Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La cruz “que grita al mundo que no tengamos miedo a acoger” llega a Arantzazu

El símbolo de los refugiados presidió la tradicional peregrinación al santuario

Domingo, 25 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Un grupo porta la Cruz de Lampedusa abriendo la marcha hacia Arantzazu.

Un grupo porta la Cruz de Lampedusa abriendo la marcha hacia Arantzazu. (Foto: Iker Azurmendi)

Galería Noticia

Un grupo porta la Cruz de Lampedusa abriendo la marcha hacia Arantzazu.

donostia- La Cruz de Lampedusa, hecha con restos de cayucos naufragados en el Mediterráneo, fue ayer la protagonista de la Marcha a Arantzazu. A lo largo de los ocho kilómetros que separan Oñati del Santuario franciscano, la cruz fue portada por los peregrinos abriendo el cortejo que se desarrolló bajo el lema Todos acogidos por María.

Desde el 4 de marzo cuando el obispo de Donostia, José Ignacio Munilla, cogió el relevo en la celebración de la Javierada, este símbolo del drama que viven cada día miles de personas tratando de cruzar el Mediterráneo en busca de una vida mejor ha transitado por Gipuzkoa, cumpliendo el mandato del propio papa Francisco, quien tras bendecirla encargó que recorriera el mundo para recordar lo que pasa en el Mare Nostrum, como lo conocían los romanos.

La cruz esta hecha, concretamente, con restos de la barcaza naufragada en Lampedusa el 3 de octubre de 2013. Ese día, una barcaza que había partido del norte de África en dirección a las costas europeas, se hundió con al menos 518 inmigrantes procedentes de Somalia y Eritrea, y dejó 366 muertos, 155 supervivientes y un número indeterminado de desaparecidos.

La cruz, hecha con restos de la barcaza que naufragó en Lampedusa provocando 366 muertos, se despide hoy de su periplo por el territorio

Por eso la Marcha a Arantzazu de este año tuvo como protagonistas, no solo a la cruz, sino a los refugiados y migrantes. Incluso en la homilía posterior a la peregrinación, celebrada en el santuario oñatiarra, el obispo afirmó que la Cruz de Lampedusa “habla por sí sola”. “Esta cruz grita al mundo que no tengamos miedo de acoger al que llega hasta nosotros”, señaló Munilla, quien prosiguió: “Hay una providencia de Dios en todas las migraciones y, en este momento de secularización de los países de Occidente, nuestra pérdida de fe, nuestro materialismo, esta sociedad que parece que no necesita de Dios, necesita de los excluidos.... Necesitamos de los pobres para que nos evangelicen”, manifestó.

La Cruz -“símbolo de los cristianos”, como recordó Munilla- de Lampedusa se despedirá hoy del territorio en la Misa Mayor que se celebre en la catedral del Buen Pastor.

recuerdo a beristainLa cita de este año también fue especial porque fue la primera desde la muerte en septiembre a los 70 años del franciscano Iñaki Beristain, para el que hubo un especial recuerdo por ser uno de los organizadores de la marcha durante muchos años.

La anécdota de la jornada fue la protesta que realizaron una decena de feministas con caretas de diablo en la explanada del Santuario, donde esperaron la llegada de la marcha y del obispo Munilla con una pancarta en la que se podía leer Munilla deabruok zure bila(Munilla el diablo viene a verte). - N.G.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902