Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
seguro

La receta de la portería a cero

Imanol consiguió no encajar goles en su debut, algo que el sanse ha logrado 19 veces este año

Mikel Recalde - Martes, 3 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Imanol Alguacil dirige con su habitual intensidad el entrenamiento de ayer en Zubieta.

Imanol Alguacil dirige con su habitual intensidad el entrenamiento de ayer en Zubieta. (Gorka Estrada)

Galería Noticia

Imanol Alguacil dirige con su habitual intensidad el entrenamiento de ayer en Zubieta.

Donostia- Los que le conocen saben que en Ipurua cumplió con el cometido inicial que se había marcado desde que aceptó la propuesta de Jokin Aperribay para dirigir al primer equipo. Imanol Alguacil sabía que el principal margen de mejora residía en el apartado defensivo, tal y como lo acreditaban las frías estadísticas. La Real es el cuarto conjunto que más goles recibe en la Liga solo superado por Betis, Las Palmas y Deportivo.

Desde el primer entrenamiento en el que utilizó a Aritz Elustondo de lateral derecho, el oriotarra tenía claros en su mente los cambios que iba a presentar en Ipurua para echar el candado a su portería. Esta es la receta que le ha permitido triunfar como lo estaba haciendo en el Sanse. Sus números son claros y reveladores. Con los dos últimos encuentros ante Leioa (victoria 0-2) y Real Unión (0-0) en los que ha sido Zulaika, su segundo, el que lo ha dirigido, el filial no ha encajado goles en 19 de los 32 encuentros que ha disputado hasta ahora. Por este motivo, a los que han seguido de cerca su labor, no les ha sorprendido que, además tratándose de un encuentro de rivalidad territorial, su estreno con la Real acabase con empate 0-0, en lo que supone su séptimo encuentro sin encajar. Incluso si nos remontamos a su anterior experiencia en el banquillo del primer equipo, como ayudante de Asier Santana en las horas previas al aterrizaje de David Moyes, cabe recordar que los blanquiazules se impusieron por 2-0 al Atlético, que era el vigente campeón de Liga.

Casi todas las variables que introdujo en su debut, fueron para mejorar las prestaciones defensivas del equipo. En la portería de su 4-2-3-1, como era lógico después de que Rulli no se recuperara, Moyá ya se ha convertido en un intocable. En la zaga, en las que probablemente fueron sus dos variables más sonadas, alineó a tres centrales, ya que Aritz Elustondo llevaba más de un año compitiendo para hacerse en hueco en el eje de la misma, aunque lo hiciese esta vez como lateral derecho. Llorente y Navas, que se habían pasado las dos semanas trabajando a sus órdenes, formaron el tándem en detrimento de un Héctor Moreno que llegó con mucho desgaste físico de su concentración con la selección mexicana. Por último, en el lateral izquierdo, abogó por dar continuidad a De la Bella en parte para evitar el déficit de centímetros de Kevin en previsión del habitual bombardeo de centros desde la banda del Eibar.

En lo que respecta al centro del campo, Imanol prescindió de Zubeldia, que llevaba cinco encuentros seguidos de titular a buen nivel y que llegaba tocado de la rodilla, para alinear un doble pivote formado por Illarramendi y Zurutuza. El mutrikuarra fue el que mantuvo su posición y el que tenía que estar atento para evitar las segundas jugadas en los balones que recuperaba el Eibar gracias a su asfixiante presión adelantada y con Zurutuza para intentar conectar con los jugadores más ofensivos del equipo, algo que no consiguió en ningún momento.

En la línea de tres, adelantó a Álvaro Odriozola, que no había actuado de inicio nunca como extremo desde que apareciese en el primer equipo en enero, y centró a Oyarzabal. A los dos les conoce bien como para conocer sus posibilidades en ambas demarcaciones novedosas. Más sorprendió la entrada de Juanmi en la banda izquierda. En punta, como es lógico, siguió Willian José. Quizá otro de los puntos que peor sabor dejó a la afición txuri-urdin fue que, después de su planteamiento tan conservador, sus cambios también fueron muy cromo por cromo. Primero entró Januzaj por Juanmi que, aunque muy diferente, no varió el dibujo. Después fue Agirretxe quien sustituyó a Willian y, por último, en un relevo más para perder tiempo y para evitar males mayores con Illarra que, había visto una tarjeta, dio entrada a Zubeldia.

Ahora queda por ver si fueron las connotaciones especiales de Ipurua las que condicionaron su táctica, o si es lo que nos espera hasta el final...


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902