Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Cartas a la Dirección

Mentiras y amenazas de los añorantes del franquismo. Catalunya Mesas parlamentarias

Jon García Rodríguez José Luis Latasa Loizaga - Viernes, 30 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

La situación de Catalunya, una comunidad de siete millones y medio de habitantes, se está complicando cada vez más. Un país que tiene su propia cultura, gente bien preparada y con excelente calidad de vida. Una comunidad que tiene tres idiomas oficiales y es referente en muchos campos: empresas internacionales y nacionales, industria, calidad democrática de sus habitantes, etc. Catalunya lleva muchos años recibiendo el no a todo cómo respuesta. No al estatuto aprobado por la mayoría de la sociedad catalana, no a una mejora de financiación, a una redistribución mejor de la solidaridad y también no a una consulta. No resulta fácil comprender en el siglo XXI que un conflicto político, lejos de llegar a acuerdos por vías políticas se intente hacerlo por medio de vías jurídicas y penales.

Del no a todo por parte de Rajoy se ha llegado a la actual situación, con todos los miembros del Gobierno catalán en la cárcel o exilio por el hecho de querer conocer la opinión de la ciudadanía en las urnas. Desde que entró en vigor el artículo 155 con el autogobierno suspendido, Catalunya tiene en este momento el difícil reto de la convivencia social y, con los líderes más importantes encarcelados, afrontar el próximo gobierno o volver a las urnas en verano. No me extraña que más de dos millones de catalanes estén hartos y estén decididos a hacer su propio camino.

Iñaki Amundarain Egaña

las claves

El Congreso, el Senado y los distintos parlamentos autonómicos deberían crear un órgano regulador para que supervise la gestión de las mesas parlamentarias. A este órgano se le debería dar la potestad de sancionar o expulsar, si fuera necesario, aquellos miembros de las mesas que intencionadamente paralicen la actividad parlamentaria buscando con ello algún tipo de rédito partidista o electoral. A nivel estatal -desde que dio comienzo la actual legislatura- hemos visto cómo el PP, en consenso con Ciudadanos, ha ralentizado o bloqueado la tramitación de iniciativas, enmiendas, proyectos de ley y no de ley debido al control que ejercen sobre las decisiones que se toman en la Mesa del Congreso de los Diputados. A nivel autonómico, estamos viendo cómo la Mesa del Parlament de Cataluña da su consentimiento a diputados independentistas para que puedan votar leyes que son incluso inconstitucionales. En mayor o menor medida -o gravedad- la extralimitación de las mesas se observa en todos los parlamentos de España. Este tipo de engaños no pueden permitirse en un Estado de Derecho. Lo menoscaban.

Hace unos pocos años, con motivo de la Pascua Militar y en una clara alusión al reto soberanista de Catalunya, el entonces ministro de Defensa, Pedro Morenés, advirtió de que los militares “están preparados, mantienen el ánimo firme y sereno, sin atender a absurdas provocaciones”

A Rajoy y sus secuaces, añorantes por conveniencia del régimen franquista, los que reconocen las atrocidades de postguerra, mal lamada civil, les creo capaces de volver a cantar aquellas canciones patrioteras de la triste dictadura. “Ya tocan arrebato por el Peñón de Gibraltar”. Cambiando esta localidad por Catalunya, y los eslóganes de “Todo por la patria”, “A por ellos oé, oé, oé”, mientras se engrasan los cañones y desenvainan las espadas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902