Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Ese mundo nuestro

Siria: amigos de quita y pon

Por Valentí Popescu - Lunes, 2 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Borrar

Galería Noticia

Borrar

la conquista turca de la ciudad siria de Afrín, cerca de la frontera con Turquía, plantea una serie de preguntas encabezadas por la de dos pasividades: la de Washington y la de los guerrilleros kurdos -los peshmerga-, considerados hasta ahora como la mejor infantería involucrada en el conflicto sirio.

La conducta estadounidense es coherente con toda su política en Oriente Medio, una política concebida para conservar al menor precio posible las zonas de influencia consideradas irrenunciables (a las otras se ha renunciado hace ya tiempo).

El presidente Erdogan ha planteado la erradicación del nacionalismo kurdo como meta prioritaria de su política

En este planteamiento los kurdos han desempeñado el papel de “amigos de quita y pon”. Los del Irak, porque armados, entrenados y financiados por los EE.UU. han sido esenciales en la derrota del Estado Islámico (EI);y los de Turquía -las guerrillas comunistas del PKK-, porque representaban un complemento importante de los primeros. Pero ni unos ni otros fueron nunca interlocutores del agrado de Washington. El PKK está mal visto por comunista e incluso figura en la lista de organizaciones terroristas del Departamento de Estado. Y los kurdos iraquíes, porque su meta final latente de crear un Estado pankurdo en Oriente Medio a costa de territorios de Irán, Irak, Siria y Turquía que acabaría de pulverizar la ya frágil estabilidad de toda la zona.

Si a ello se suma que Turquía sí que es un aliado institucional de los EEUU en la Alianza Atlántica y que bajo el mandato de Erdogan ha planteado la erradicación del nacionalismo kurdo como meta prioritaria de su política, Washington no ha dudado en abandonar a los kurdos del norte de Siria. Para hacerlo, naturalmente no ha aducido estas razones, sino un formalismo jurídico: la alianza con los peshmerga para combatir al EI no abarcaba la ciudad de Afrín y territorios contiguos. También la pasividad kurda en Afrín es ante todo pragmática: se fueron sin luchar apenas porque les resultaba evidente que no tenían la menor posibilidad de éxito.

En Afrín -a diferencia, por ejemplo, de la combatividad numantina que exhibieron en la conquista de la ciudad de Kobane en el 2014- el espacio aéreo estaba totalmente dominado por la Aviación turca que, de necesitarlo, incluso podría haber sido apoyada por la rusa. Atrincherarse en Afrín equivaldría a inmolarse estérilmente. Porque no hay que olvidar que hace cuatro años en Kobane la situación era inversa: entonces y allá el espacio aéreo era monopolio estadounidense y sus bombardeos de las posiciones islamistas fueron tanto o más decisivas que la infantería kurda en la conquista de la ciudad. Claro que en aquél entonces, los kurdos aún eran “amigos de pon” para Washington.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902