Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Terpstra se exhibe

el holandés gana el tour de flandes con un ataque lejano y mantiene la dictadura del quick-step

Aitor Martínez - Lunes, 2 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Niki Terpstra levanta los brazos al cruzar la meta. Fotos: Efe

Niki Terpstra levanta los brazos al cruzar la meta. Fotos: Efe

Galería Noticia

Niki Terpstra levanta los brazos al cruzar la meta. Fotos: Efe

donostiA- Los adoquines, los temibles muros, las cunetas de barro y piedra, las bicicletas traqueteando, danzando de un lado al otro... son solo una parte del decorado de las clásicas belgas, tan duras, tan exigentes que solo los elegidos están llamados a conquistarlas. Un ciclismo para valientes en el que no vale especular. La victoria no entiende de cobardes;pero la osadía tampoco garantiza el éxito. En situaciones así, con las pulsaciones disparadas sobre el potenciómetro y las piernas duras como rocas, corredores como Greg Van Avermaet, Peter Sagan o Vincenzo Nibali, un invitado de excepción en una especialidad que no es la suya, aunque hace poco más de dos semanas se impuso con autoridad en la Milán-San Remo, se mueven como pez en el agua. Los tres fueron protagonistas ayer sobre el pavés, aunque ninguno pudo con el monopolio del Quick-Step y la fortaleza de un Niki Terpstra monumental, que sorprendió al resto de grandes favoritos con un ataque a 27 kilómetros de meta.

El holandés recogió el relevo de su compatriota Adri van der Poel, el último neerlandés en conquistar el Tour de Flandes hace 32 años. La prueba belga había resultado inalcanzable para los tulipanes durante tres largas décadas... hasta ayer. La locomotora Terpstra descarriló a todos y cada uno de sus rivales hasta alcanzar en solitario la meta de Oudenaarde tras una cabalgada en solitario de casi 30 kilómetros y después de haber recorrido otros 230 entre parajes casi impracticables.

Por ellos abrió camino un combativo Iván Cortina (Bahrain-Merida), que apunta maneras y se desenvuelve con soltura en las clásicas, en compañía de otros diez ciclistas. El asturiano se gustó en los muros y rompió la fuga en varias ocasiones hasta que su aventura acabó a medio centenar de kilómetros para la meta. Para entonces, el pelotón se había disgregado en un puñado de grupos, seleccionando de forma natural a los más poderosos de la carrera.

A diferencia de citas pasadas, Sagan rodaba acompañado por un pretoriano como Daniel Oss, lo que invitaba a señalarle como el gran favorito, y el BMC presumía de músculo con dos compañeros de viaje para Van Avermaet. Eso sí, nada comparado con la elocuencia del Quick-Step, intratable en las clásicas de este 2018 y que ayer sumó su vigésimo primera victoria del año. Además, situó a tres corredores en el Top 10. Ante esa tesitura, con grandes especialistas sobre el adoquín como Philippe Gilbert o Zdenek Stybar, además del propio Terpstra, la prueba se convirtió en una especie de zafarrancho contra el Quick-Step. Van Avermaet lideró los dos primeros ataques a falta de 45 y 38 kilómetros para la meta, aunque apenas sirvieron para soltar lastre. Los favoritos no perdieron rueda y el Bahrain-Merida tomó el relevo del BMC. Primero, Sonny Colbrelli y después Nibali terminaron por romper la prueba. Al tiburón, que voló ayer desde Bélgica para estar hoy en la salida de la Itzulia, solo le siguió Terpstra, aunque este apenas necesitó de un puñado de pedaladas para dejar atrás al siciliano, que poco después fue absorbido por el resto de favoritos.

El holandés voló sobre el pavés y en apenas nueve kilómetros alcanzó a los tres valientes que comprometían el triunfo de las grandes figuras: Dylan van Baarle (Sky), Sebastian Langeveld (Cannondale) y Mads Pedersen (Trek). Solo este último le cuestionó durante unos pocos metros el triunfo a Terpstra, que le soltó definitivamente poco antes de coronar el último muro del día, el de Paterberg. Por detrás, Sagan trató de saltarse la vigilancia del Quick-Step, incluso rodó en solitario durante varios kilómetros, pero a falta de ocho tiró la toalla. El holandés alcanzó la meta en solitario, el joven Pedersen, de 22 años, mantuvo a los favoritos a raya y fue segundo, y Gilbert redondeó el gran día del conjunto belga con el tercer puesto. Un monumento para Niki Terpstra.

triplete holandésEn la prueba femenina del Tour de Flandes, disputada sobre 150 kilómetros, la victoria fue para la también holandesa y campeona olímpica Anna van der Breggen, que se impuso con claridad a sus compatriotas Amy Pieters y Annemiek van Vleuten.

tour de flandes

1. Niki Terpstra (Quick-Step) 6h21:25

2. Mads Pedersen (Trek) a 12’’

3. Philippe Gilbert (Quick-Step) a 17’’

4. Michael Valgren (Astana) a 20’’

5. Greg Van Avermaet (BMC) m.t.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902