Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Asier Illarramendi | Jugador de la real

“Los que estamos en la Real queremos seguir aquí”

Asier ya tiene 28 años y es uno de los líderes del vestuario, aunque cuando se pone delante del micrófono siga sin evitar una continua risa nerviosa y contagiosa. Entiende el enfado de la afición, se siente igual de decepcionado, y recuerda que es muy feliz en la Real

Una entrevista de Mikel Recalde - Domingo, 25 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Asier Illarramendi

Asier Illarramendi (Fotografía Ruben Plaza)

Galería Noticia

Asier Illarramendi

Donostia- Semana dura.

-Sí, para nadie es agradable. La culpa la tenemos todos, la situación en el club es la que es y, al final, cuando no se dan los resultados que queremos que se den, buscamos a un culpable que, en la mayoría de las ocasiones es el entrenador. Ha sido una semana dura y jodida.

Las despedidas fueron emocionantes.

-Así, es. Loren ha estado diez años, ha hecho muchas cosas bien, ha dado todo lo que tenía por este club. Para él no ha sido fácil después de tanto vivido. Las despedidas nunca son fáciles, yo también he vivido eso. El míster llevaba dos años, era muy buen tío y se llevaba muy bien con todos. Les deseo lo mejor a los dos.

Lo de Eusebio parecía inevitable.

-Sí que es verdad que este año teníamos expectativas muy altas, después de lo vivido el año pasado, pero creo que Eusebio ha hecho un gran trabajo. Llegó cuando el equipo estaba hundido y lo levantó, hicimos una muy buena remontada. El año pasado hicimos muy buen trabajo y nos clasificamos para Europa, le dio al equipo un estilo de juego. Gracias él los jugadores y los aficionados hemos disfrutado del fútbol y eso lo logran muy pocos entrenadores. Eusebio le ha dado mucho a este club, pero cuando las cosas van mal, el primero que se va a la calle, normalmente, es el míster.

¿Había señales de desgaste en la relación de la plantilla con el entrenador?

-La relación siempre ha sido muy buena. Personalmente, yo me llevaba muy bien. En la plantilla hay 25 jugadores y algunos se llevan mucho mejor y otros peor, pero es lo que pasa en todos los clubes, que los que juegan más están más a gusto y los que no, pues menos. Pero creo que Eusebio ha sido muy querido aquí.

Al final del partido contra el Getafe reconoció el bajón moral. Seis remontadas son muchas ¿no?

-Sí, ya dije que hacemos lo más difícil y luego nos remontan. El año pasado nos sentíamos más fuertes, sabíamos que si nos metían podíamos meter incluso algún gol más. Este año los resultados nos han afectado, influyen en lo mental. No es fácil que te remonten y te vengas arriba otra vez cuando los resultados no se están dando. Y eso nos está pasando este año. Potencial hay, equipo hay, pero tenemos que darle la vuelta a esto ya. El año pasado ya vimos de lo que éramos capaces.

¿La falta de un plan B ha sido determinante para la destitución de Eusebio?

-El estilo que ha implantado Eusebio es el que nos ha dado más éxito. Cuando vino no teníamos ninguno y al principio nos costó, pero el año pasado ya vimos lo que nos dio. Al final, el contrario también nos analiza, y este año sabían como jugábamos y han hecho su trabajo bien, nos han defendido bien y nos ha costado más.

Con el recuerdo del KO ante el Salzburgo, ¿ha llegado tarde la búsqueda de un revulsivo?

-No, no. Nunca es agradable que le echen al míster, eso quiere decir que todos los que estamos en el club estamos haciendo algo mal. Yo no soy nadie para tomar esa decisión. Nosotros tenemos que seguir remando para intentar darle la vuelta a esto.

¿Le sorprendieron las protestas contra Loren?

-Cuando las cosas no van bien, siempre se intenta buscar un culpable. Ya te digo que culpables somos todos de esta situación, de cómo va el equipo, cada uno en su parte tiene su culpa.

¿Se escuchaban los gritos desde el campo?

-Sí. Obviamente escuchamos la opinión de la gente y no es agradable escuchar pitos, ni a Loren, ni al míster, ni a nosotros.

