Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Tras los pasos de la prehistoria

El corredor del cantábrico siempre ha sido una autopista;muestra de ello son las seis rutas megalíticas que albergan Errenteria y Oiartzun

Reportaje y fotografía de Aitziber Muga - Jueves, 29 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Varias personas pasean por el camino que va al área recreativa de Aitzetako Txabala.

Varias personas pasean por el camino que va al área recreativa de Aitzetako Txabala.

Galería Noticia

Varias personas pasean por el camino que va al área recreativa de Aitzetako Txabala.

Oarsoaldea presenta una riqueza megalítica envidiable que se encuentra diseminada en las agrestes cordilleras de Aiako Harria y del parque de Lau Haizeta, desde las cuales se contempla un paisaje incomparable y que se encuentran en los límites de Errenteria y Oiartzun.

Entre ambos municipios se pueden recorrer seis rutas prehistóricas cuyos vestigios funerarios llevan milenios contemplando desde las alturas un paisaje natural incomparable, desde donde se divisa una gran parte de Euskal Herria, tanto de Iparralde como de Hegoalde, incluida Nafarroa.

Una de las rutas megalíticas más conocidas es la de Aitzetako Txabala y Txoritokieta, en el barrio Zamalbide de Errenteria. El dolmen de Aitzetako Txabala es uno de los monumentos más impresionantes y mejor conservados. Fue descubierto en 1962 por J.M. Barandiaran.

Se encuentra situado en una zona llana dentro de un área recreativa del mismo nombre, en las cercanías de Txoritokieta. También se encuentran junto a este otros tres dólmenes: Berrozpin I, II y III y el monolito de Txoritokieta, adscrito a la Edad de Hierro (900-300 a. de C.). Este último es un bloque de arenisca triásica aportado probablemente desde la zona de Landarbaso, y sirve como muga entre Astigarraga y Errenteria.

La otra ruta que discurre por Errenteria es la de Langagorri-Cuevas de Aizpitarte, a las que también se accede desde el barrio de Zamalbide, en el área recreativa de Barrengoloia. Langagorri es un monolito de la Edad de Hierro con una cruz grabada, y en las cuevas de Aizpitarte se descubrieron las más antiguas huellas humanas de la comarca de Oarsoaldea, de hace 24.000 años. Además, hace seis años el grupo de espeleólogos y arqueólogos Félix Ugarte encontró pinturas y grabados rupestres. Por todo ello, el Ayuntamiento de Errenteria y la agencia de desarrollo comarcal de Oarsoaldea suelen organizar visitas guiadas a estos parajes desde el área recreativa de Listorreta.

El resto de rutas prehistóricas se hallan en el término municipal de Oiartzun. Una de las más visitadas es la de Oieleku, donde además de estos se pueden ver los conjuntos de Kauso I, Kauso II, Munerre, Arritxurieta y Arritxurieta Gaña, todos ellos monumentos funerarios, crómlech, de la Edad de Hierro.

Además, junto a ellos se encuentra el dolmen de Gainzabal, correspondiente al Neolitíco, a la Edad de Bronce. El acceso es desde el barrio de Karrika, dirección Artikutza, y la ubicación de los monumentos está claramente identificada por señales.

En la siguiente ruta, en el área de Sorondo, se encuentra el crómlech tumular de Elorritako Gaña, al que se llega desde el barrio de Karrika dirección Artikutza. Cinco kilómetros después del cruce, el vehículo se puede dejar en la campa de Sorondo para tomar la senda del collado. En este camino se deberán salvar algunas vallas para llegar a Elorritako Gaña en un cuarto de hora, aproximadamente. Además, desde la campa de Sorondo, cogiendo el camino a mano derecha se llega a la ermita de Ozentzio.

En la ruta Egiar-Urkullu Txiki Egia se pueden visitar dos conjuntos de la Edad del Hierro. El de Egiar conserva siete crómlech y el de Urkullu cuatro. A Egiar se llega desde el barrio de Gurutze, dirección Aiako Harria. Dos kilómetros más adelante se encuentra el acceso a Urkullu Txiki Egia.

Por último, los conjuntos de vestigios funerarios más numerosos se sitúan en Bianditz, ya que tras pasar el alto de este monte, en Arritxulangaña, se encuentra un conjunto megalítico compuesto por diez crómlech y dos túmulos de la Edad de Hierro.

Además, en Errenga se hallan otros ocho crómlech, datados en la Edad de Hierro. Para llegar a Arritxulangaña se aconseja seguir la ruta GR-121 (roja-blanca), y desde esta a Errenga hay que continuar por la ruta PRNA 11.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902