Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
FRANCIA

En busca de otra oportunidad

los socialistas franceses cierran su 78º congreso buscando el rumbo que los saque de la marginalidad

Un reportaje de Marte Garde. Fotografía Ian Langsdon - Lunes, 9 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Olivier Faure, líder del PSF.

Olivier Faure, líder del PSF.

Galería Noticia

Olivier Faure, líder del PSF.

Abocados a la marginalidad tras su fracaso en las presidenciales y legislativas de mayo y junio de 2017, los socialistas franceses escenificaron ayer un paso de página en el que su nuevo líder, el moderado Olivier Faure, prometió trabajar en favor de la reunificación de la izquierda.

El cierre del 78º congreso de esa formación, celebrado en Aubervillier, en las afueras de París, quiso dejar claro que el partido todavía no ha dicho su última palabra. “Las grandes ideas no mueren nunca. Tengamos confianza en nosotros, estemos orgullosos, no de nosotros mismos, sino de nuestra historia y de lo que somos”, declaró Faure en su primer discurso oficial como primer secretario.

Llegado al puesto tras la votación interna del 15 y 29 de marzo, en la que se quedó sin contrincante en la segunda ronda después de que el exministro de Agricultura Stéphane Le Foll abandonara la contienda, el también presidente del grupo Nueva Izquierda en la Asamblea Nacional no ocultó las dificultades. “Acabamos de experimentar uno de los periodos más espantosos de nuestra historia reciente”, admitió ante la militancia.

En las presidenciales, su candidato, Benoît Hamon, quedó eliminado en la primera vuelta con el 6,3 % de los votos, una cifra históricamente baja, y en las legislativas el partido dividió prácticamente por diez su número de diputados en la Asamblea Nacional y se quedó con una treintena. “Volveremos a estar orgullosos de pertenecer a esta gran familia de la izquierda”, destacó Faure, que se unió al partido a los 17 años, y avanzó que los socialistas “han aprendido la lección del fracaso” y entendido que deben cambiar ellos mismos antes de cambiar a los demás.

El renacimiento, dijo, “no es una opción, sino un compromiso”, cuya hoja de ruta será presentada antes del verano y dejará en el camino en septiembre su histórica sede de la calle Solferino de París, que se vieron obligados a vender en diciembre por la caída progresiva de sus ingresos tras sucesivas derrotas en las urnas.

Faure prometió un nuevo Secretariado Nacional “coherente y solidario”, “con muchas caras nuevas y una paridad efectiva”, y confió en la colaboración del resto de federaciones nacionales, a las que dijo que no deben esperar que toda la iniciativa proceda de París. “Debemos estar cerca de los que ganan poco y pierden siempre. Debemos estar al lado de quienes sufren, que son numerosos, sean desempleados o trabajadores”, añadió Faure, que sucede en el cargo a Jean-Christophe Cambadélis.

Faure, de 49 años, hijo de una enfermera vietnamita de origen chino y de un funcionario francés de raíces españolas, defendió una izquierda capaz de aportar soluciones a la indignación de los ciudadanos.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902