¿Siempre era el malo de la película?

-La labor de Loren no ha sido nada fácil. Ha hecho muchas cosas bien, alguna mal, pero todo lo que ha hecho bien no se dice. No es nada fácil ser director deportivo, siempre se les critica.

¿Cree que, con el tiempo, se valorará mucho más la labor de Loren?

-Sí. Loren llegó al equipo cuando estaba en Segunda y metió a gente de la cantera, que ahora estamos en el primer equipo. Confió en la cantera, que es lo que tiene que hacer la Real y mira lo que hemos conseguido. El club estaba en una situación deportiva y económica muy mala y con la gente de casa y con buenos fichajes se le dio la vuelta. Se han hecho muchas cosas bien.

¿Su relación con él era especial? Peleó mucho para que usted fuera titular.

-Especial tampoco, pero me llevaba bien. No estábamos a diario, pero cuando estábamos nos saludábamos y hablábamos. No solo confió en mí, sino en mucha gente de la cantera que ahora estamos en el primer equipo, eso ha sido parte de su trabajo.

¿Ha hablado Aperribay con la plantilla?

-Sí, estuvo presentando a Imanol y nos dio fuerzas y ánimos y nos dijo que había que seguir.

¿Cómo le ha visto?

-Como he dicho antes, esta situación no nos beneficia a nadie, todos estamos jodidos y queremos lo mejor para la Real. Él el primero. Las cosas no van bien, pero estamos con ganas de darle la vuelta. Creo que Jokin, como Loren, ha hecho muchas cosas bien. Él también llegó cuando el equipo estaba en una situación muy mala y entre todos le hemos dado la vuelta.

Imanol parece tener mucho carácter.

“El estilo que había implantado Eusebio es el que mejor resultados nos ha dado, pero este año nos han estudiado y nos han defendido bien”

-Imanol aprieta un poquito más, grita, está más encima. Calidad hay mucha en esta plantilla y para sacar lo mejor de nosotros nos tiene que apretar. Eso es lo que está haciendo

¿Qué les ha dicho para motivarles?

-Esta plantilla tiene calidad, pero cuando las cosas no salen bien es difícil, tienes que conseguir algún resultado bueno. Y en eso estamos todos, en ganar el siguiente partido para mirar para arriba.

La gente pide que les meta mucha caña.

-La gente cree, cuando los resultados no se dan, que los jugadores no corremos, que no trabajamos. Nosotros seguimos igual, somos un equipo que, en la mayoría de los partidos corre más que el rival, por nuestra forma de jugar, de presionar arriba. Cuando los resultados son malos la gente quiere que corramos más, que nos metan más caña en los entrenamientos… El equipo siempre da el máximo, el 100%, y hay partidos en los que tienes suerte y ganas y otros, en los que pierdes. Así es el fútbol.

Markel dijo que nunca había entrenado tanto como en el Getafe. Y Griezmann, Bravo...

-Cada entrenador tiene su librillo. A algunos les gusta trabajar más lo físico, a otros les gusta más lo táctico. Cada uno tiene su forma de trabajar. Markel con algunos entrenadores habrá trabajado más, con otros menos, y allí le habrá tocado un entrenador que trabaja bastante el físico y los entrenamientos serán largos. Pero cada uno tendrá su librillo y su forma de trabajar.

Al margen de lo mal que les ha ido, en la temporada ha salido todo al revés desde el inicio.

-Han sido muchos batacazos. Empezamos muy bien, luego bajamos un poco, la eliminación de Copa no nos vino nada bien, pero aún así hemos tenido partidos para darle la vuelta y meternos ahí y cuando lo teníamos que hacer, hemos fallado. Luego teníamos la ilusión puesta en Europa, también hemos fallado… Muchos batacazos. Yo creo que el equipo no estaba preparado para eso, porque queríamos jugar como el año pasado, lograr los mismos resultados, estar ahí arriba peleando… y cuando ves que estás dando lo mejor de ti y no llegas, pues no es nada fácil tragar eso.

¿Qué objetivos se marca de aquí a final de temporada?

