 años, que se mostraba emocionada y triste frente a “esta injusticia”.

En el mismo grupo se encontraba Amaia Goikoetxea, de 55 años, quien consideraba que el fallo “demuestra que cualquiera puede violar”. “Nos deja a todas indefensas”, lamentaba. “Parece que no tenemos ningún derecho. Nos violan y todavía se ríe la Justicia de nosotras”, aseguraba Maite González, de 49 años, que se mostraba muy apenada por la víctima de La Manada y por todas las mujeres que han sufrido una violación.

Mientras continuaban los gritos de Echa una mirada, somos la manada, Quiero ser libre de día y de noche, Quiero ser libre, no valiente o Nosotras no violamos, nosotras respetamos, Bego Aldalur, de 29 años, sostenía una de las pancartas más llamativas de toda la concentración: “26/04/2018. El día que nos violaron a todas”, rezaba.

Aldalur sentía “rabia, tristeza” e incluso “miedo” ante el fallo de la Audiencia de Navarra. “El mensaje que se ha dado con esta sentencia es que es muy barato violar en este país”, denunciaba. “Ya cuesta bastante que la gente denuncie y, si encima denuncias y tienes que pasar por todo el trago del juicio, y sale esta sentencia, pues tenemos que salir a la calle. Es lo único que nos queda porque la justicia no va a hacer nada”, afirmaba.

Salir a la calle y “gritar” es a lo que había acudido Inés García, de 32 años, a la que ver la plaza donostiarra llena le parecía “una buenísima señal”. “Me parece que hemos reaccionado con rabia ante algo tan duro que no podemos permanecer insensibles”, señalaba.

Y es que ayer fue un día “duro” para muchas mujeres. “No se puede consentir este tipo de actuaciones contra las mujeres, que estamos cansadas de que nos pasen estas cosas. Hoy ha sido ella, mañana puedo ser yo, puede ser cualquiera”, insistía Ana García, de 25 años, que pedía “un cambio” en la sociedad.

Una transformación en la que también deben implicarse los hombres como Jon Pagola, de 36 años, a quien le parecía “de cajón” la protesta. “Los hombres nos tenemos que sumar a esta lucha, porque esta situación nos afecta a todos”, indicaba.

Desde la Casa de las Mujeres de Donostia mostraban su incomprensión frente a esta sentencia, ya que “estaba clarísimo que había sido una violación”. “Además, una violación con intimidación, con auténtico terror por parte de la víctima. No se entiende cómo se le ha podido dar de esa manera la vuelta porque ella, en vez de acabar como una Nagore Laffage, o como cualquier mujer que se haya resistido a una violación, es decir, muerta, solo por no resistirse, se le esté intentando dar la vuelta. ¿O nos resistimos hasta que nos matan o realmente nunca nos violan?”.

etiquetas: la manada, sentencia


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902