Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Médicos y farmacéuticos piden no vender productos de homeopatía en farmacias

Desde Gipuzkoa advierten de que no se les puede llamar medicamentos porque no se ha demostrado su eficacia

El Consejo Interterritorial del Sistema de Salud debate regular estos artículos

Ruth Gabilondo/C.Lago Ruben Plaza - Miércoles, 25 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Varios productos de homeopatía de venta en una farmacia de Gipuzkoa.

Varios productos de homeopatía de venta en una farmacia de Gipuzkoa.

Galería Noticia

Varios productos de homeopatía de venta en una farmacia de Gipuzkoa.

dONOSTIA- Hay quienes defienden sus efectos curativos a capa y espada, mientras que otras voces consideran que no tiene ninguna eficacia. La homeopatía lleva años inmersa en una gran polémica, que ayer le tocó abordar al Consejo Interterritorial del Sistema de Salud (CISNSS) en su primer pleno del año. Los consejeros de Sanidad de las Comunidades Autónomas se reunieron con la ministra del área, Dolors Montserrat y, entre otros asuntos, debatieron una orden para regular los productos homeopáticos.

Ante la celebración de esta reunión del Consejo, la Organización Médico Colegial (OMC) salió rápidamente a considerar la homeopatía como una “pseudoterapia” y reclamó al Ministerio de Sanidad que retirara estos productos de las farmacias. Una opinión “muy similar” a la que mostraron los médicos y farmacéuticos de Gipuzkoa, que consideraron que estos productos no deberían estar en estos establecimientos, sino que deberían comercializarse en otros lugares.

“No pueden tener la calificación de medicamentos, según el estado de conocimiento que tenemos. No se le puede dar rango de medicamento a ningún producto que no haya demostrado calidad, seguridad y eficacia”, afirmó contundente Ángel Garay, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa. El consejero vasco de Sanidad, Jon Darpón, demandó en el pleno del Consejo Interterritorial ser muy estricto con estos productos y pidió que se les deje de llamar medicamentos.

“Lo que plantea el Ministerio es que el Estado está obligado a trasponer una directiva de la Unión Europea, donde exige regular estos productos y, que la directiva se le da el nombre de medicamentos homeopáticos. Y, por eso, se le ha pedido al Ministerio que, si está obligado a trasponer dicha directiva, vuelva a llevar a la UE la petición de que esos artículos no tengan la consideración de medicamentos”, aclaró.

Darpón aseguró que el consenso fue prácticamente total entre los consejeros autonómicos en el pleno. “Para considerar un fármaco como tal, tiene que pasar unas condiciones muy rigurosas de seguridad clínica y tiene que demostrar de forma científica beneficio en aquellas patologías de salud para las que se apruebe su uso. Cosa que no ocurre con la homeopatía”, precisó.

Por su parte, Ángel Garay fue más allá y advirtió de que la comercialización de estos productos puede llevar a una situación peligrosa, ya que “a veces se sustituyen” las terapias convencionales por las homeopáticas “en situaciones clínicas difíciles e, incluso, en cánceres”. “Esto es inadmisible desde todo punto de vista”, insistió.

Garay no quiso entrar en lo que realiza “cada uno” en su práctica diaria como profesional, pero aseguró que “no es lógico” que alguien recomiende un producto, “que no tiene ninguna demostración científica de su eficacia y seguridad”. Por ello, no entró a valorar “las decisiones personales” de cada farmacéutico, pero sí consideró que debe “ser claro” desde un punto de vista de organización profesional sanitaria, rechazando la venta de estos productos en las oficinas de farmacias.

Este profesional reconoció que tanto la industria, como las farmacias y las consultas médicas que trabajan con la homeopatía están ganando dinero a costa de su comercialización, pero este producto “no se puede defender”. “El código deontológico me lo prohíbe, porque yo tengo que ser garante de que la gente tenga lo mejor para sus dolencias”, aseveró Ángel Garay.

Complicada regulaciónPor ello, insistió en que ya “va siendo hora” de que el Ministerio de Sanidad regule este polémico asunto, aunque “lo va a tener difícil”. Precisamente, desde el Colegio de Médicos de Gipuzkoa, su presidente, Manuel García Bengoechea, no esperaba ayer que el Ministerio de Sanidad fuera a tomar una decisión tajante y rápida sobre este asunto, sino que consideraba que esta decisión se acabaría tomando a nivel europeo.

A la espera de un pronunciamiento del Ministerio o de Europa ante el limbo legalen el que se encuentra la homeopatía, Bengoechea recordó que prácticamente el 100% de los participantes en la Organización Médico Colegial, constituida también por los presidentes de los Colegios de Médicos del Estado, son partidarios de que estos productos se retiren de las farmacias. No porque les tengan “manía”, sino porque no han demostrado efectividad.

Incluso, en muchos casos ni siquiera tienen indicación, es decir, “no se sabe para qué sirven, si son antialérgicos o para qué son”. Y, además, no han pasado por las mismas comprobaciones que un medicamento. “Si un señor inventa el Paracetamol o el Omeprazol, lo tiene que experimentar, demostrar que es bueno y hacer ensayos clínicos”, algo que no ocurre con los productos de homeopatía, que no deben pasar estos “filtros científicos”.

Coste CeroAsí, parece no tener sentido que, mientras a los medicamentos se les pide someterse a ensayos clínicos y a estudios “carísimos”, la homeopatía y sus artículos lleguen a las farmacias “a coste cero”.

Y, pese a ello, la realidad es que hay muchas personas que los consideran medicamentos y que creen en su eficacia curativa. El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de febrero incluía por primera vez una serie de preguntas en torno a las técnicas y productos como homeopatía y el reiki, y revelaba “que hay una credibilidad enorme” por parte de la población a este tipo de terapias.

Por ello, el presidente del Colegio de Médicos de Gipuzkoa insistió en que la sociedad tiene “una cultura de salud muy baja” y se puede dejar llevar por la excesiva publicidad sanitaria. “En los descansos de una película, la mitad de los anuncios están relacionados con la salud. Unos productos te dicen: Consulte al farmacéutico, pero otros muchos consejos de salud no tienen nada que ver con la farmacia. Y, cuando uno lo necesita, echa mano de lo que puede”, lamentó Bengoechea.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902