-Intentar ganar los partidos que quedan. Es lo que queremos, llegar el fin de semana y ganar, porque eso te da felicidad. No es nada fácil perder un partido y entrenar la siguiente semana. Si sacas los tres puntos entrenas con otra felicidad, con otras ganas, con otra mentalidad y te vienes arriba. Esta temporada, como ya he dicho, nos hemos llevado muchos batacazos y hay que intentar darle la vuelta a esto lo antes posible.

Lo de Iñigo Martínez fue un golpe letal.

-Han sido muchos mazazos esta temporada, la eliminación de Copa, la de Europa League, los partidos con los que podíamos engancharnos ahí arriba que hemos perdido… Y sí, lo de Iñigo también. Una temporada en la que nos hemos llevado muchos reveses y no hemos podido darle la vuelta. En lo que queda, lo hay que intentar es precisamente eso, darle la vuelta.

¿Cómo lo vivió? Porque muchos se enteraron por la mañana, imagino que usted antes.

-Yo me enteré por la noche. Me lo dijeron, y le llamé y me confirmó que tenía la decisión tomada. Intenté convencerle, pero nada, ya había tomado una decisión. Una pena, porque yo conocía a Iñigo desde los 13-14 años, veníamos en el taxi juntos, muchas horas juntos entrenando, fuera de aquí también estábamos muchas horas juntos, era y es un buen amigo.

¿Se llevó mucha decepción?

-No, más que decepción, una pena, porque era dejar a un amigo y, aunque está cerca, hemos pasado grandes momentos juntos.

De la Bella declaró que no le pareció un buen momento para marcharse.

-El momento lo tienes que elegir tú, cuando llega tienes que decidir y el tomó su decisión. Sí que es cierto que no estábamos en una buena dinámica, pero en el fútbol las decisiones se tienen que tomar muchas veces rápido.

¿Le saben mal las duras críticas que ha recibido por parte de la afición?

-A mí también me pasó lo mismo. Es normal.

En breve se enfrentarán en el derbi.

-Sí, a todos nos gusta ganar los derbis, pero aún quedan partidos para que llegue. Esperamos que para entonces haya cambiado la situación deportiva del club. A todos nos gusta jugar y ganar esos partidos. No será diferente porque él esté allí.

En lo personal, disgustado con su ausencia en con la lista de Lopetegi.

-No, tienes que seguir trabajando. Está claro que si no entras es porque no estás haciendo algo bien. No es la definitiva así que queda intentar hacer lo mejor posible mi trabajo, sobre todo para ayudar a la Real, que es lo que quiero, y luego ya si llega bien. Pero tampoco es fácil hacer esa lista, hay grandes jugadores y ojalá que esté en la lista de Rusia. Por ahora me toca trabajar y seguir entrenando y dando lo máximo.

¿Teme quedarse sin Mundial por la mala temporada del equipo?

-Por la Real y por la mía. Si el club no está bien es porque todos estamos haciendo algo mal, tanto yo como mis compañeros. Intentaremos darle la vuelta lo antes posible.

¿Se replantea las cosas?

-Para nada. Ya aprendí que no había que darle muchas vueltas, que lo importante era seguir trabajando porque lo que te llega es a base de trabajo y sacrificio. Seguiré entrenando igual y si llega aquí todo ya llegará lo siguiente.

¿Usted está especialmente decepcionado?

p>“La labor de Loren no era nada fácil, porque ha hecho muchas cosas bien y algunas mal, pero solo se habla de estas últimas”

-Todos queríamos lograr algo más. Viendo el año pasado cómo empezamos y cómo acabó el equipo, tanto por juego como por victorias, tanto yo como la afición esperábamos algo más. Si estamos ahí es porque hemos hecho algo mal y la afición estará tan decepcionada como nosotros. Nosotros también sufrimos y somos los primeros que queremos darle la vuelta a esto.

¿Se ha arrepentido alguna vez de haber dejado el nivel Real Madrid?

-Para nada. Nunca he pensado que lo hice mal. Hice eso cuando lo sentí. Es verdad que en el Madrid aspiras a todo, pero deportivamente no estaba a gusto, quería jugar, que es lo que nos gusta a los futbolistas y decidí volver. Aquí estoy muy feliz.

