Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El invierno se salda con el triple de incidencias en la red viaria que en 2017 y un coste de 7 millones adicionales

Entre el 1 de octubre y ayer, se han registrado 461 desprendimientos, 371 caídas de árboles y 211 socavones
La N-I entre Ordizia y Tolosa es uno de los tramos donde más urge actuar

Iraitz Astarloa - Jueves, 26 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Enorme socavón en la GI-627, en Eskoriatza.

Enorme socavón en la GI-627, en Eskoriatza.

Galería Noticia

Enorme socavón en la GI-627, en Eskoriatza.

donostia- Que el invierno ha sido largo y duro es una realidad que a estas alturas a nadie pasa desapercibida. La propia Agencia Vasca de Meteorología Euskalmet reconoció hace pocas semanas que Euskadi había vivido la estación con más precipitación de los últimos 30 años. Entre diciembre y marzo se ha activado hasta en 62 días el aviso amarillo por fenómenos meteorológicos adversos, mientras que en otras 16 ocasiones ha sido necesario decretar la alerta naranja. Todo ello ha repercutido de forma directa en las carreteras, donde ha sido necesario incrementar las partidas extraordinarias dirigidas a dar solución a los incidentes surgidos y que ascienden a siete millones de euros.

Según los datos que maneja el Departamento de Infraestructuras viarias y a los que ha tenido acceso este periódico, desde el 1 de octubre hasta el día de ayer, se han producido en Gipuzkoa un total de 461 desprendimientos (frente a los 181 de 2017), 371 caídas de árboles (frente a las 235 del año anterior) y 211 socavones o baches grandes (frente a 68).

Esto ha obligado al departamento que dirige Aintzane Oiarbide a destinar hasta marzo 2,4 millones extraordinarios a diferentes actuaciones específicas, como la construcción de escolleras o distintos sostenimientos. No obstante, según los propios cálculos que manejan los técnicos, a consecuencia de las incidencias que se han producido en abril, como el enorme socavón de la GI-627 en Eskoriatza o el desprendimiento de Itsasondo en la N-I, y cuyos costes todavía no han sido evaluados, la inversión se disparará hasta los cuatro millones.

Pero la lluvia y la nieve no han afectado únicamente a las laderas. El firme de muchas carreteras se ha visto seriamente perjudicado, especialmente por la gran cantidad de sal que se ha empleado para hacer frente a la nieve, por lo que la Diputación invertirá al menos un millón para distintos trabajos de asfaltado en toda la red viaria. Se trata de trabajos que quedan al margen de los programas de mantenimiento de carreteras que en 2018 cuentan con un presupuesto de 45 millones (entre conservación y rehabilitación preventiva).

la n-I, especialmente dañadaEsta meteorología tan adversa ha tenido especial influencia en la N-I, donde algunos tramos han quedado “muy dañados” tras la aparición de baches. “Ha sido el año que más días ha nevado y en los que la cota de nieve más ha bajado, al menos desde 2012, por lo que hemos tenido que echar mucha sal, tanto en las cotas altas como en los valles y la carretera ha sufrido mucho”, explican fuentes del departamento que dirige Aintzane Oiarbide.

Esto ha provocado que en algunos puntos los baches se hayan multiplicado, convirtiendo incluso la circulación en peligrosa.

Según explica la propia Diputación, la zona más afectada es la que va desde Ordizia hasta Tolosa, especialmente entre Legorreta y Arama. Así, ha diseñado un proyecto específico de rehabilitación que asciende a 1,9 millones y sobre el que se comenzará a trabajar en verano, ya que, como recuerdan, “son actuaciones que requieren que haga bueno”.

No obstante, sí se comenzará a actuar en la curva de Arama (entre Itsasondo y Ordizia, en dirección Gasteiz). “En este punto no es que hayan salido baches, es que el firme se ha roto, por lo que urge actuar. Como medida provisional, vamos a fresar la capa de rodadura que es la que está peligrosa y se va a dejar la capa intermedia y después retomaremos los trabajos en verano”, explican fuentes del departamento.

Ahora, queda esperar a que la meteorología se normalice para que se pueda actuar y las carreteras vuelvan a la normalidad.

en corto

45

Millones. Es el presupuesto ordinario que el Departamento de Infraestructuras Viarias va a destinar en 2018 al mantenimiento de las carreteras.

2,4

Son los millones que hasta marzo lleva gastados la Diputación para hacer frente a actuaciones extraordinarias en las carreteras. No obstante, desde Infraestructuras Viarias calculan que el gasto se disparará hasta los cuatro millones tras las incidencias que han tenido lugar en abril.

1

Millón es lo que la Diputación va a destinar a un programa extraordinario de asfaltado en el conjunto de la red viaria.

1,9

Es la partida que se destinará a subsanar los desperfectos que han tenido lugar en la N-I, una de las carreteras más castigadas este invierno.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902