Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Artistas sin fronteras

La actriz donostiarra Silvia Albert y la realizadora madrileña Paula Palacios son dos de las artistas participantes en el ciclo de la plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak, el Centro de Documentación de las Mujeres y Zinemakumeak Gara

Un reportaje de Nekane Lauzirika - Lunes, 2 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La actriz donostiarra Silvia Albert autora y protagonista del monólogo ‘No es país para negras’.

Galería Noticia

La actriz donostiarra Silvia Albert autora y protagonista del monólogo ‘No es país para negras’.

Albert presentó la obra en Bilbao en el cicloMigradas y Refugiadas: Supervivientes de las fronteras, el ciclo de actividades en el que la plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak, el Centro de Documentación de las Mujeres y Zinemakumeak Gara se han unido para ofrecer al público una serie de actividades con las que acercan a la ciudadanía las figuras de las mujeres migrantes y refugiadas. Lo han llevado a cabo, además, utilizando exclusivamente trabajos firmados por mujeres, al tiempo que ofrecieron a los asistentes la posibilidad de interactuar con las propias creadoras, además de con otras invitadas, mujeres algunas de ellas que han experimentado el dolor del exilio en primera persona.

“Nadie mejor que nosotras, las mujeres negras, para contar nuestra historia. Por eso escribí No es país para negras”,reconoce Silvia Albert. “Hasta ahora lo que hemos contado es la versión de los hombres blancos, cómo ha ocurrido todo. Por eso está bien que tengamos la versión de las mujeres negras”, subraya esta guipuzcoana nacida en Zarautz, de madre de Guinea Ecuatorial, antigua colonia española, y padre de Nigeria.

La familia llegó a Donostia en la época de la Transición: “Como había acuerdos, se podía venir a España. Mis padres fueron a Palma, donde tenían familia, pero al final recalaron en San Sebastián. Aunque me considero vasca, me resulta complicado levantar cualquier bandera y más en estos momentos en que todas dan miedo”.

posicionamiento políticoSin embargo, Albert actualmente reivindica sentirse vasca, también catalana por días, española, alicantina, murciana, “de todas las partes por donde he pasado. Pero hoy en día mi posicionamiento es político. Es una reivindicación porque existe una negación con respecto a la negritud;la gente niega que nosotras podamos ser españolas siendo negras. Cada vez que digo que soy española, estoy reivindicando mi pertenencia”.

La dramaturga guipuzcoana sostiene que haberse criado en Alicante jugó a su favor. “Allí éramos pocas las personas negras. Y con la negritud ocurre que es el número lo que asusta;al ser pocos, era una cosa anecdótica”, recuerda sonriente.

Eligió el arte como profesión “porque el teatro es sanador”. Además, al ser la tercera de las hijas a la que nadie prestaba mucha atención, el escenario le proporcionó un lugar visible. Empezó con las obras del colegio y allí encontró un lugar donde comunicarse;ser ella misma, poder mostrar su vulnerabilidad y no ser agredida “y saber que en el escenario puedo chillar, llorar y que es lo que el público está esperando que haga”, explica.

el racismo sutilA Silvia no le han dado una paliza por la calle, como sucede con muchas mujeres negras en Madrid o Barcelona, pero los insultos eran y son. Sí, ha sido objeto del racismo sutil que pasa más desapercibido. “Este es continuo y sigue estando ahí desde que era pequeña;como no se ve la gente lo interpreta como que eres una exagerada. Sin embargo, condiciona tu forma de ser, tu forma de mirar el mundo, de caminar por la calle ”, subraya.

Considera que su voz en el escenario es una de tantas. “Necesitamos más puntos de vista, pero siento que estoy hablando por el colectivo de mujeres negras, o por una parte de ellas, que hasta este momento no se había escuchado, no se había expresado en un escenario”, dice, al tiempo que añade que hay muchas actrices negras, más de las que se ven, aunque luego está la cuestión del activismo.

Silvia se encuadra dentro del “artivismo”, activista. Hay una parte de conciencia de negritud que se está desarrollando, profundizando y es lo que lleva al escenario. “Otras mujeres negras lo hace en su medida y punto y en su momento”, indica la autora de No es país para negras,que con su monólogo, con el que está recorriendo todo el Estado, consigue que la gente se cuestione y revise su grado de racismo, de tolerancia, que entienda y escuche por primera vez la voz de las que somos consideradas las otras, cómo determinadas situaciones nos han afectado en nuestro fuero interno y cómo estamos condicionadas”, sentencia.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902