¿Teme estar estancándose o perdiendo tiempo de su carrera?

-Para nada. En la Real se puede hacer carrera. Cuando salí quería hacer algo más pero deportivamente no me fue bien. Intenté buscar lo mejor para mí, en ese momento pensé que lo era, volví y nunca me he arrepentido de ello.

No se puede decir que no evolucione, se ha vuelto goleador.

-Este año el balón está entrando y por esa parte estoy a gusto. Tampoco esperaba haber metido siete goles a estas alturas porque no he marcado tantos, pero estoy a gusto. A los futbolistas nos gusta marcar goles y si son más mejor. Intentaremos acabar bien la temporada, que caiga alguno más, pero sobre todo si vale para ganar.

Valore su temporada personal.

-Como la del equipo en general. Empecé bien y luego el equipo se ha venido abajo y yo también. Yo y todos. Empezamos en una línea bastante buena pero a medida que iban pasando los partidos y los resultados no se daban, todos nos hemos venido abajo y hemos visto de lo que somos capaces. Intentaremos darle la vuelta a la situación, todos queremos lo mejor para nosotros y para el club y seguir, que es lo que queda.

Se le ve diferente cuando juega con Zubeldia y cuando lo hace de ‘4’.

-Me gusta más. Cuando juego más adelante no toco tanto balón. Por la situación y por el tipo de juego que tenemos, me acostumbré, y cuando he jugado más adelante ya no tocaba tanto. Cuando te acostumbras y no te llega tanto el balón no estás tan a gusto. Pero si no jugara ahí seguramente tampoco metería siete goles. Todo tiene su lado bueno.

¿Cree que son compatibles?

-Hemos jugado juntos y hemos hecho partidos buenos también. Es verdad que el balón lo toco menos, pero hemos hecho partidos buenos, tanto ofensiva como defensivamente.

¿La mejor fórmula sería un doble pivote, como el año de la Champions?

-Al final cuando quedamos cuartos tampoco teníamos un juego asociativo ni sacábamos el balón desde atrás jugando. A veces sí, pero otras no. Y con el estilo que teníamos ahora siempre sacábamos el balón jugando. Cuando jugaba con Markel quizás llegaba a segundos balones y ahora es más jugar desde atrás.

Muchos le echan en cara que le falta carácter cuando el equipo entra en crisis...

-Yo doy lo máximo que tengo. Cuando juego más adelante tampoco tengo tanto protagonismo con balón, me llega menos y cuando lo hace son unas situaciones más difíciles en las que estoy más incómodo. Más de espaldas y con el rival apretándome más.

Se viene otro verano de rumores.

-Tanto aquí como en todos los clubes. Cuando llega el verano se abre el plazo para fichajes y siempre hay rumores. Habrá unos que serán ciertos y otros que no. Cuando se abre el plazo para fichajes todos los clubes se mueven, la Real también lo hará.

¿Tenemos que estar tranquilos con Illarra?

-Sí. Yo tengo tres años más de contrato y lo que tenemos que hacer es centrarnos en esto, en sacar esto adelante, y lo del verano está lejos.

Pero su cláusula también es descendente, como la de Iñigo.

-Cuando llegué fue hace tres años y entonces era mucha pasta. Ahora parece que es calderilla tal y como está el mercado de fichajes y la pasta que se están gastando los clubes. Pero cuando yo llegué era mucha pasta, lo pusimos descendente, aunque abonar 30 o 40 millones no es nada visto lo que se está pagando.

Viendo jugar al Athletic, a nadie le sorprendería que afrontara el enésimo intento por ficharle.

-El Athletic tiene pasta y siempre ha tocado jugadores de aquí. A mí ya me tocaron pero también a otros muchos de los que estamos aquí. Los que estamos en la Real queremos seguir aquí.

Se habla desde hace tiempo de Borussia Dortmund.

-Todavía estamos en marzo. No sé cuándo se abre el mercado de fichajes. Yo no les pregunto lo que hay porque no me interesa. Ahora mismo me interesa dar lo que tengo aquí, sacar esto adelante porque estamos todos sufriendo y saldrán rumores míos y de mis compañeros.

