Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Uruguay quedaba muy lejos

las selecciones europeas tardaron dos semanas en llegar al país que organizó el primer mundial, jugado en 1930, relato que forma parte del libro ‘las 100 mejores historias del fútbol’

Un reportaje de Néstor Rodríguez - Lunes, 23 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Imagen del Zaire-Brasil del Mundial de 1974.

Imagen del Zaire-Brasil del Mundial de 1974.

Galería Noticia

Imagen del Zaire-Brasil del Mundial de 1974.

el fútbol es el deporte más mediático que hay. Nada de lo que sucede alrededor del balompié queda hoy en día -con los periódicos, las radios, las televisiones, las páginas web y las redes sociales- en el anonimato. Pero aún hay historias desconocidas u olvidadas. Algunas de ellas se cuentan en Las 100 mejores historias del fútbol, un libro que aglutina también anécdotas, recuerda relatos que han marcado el avance del fútbol, cuenta momentos épicos protagonizados por jugadores históricos y elabora curiosos rankings, más allá de la actualidad pura y dura, lo que supone un soplo de aire fresco en un deporte rodeado de cámaras y micrófonos y marcado por la inmediatez del resultado.

Las 100 historias escritas por Juan Arroita, Andrés Cabrera y Guillermo González -que componen a su vez el canal Campeones de Youtube- están divididas en diez capítulos, quizás el más interesante el de Paleofútbol, que recopila relatos que parecen impensables hoy en día, como si pertenecieran a la prehistoria. Uno de ellos es el viaje que tuvieron que afrontar las selecciones europeas para disputar el primer Mundial de la historia, el de 1930. Solo cuatro decidieron tomar parte en el campeonato “en parte por su descontento por la designación de Uruguay como organizadora y en parte los altos costes de desplazamiento que suponía atravesar el océano Atlántico”, tal y como se recoge en el capítulo Así cruzaron el océano los participantes del primer Mundial.

Yugoslavia, una de las cuatro selecciones europeas participantes, iba a viajar con Egipto, pero el mal tiempo impidió a los africanos llegar a Marsella, donde iban a embarcar ambos equipos, y finalmente los balcánicos fueron solos. Las otras tres -Francia, Bélgica y Rumanía- viajaron juntas en el transatlántico Conte Verde. Una curiosidad es que se embarcaron sin conocer sus rivales en la primera fase, ya que la organización temía que un sorteo desfavorable echara para atrás a alguna de estas selecciones. En América esperaban los otros ocho participantes: la anfitriona Uruguay, Estados Unidos, México, Argentina, Brasil, Bolivia, Perú y Chile. El Conte Verde tardó dos semanas en llegar y resultó muy incómodo para los jugadores, que no pudieron ni descansar bien ni entrenar en condiciones. No es casualidad que ni Francia, ni Bélgica, ni Rumanía pasaran de la primera fase. Al final ganó la única selección que no había tenido que desplazarse, Uruguay.

fuera por un sorteoOtra historia sobre los Mundiales tremendamente curiosa es cómo se quedó España sin participar en el de 1954, a celebrarse en Suiza. La selección española y Turquía disputaron una eliminatoria para conseguir el pase al campeonato. España ganó el primer partido por 4-1 y Turquía el segundo por 1-0. Entonces no contaba la diferencia de goles, así que se disputó un desempate en Roma, que acabó con empate a dos. Había entonces dos posibilidades: jugar otro partido de desempate... o decidir el ganador mediante un sorteo. Finalmente eligieron la segunda opción. En una urna se introdujeron dos papeletas, una con el nombre de España y otra con el de Turquía. Un niño italiano, Franco Gemma, era la mano inocente. Y de la urna sacó la papeleta de Turquía, que por tanto se clasificó para el Mundial, dejando a España fuera.

burlas a zaireOtra de las historias sirve también para aclarar una jugada sucedida en el Mundial de 1974. Zaire, como campeona de África, disputó su primer campeonato. Su bajo nivel se juntó con un grupo dificilísimo, que estrenó con derrotas por 2-0 ante Escocia y 9-0 ante Yugoslavia. El tercer partido era ante Brasil, que ganaba 3-0 cuando en el minuto 80 dispuso de una falta en el borde del área rival para marcar el cuarto tanto. Rivelino iba a lanzar cuando un jugador de Zaire, Mwepu Ilunga, saltó de la barrera para despejar el balón lo más lejos que pudo. Durante años, fue objeto de burlas.

Solo tras la muerte de Mobutu, entonces dictador de Zaire, en 1997, se supo la verdadera historia. Y es que, tras perder los dos primeros encuentros, la guardia real de Mobutu se plantó en el hotel de concentración de la selección para avisarles de que, si perdían por cuatro goles ante Brasil, “ninguno volvería a casa”. “Vi en los ojos de Rivelino que iba a marcar el 4-0. El público y los jugadores brasileños se rieron de mi acción, pero ninguno tenía ni idea de la presión a la que estábamos sometidos”, contó Ilunga. Por cierto, Zaire logró su objetivo y perdió por 3-0.

botas de oro, tragedias...Pero más allá de estas curiosísimas historias sobre los Mundiales, que no viene nada mal recordar a apenas mes y medio del evento que acogerá Rusia, hay muchos más relatos en el libro, algunos trágicos como el de Agostino di Bartolomei, mito de la Roma que fue subcampeona de Europa y que acabó quitándose la vida. O la Bota de Oro de 1987, que siempre estuvo bajo la sospecha. Anton Polster, entonces en el Austria Viena, había metido 39 goles pero se negó a recibir la Bota de Plata. El motivo es que le había superado Rodion Camataru, delantero del Dinamo Bucarest, que totalizó 44 tras marcar 20 en sus últimos seis encuentros. Por lo visto, el presidente rumano, Nicolae Ceaucescu avisaba a los rivales del Dinamo para que facilitaran los tantos de Camataru.

Las mejores historias del fútbol también recuerda el paseo de rodillas de Juanito en Zorrilla, previo al gol de Zamora en Gijón que dio el título a la Real. Y más historias de lo más interesantes como los orígenes de Marcelo Bielsa, la patada de Cantona a un aficionado, la personalidad de Mágico González, la pelea entre Jesús Gil y José María Caneda o la Eurocopa de Dinamarca. Todas ellas y más conforman este entretenido libro.

ficha libro

`Las 100 mejores historias del fútbol´

Juan Arroita, Andrés Cabrera y Guillermo González

Libros Singulares 232 páginas.

libros para un año de mundial

`1.000 cosas que debe saber sobre los mundiales de fútbol´

Escrito por Juan Ignacio Gallardo y Rafael González-Palencia, recopila historias y anécdotas para saber más sobre todas las ediciones de los Mundiales celebrados hasta la fecha.

`Historia de los mundiales de fútbol´

Brian Glanville es un reputado periodista inglés que ha vivido en primera persona muchos Mundiales, y su experiencia la refleja en este libr

`Sueños de gol´

Escrito por Aritz Gabilondo y Guillermo García Uzquiano, bucea en la infancia y los inicios de varias estrellas del fútbol, entre ellos Cristiano Ronaldo o Messi.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902