Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Procesión a prueba de chaparrones

Legazpi ha recuperado la procesión de Semana Santa tras un paréntesis de 40 años. Y lo ha hecho a lo grande: con reparto de caramelos, romanos a caballo... y a salvo de diluvios.

Reportaje y fotografía de Asier Zaldua - Lunes, 26 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Niños repartiendo caramelos durante la procesión.

Niños repartiendo caramelos durante la procesión.

Galería Noticia

Niños repartiendo caramelos durante la procesión.La entrada a la iglesia, tras las dos vueltas al templo.

Gipuzkoa tiene una procesión más, pues los legazpiarras recuperaron ayer la suya tras un paréntesis de 40 años. Y lo han hecho a lo grande: con romanos a caballo, niños repartiendo caramelos, incienso y cientos de espectadores. Además, la procesión de Legazpi tiene una peculiaridad: puede celebrarse aunque caigan chuzos de punta.

Las imágenes de los sevillanos llorando porque han tenido que suspender la procesión a causa de la lluvia se han vuelto habituales. En Legazpi, acostumbrados como están a la nieve y la lluvia, están bien preparados: su iglesia es una de las pocas que puede presumir de estar porticada en sus cuatro costados.

Gracias a ello, ayer se pudo celebrar la procesión. En principio iban a cruzar Kale Zaharra y volver a la parroquia por Kale Nagusia, pero en vista de que no paraba de llover, dieron dos vueltas al templo.

Antes de salir, el párroco Iñigo Mitxelena arengó a sus tropas. Les agradeció su participación y les pidió que durante el acto dieran las gracias a Dios y se acordarán de los que más sufren. “Cuando veamos que pesa, ofrezcamos nuestro esfuerzo a alguien. Lo haremos por el pueblo de Legazpi, por Irun (contaron con la colaboración de un grupo de irundarras), por los postrados, por nuestros abuelos que están en el cielo y por nuestras madres. Decid sus nombres”.

Deseó que la procesión tenga continuidad en años venideros. “Espero que dentro de 300 años se recuerde que esto empezó en 2018”.

Fuera, había gente en toda la vuelta de la iglesia. El acto despertó una gran expectación. “Me parece una iniciativa importante, debido a que hemos estado 40 años sin procesión. Me he emocionado, pues recuerdo estos pasos de cuando era niña”, comentó María Jesús Otal, que acudió acompañada de su madre y un nieto.

El fotógrafo legazpiarra Josu Altzelai tampoco se perdió el acto. Ha fotografiado las procesiones más importantes de España, por lo que es una voz autorizada. “No conozco un tema mejor que el de las procesiones para sacar fotografías. Para ser la primera vez, está muy bien. El pórtico da juego a la hora de sacar fotografías, pero en la calle hubieran quedado mejor. Y de noche, mejor aún”. Pues nada, el año que viene, demadrugá.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902