¡Pero su dimensión de pretendientes es el PSG!

-Son rumores que salen en febrero y que seguramente no serán ciertos.

Ya salió, ganó una Champions… Y ahora, ¿como en casa en ningún lado?

“Imanol grita y está más encima;yo creo que esta plantilla tiene calidad y para sacar lo mejor de nosotros nos tiene que apretar”

-Yo he sentido de todo. Cuando salí quería probar. Al final era un club que aspira a todo y quería probar cómo iba. He vivido eso, he aprendido de todo, he salido de casa. De todo se aprende. Cuando las cosas no te van bien aprendes más. A mí allí deportivamente no me fue muy bien o tan bien como me gustaría, pero de esas situaciones se aprende más. Ya salí de casa, ya probé y entiendo que la gente quiera probar. El pensamiento que tenemos los futbolistas y los aficionados no es el mismo. Entiendo que aquí todos somos de la Real, pero los que estamos dentro y los aficionados no pensamos igual, aunque todos sintamos estos colores.

Aperribay le considera su gran capitán del futuro tras la marcha de Xabi Prieto...

-Me halaga. A todos nos gustaría estar ahí. Pero todavía están Xabi, Imanol... Lo importante es aprender de ellos porque ser capitán no es solo llevar el brazalete. Detrás hay muchos marrones y de todo hay que aprender. Mientras estén estos a aprender y luego ya se verá.

¿Le falta algo de ambición para lo que le queda de su carrera?

-Yo ambiciones ya tengo. Intentaremos llegar a esos objetivos.

¿De verdad es factible hablar de títulos?

-Hasta ahora siempre hemos sido muy precavidos con el mensaje. Lo dijimos porque lo sentíamos. Es verdad que la temporada no ha ido bien pero ¿por qué no? A mí me encantaría.

¿Es muy futbolero?

-Antes más, ahora menos, y según cómo vaya el año, aún menos. Cuando las cosas van bien te gusta hablar de fútbol, cuando no salen te saturas más, te agobias más. Yo cada vez veo menos fútbol. Me gusta, pero más bien ver cómo juega el rival. Prefiero el ciclismo o el basket.

Piensa jugar hasta los...

-Hasta que el cuerpo aguante. Por ahora aguanta bien y a ver si sigue así. Tengo 28 años y no me gustaría acabar fastidiado de alguna cosa.

En su edad ideal, ¿ve el fútbol de manera diferente?

-Sí. Cuando llegué no sabía ni la mitad de lo que sé ahora. He pasado durante algunos años, algunos entrenadores y de todo se aprende. Cuando llegué era un pipiolo. Ahora tengo algunos años de experiencia y de las experiencias que he vivido he aprendido mucho. Ahora a los 28 sé bastante más que con 20.

No le veo de entrenador.

-Ahora mismo no me lo planteo. Tampoco tengo el título. Ni siento ni quiero. Ahora me toca jugar, que es con lo que disfruto y luego ya se verá. Ahora mismo preferiría disfrutar de otros deportes cuando me retire

Usted afronta hasta triatlones en verano.

-Hago con la cuadrilla, pero nada largo. Entre risas y luego una comida. Me gusta el ciclismo, correr... Me gustaría probar esos deportes si el cuerpo me deja.

Una aspiración con el equipo.

-Ganar un título.

Una personal.

-Levantar una copa con la Real con el brazalete de capitán.

“Mi momento es cuando fuimos cuartos”

Un amigo en el fútbol.

-Iñigo, Gaztañaga y Beitia, que es de mi cuadrilla.

Un momento en su carrera

-Cuando quedamos cuartos en Riazor.

Un estadio.

-El Santiago Bernabéu.

Un gol.

-El que le marqué el año pasado al Espanyol en Cornellá.

Un entrenador.

-Imanol Idiakez, Montanier y Eusebio.

Mejor jugador en su vestuario.

-Modric.

El mejor en el equipo rival.

-Messi.

Un canterano que va a llegar.

-Guevara.

Alguien que se quedó en el camino.

-Muchos. Los gemelos Eizmendi, Ros, Ozkoidi… Y mi amigo Beitia. - M.R.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902