Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Verbomanía

Kreisleriana antes de morir

por Pablo Orlando - Jueves, 12 de Abril de 2018 - Actualizado a las 09:59h

Schumann me reconforta en esta tarde de lluvia. Su música, como la de Schubert, la de Bach, y algunos otros que me ahorraré nombrar, funcionan como un ansiolítico en estos días grises con ráfagas de vacío.

Qué joven está la pianista Martha Argerich, pienso mientras ojeo el librillo que acompaña al cd. El disco fue grabado en Hamburgo en el año 1984. Ella ahora debe de andar cerca de los ochenta. Imagino al desquiciado Schumann postrado en una cama del psiquiátrico de Endenich, mientras aún sonaban por algún recodo de su mente las maravillosas piezas musicales que él mismo había creado. Y también le descubro en su piso de Leipzig, por una vez satisfecho y relajado, al contemplar a Clara, su prodigiosa esposa, deslizando sus dedos, a veces como gotas, y otras como rayos cayendo sobre el teclado.

En esta tarde aciaga, o tan Schumann, que dirían los que ya están pasados de rosca, no he conseguido hacer nada de eso que llamamos "productivo". Así que he cerrado el ordenador y he escuchado el disco una y otra vez con el rostro apoyado en la ventana, observando el ir venir de la gente que hacía sus recados en la calle.

Hasta que en pleno ejercicio de imaginación desbordada he aterrizado en Parsifal, la última tienda-santuario que pronto pasará a formar parte de un mundo antiguo del que ya apenas queda una escasa impronta. Me refiero, claro, a las legendarias casas de discos que tantos momentos de gozo nos han dado. Desgraciadamente, irá sucediendo lo mismo con los viejos libreros de las librerías de barrio.

Hace unas semanas tuve la suerte de participar en el homenaje que se le brindó a Lagun en el Teatro Victoria Eugenia por su bregado cincuenta aniversario. Fue un acto lleno de sensibilidad que recordaré siempre.

Ya está anocheciendo, y parece que Schumann se ha apagado definitivamente, cuando Juan Cruz se marcha por el paisaje cubista de la vidriera de Parsifal.

Tan aciagas son estas tardes que finalmente me reconcilian.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902