Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La masiva huelga del ferrocarril pone a prueba el proceso de reformas de Macron

Millones de personas de franceses se vieron afectados por el primero de los 36 paros convocados por los sindicatos

Ángel Calvo - Miércoles, 4 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Pasajeros se agolpan en el andén para coger uno de los pocos trenes que circularon.

Pasajeros se agolpan en el andén para coger uno de los pocos trenes que circularon.

Galería Noticia

Pasajeros se agolpan en el andén para coger uno de los pocos trenes que circularon.Sindicatos y trabajadores, durante la movilización de ayer.

París- Millones de personas se vieron afectadas ayer en Francia por la primera de las 36 jornadas de huelga convocadas en menos de tres meses en el ferrocarril contra los planes del Gobierno de Emmanuel Macron, unos paros que amenazan con poner en jaque el programa de reformas del presidente.

La dirección de la compañía estatal de ferrocarriles (SNCF) se esforzó por destacar que apenas uno de cada tres de sus trabajadores participó en este primer paro (un 33,9%), pero tuvo que reconocer que el seguimiento fue del 48% entre los empleados imprescindibles para que los trenes circulen, y del 77% entre los conductores.

En la práctica, la SNCF sólo pudo mantener uno de cada ocho trenes de alta velocidad (TGV), un porcentaje equivalente en los otros convoyes de largo recorrido, una quinta parte en los regionales y cercanías, y tres cuartas partes de los internacionales.

Entre los internacionales se suprimieron todos los que conectan con España, que unen Barcelona con París, Lyon y Toulouse, así como las conexiones con Italia y Suiza.

Un portavoz de la SNCF reconoció que la situación volverá a repetirse de forma casi idéntica hoy en una nueva jornada de protestas convocadas por los cuatro grandes sindicatos de la empresa, que se van a suceder hasta finales de junio a un ritmo de dos días de paro consecutivos cada cinco días.

Un escenario con el que las centrales esperan hacer doblegar al Gobierno, que por boca de su primer ministro, Edouard Philippe, defendió una “reforma ambiciosa” frente a un “statu quo que no es aceptable” porque cada año la compañía absorbe 14.000 millones de euros de dinero público.

Una inyección -dijo- que no evita que su deuda se incremente en 3.000 millones de euros al año (casi 47.000 millones al terminar 2017) y que “la calidad del servicio público se deteriore”. Su intención es aprobar por decreto dentro de poco más de un mes un programa para abrir el tráfico ferroviario a la competencia, que comenzará en 2020 con los TGV.

El punto más conflictivo es el fin de nuevas contrataciones con el estatuto laboral específico al que están acogidos el 90% de los empleados.

Trabajar noches y festivosEse estatuto les permite, por ejemplo, jubilarse a partir de los 57 años (en lugar de los 62 años para la población general), pero también les ofrece una garantía de empleo de por vida y unos salarios relativamente elevados, que compensan las obligaciones de trabajar en horarios de noche y durante los días festivos. Unos horarios que según las pretensiones del Gobierno dejarían de tener compensación.

La ministra de Transportes, Elisabeth Borne, justificó que la supresión de ese estatuto sirve para que la SNCF pueda competir con los nuevos operadores, e insistió en que mantiene abierto un proceso de concertación en el que ya ha hecho concesiones, como aplazar la apertura a la competencia de las líneas regionales y de cercanías.

Pero, sobre todo, hizo hincapié en que aunque vaya a cambiar de estatuto formal, la SNCF no se privatizará. Una promesa de cuya sinceridad dudó abiertamente Philippe Martínez, el secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT, primer sindicato de la empresa), que anunció una protesta “dura”.

En paralelo a la huelga, varios miles de personas participaron en una manifestación en París a la que se unieron otros colectivos descontentos con la política de reformas de Macron, como trabajadores de la recogida de basuras, del sector energético y estudiantes. Sin relación directa con la de los ferrocarriles, otra huelga contribuyó ayer a perturbar todavía más el transporte público en Francia.

El paro en la aerolínea Air France -la cuarta por motivaciones salariales en poco más de un mes- obligó a la compañía aérea a cancelar un 25% de su programa de vuelos. Un portavoz de la aerolínea francesa explicó que el encuentro de mañana se celebrará con la intersindical que ha organizado esas cuatro jornadas de paros. El jueves la cita será con el Sindicato Nacional de Pilotos de Línea en la que se abordarán sus reivindicaciones sobre remuneración y sobre condiciones laborales específicas. Un portavoz de la compañía señaló que las anulaciones de vuelos estuvieron “en línea” con lo anticipado la víspera: un 30 % de los intercontinentales de larga distancia (más de tres horas de trayecto), un 33 % de los de media distancia (sobre todo con destinos europeos) y un 15 % de los interiores franceses.

Esta situación hace planear sobre el Ejecutivo de Macron y sobre su programa de reformas el espectro de 1995, cuando el primer ministro de entonces, Alain Juppé, ante la presión de la huelga y en particular la de la SNCF, tuvo que abandonar la reforma de las pensiones y perdió las elecciones dos años después. - Efe

Paro

Ferrocarriles. Sólo circuló uno de cada ocho trenes de alta velocidad, igual que los convoyes de largo recorrido, una quinta parte en los regionales y cercanías, y tres cuartas partes de los internacionales.

Air France. Se anuló un 30% de los vuelos de larga distancia (más de tres horas de trayecto), un 33 % de los de media distancia (sobre todo con destinos europeos) y un 15 % de los interiores franceses.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902