Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Xavier Marcet presidente de la consultora lead to change

“Los éxitos y los fracasos intoxican a las empresas y les impiden buscar dónde están las oportunidades”

El consultor advierte de que la arrogancia aleja a una organización empresarial de la innovación y cree que la mirada al cliente es el factor fundamental del cambio

Maialen Mariscal - Jueves, 19 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Xavier Marcet, presidente de la consultora Lead to change

Xavier Marcet, presidente de la consultora Lead to change (Javi Colmenero)

Galería Noticia

Xavier Marcet, presidente de la consultora Lead to change

donostia- Xavier Marcet, presidente de la consultora Lead To Change que ha implantado sistemas de innovación en grandes firmas como HP, Repsol, Banesto, Telefónica o Sony, intervino ayer en Donostia en el programa Konekta Café que organiza Adegi con una charla que se desarrolló bajo el título Innovación en Acción. Esta iniciativa persigue invitar al empresariado guipuzcoano a una reunión informal donde, además de abordar aspectos actuales relativos a su actividad, tienen ocasión de conocerse y compartir ideas y experiencias.

Su último libro se titula ‘Empresas: esquivar la mediocridad’. ¿Cuándo una organización es mediocre?

-Cuando el futuro lo ve como una prórroga del pasado. El éxito y el fracaso nos intoxican y no nos dejan ver dónde están las oportunidades. Una empresa mediocre es aquella que no es capaz de deleitar a sus clientes y que tiene gente que tiende a la vulgaridad, a hacer las cosas sin una búsqueda de una creación constante de valor.

¿Qué factores llevan a esa indeseada situación?

-La principal es la falta de autenticidad. Hacemos ver que innovamos, que somos ágiles, etc., pero lo importante no es hacer ver, sino transformar las cosas desde la convicción y no seguir modas del management como unos “papanatas”. Una empresa debe ser capaz de plantear vías singulares para combatir la mediocridad, el mejor antídoto contra la mediocridad es la autenticidad.

En una época en la que continuamente surgen nuevas exigencias, ¿no es más complicado luchar contra esta tendencia?

-Las oportunidades están fuera. Hoy necesitamos organizaciones más abiertas que nunca, necesitamos que sean muy porosas y tengan mucha flexibilidad. Aquellas empresas que son capaces de sacar lo mejor de los ecosistemas donde desarrollan su actividad tienden más a adaptarse hacia un futuro competitivo y de creación de valor para sus clientes. En Gipuzkoa existe un ecosistema muy interesante y hay que saber aprovecharlo.

¿Qué posibilidades presenta ese ecosistema guipuzcoano?

-Para nosotros, Lead To Change, las dinámicas de Euskadi siempre han sido un referente por la aplicación de un modelo público privado capaz de dar resultados. Hay un factor muy interesante que está sucediendo ahora y que pone la semilla de la evolución de este ecosistema que es la relación entre empresas industriales consolidadas y una nueva generación de startups que hacen cosas nuevas porque no sabían que era imposible. La innovación la practica quien desconocía que hacer algo era imposible, a los que lo saben todo les cuesta mucho innovar.

¿Una empresa consolidada puede ser emprendedora?

-Tiene que recuperar el espíritu de los fundadores, no empezaron siendo una empresa perfecta y hay que atreverse otra vez a cambiar muchas de las cosas que han sido parte de nuestros éxitos porque no son los que te garantizan el futuro. Polaroid estaba muy contenta porque ganó a Kodak con su sistema de sacar fotos instantáneas, pero no se dio cuenta de que el mundo cambiaba. Y Kodak se dio cuenta pero no fue capaz de cambiar. Lo más importante es tener confianza, porque si una empresa se ha consolidado es porque tiene activos para hacer las cosas bien, pero deben estar muy atentas y mirar con ojos nuevos y humildad su propio negocio.

¿Innovación y humildad van de la mano?

-Para mí la humildad es una característica que nos ayuda mucho a innovar, y la arrogancia en cambio nos aleja de la innovación. Los liderazgos humildes son aquellos capaces de comerse sus propias palabras, no porque quisieran engañar a su gente cuando les proponían una determinada estrategia, sino porque se han dado cuenta de que esa estrategia correspondía a un contexto que ha cambiado y lo más inteligente es ser capaz de adoptar otra.

Al hablar de innovación se piensa en la tecnológica, pero el concepto es más amplio.

-Antes que la tecnología está la mirada. La innovación está en cómo miramos las cosas. El “chupa chups” no era industria 4.0, era poner un palo al caramelo y que sea redondo porque es más fácil de chupar. Innovar desde la mirada quiere decir hacerlo desde los ojos del cliente, lo más importante es tener la empatía para ponerte en su lugar y que él te sirva para intentar contestar la pregunta más difícil que siempre es qué va a necesitar mi cliente que todavía no sabe expresar. Para innovar no hay que preguntar, sino observar.

¿Qué debe hacer una empresa para ser innovadora?

-Hay mayor conciencia de que el cambio es inevitable, pero cada empresa debe encontrar su camino. Nosotros trabajamos para conectarlas con otras experiencias, les ayudamos desde un enfoque externo al estar muy vinculados a la innovación abierta, creemos que la inspiración te viene de fuera.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902