Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Mallabia estudia la vía judicial para frenar la llegada de basura de Gipuzkoa

El Consistorio asegura que Betearte no tiene permiso para tratar residuos urbanos

Iraitz Astarloa - Miércoles, 21 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

donostia- Mallabia ha recibido como un jarro de agua fría la noticia de que la sociedad Betearte, que gestiona el vertedero de residuos industriales ubicado en esta localidad, se postula como única candidata para hacerse cargo de las 60.000 toneladas de basura anuales que Gipuzkoa es incapaz de gestionar por sí misma.

Esta opción planeaba sobre el Consistorio desde la pasada semana, cuando la sociedad hizo saber al Ayuntamiento su voluntad de concurrir al concurso abierto por el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK). Sin embargo, no fue hasta el lunes cuando, tras la constitución de la mesa de contratación por parte de GHK, se constató que una única empresa estaba interesada en la oferta guipuzcoana.

“Quiero dejar claro que Mallabia rechaza las basuras en este vertedero”, aseguró ayer el alcalde de la localidad, Igor Aguirre, en una conversación con este periódico. Aguirre explicó que, desde que ha conocido la situación, ha expresado a Betearte el frontal rechazo del Consistorio a recibir basura procedente de Gipuzkoa. “El martes de la semana pasada se les trasmitió que estamos en total oposición porque el vertedero no tiene ese fin. En todas las licencias municipales, así como en las declaraciones de impacto ambiental del Gobierno Vasco está recogido su uso, solo y exclusivamente, como vertedero industrial para residuos no peligrosos, y no como vertedero urbano”, contó Aguirre, quien añadió que esta misma información fue planteada a los responsables de GHK.

Sin embargo, Betearte ha continuado adelante en su intención de hacerse con la gestión de las 60.000 toneladas anuales de basura, un contrato que ha salido a licitación en dos lotes por un precio base de 7,9 millones de euros.

Ahora, ante esta tesitura, el Ayuntamiento estudia las vías que tiene a su alcance para frenar la llegada de camiones. “No queremos dar pistas de los pasos que vamos a dar, pero los servicios jurídicos están estudiando qué podemos hacer y haremos todo lo que podamos”, señaló el regidor.

Por el momento, la empresa tendrá un plazo de cuatro meses a partir de la fecha de adjudicación (que tendrá lugar en las próximas semanas) para “acondicionar las instalaciones y sacar todas las licencias municipales y los permisos necesarios” para ofrecer este servicio, informó el alcalde jeltzale, quien apuntó: “Nosotros también veremos cómo gestionamos los tiempos para que esto no ocurra”.

El primer edil reconoció que en el municipio se ha levantado una “polvareda tremenda”, pero insistió en que “primero, queremos gestionar la situación con todos los medios a nuestro alcance y luego, si hay que ponerse tras la pancarta, yo seré el primero”.

Betearte es la única empresa que se ha postulado para gestionar las 60.000 toneladas para las que Gipuzkoa no tiene solución todavía

No obstante, desde el Consistorio recalcaron: “Este vertedero no tiene los permisos para verter residuos urbanos. El Gobierno Vasco, en su plan estratégico 2015-2020, tiene registrados tres vertederos aptos para residuos urbanos y ninguno es el de Betearte. Este está catalogado única y exclusivamente como vertedero de residuos no peligrosos de uso industrial. Y nosotros lucharemos por ahí”.

La gestión de las 160.000 toneladas de fracción resto que cada año se generan en Gipuzkoa ha sido una pesadilla para el Gobierno foral desde el comienzo de la legislatura. Aunque la situación pudo canalizarse de forma provisional gracias a un acuerdo con el vertedero cántabro de Meruelo, el convenio expiró el pasado verano.

Así, desde hace algo menos de un año, se ha habilitado de manera provisional el vertedero de Lurpe, en Mutiloa, para dar salida al grueso de la basura (102.000 toneladas anuales), pero todavía quedaban otras 60.000 a las que dar solución. Tras intentar llegar a un acuerdo con el vertedero de Tudela, que finalmente no cuajó, Mallabia se postula como la última opción para esta particular red de exportación de basura en la que está inmersa Gipuzkoa y que concluirá cuando la incineradora de Zubieta se ponga en marcha el próximo año.

algunos datos

Es el número de toneladas para las que Gipuzkoa debe encontrar una solución de manera urgente. El vertedero de Lurpe, en Mutiloa, absorbe a día de hoy 102.000 toneladas de fracción resto que se generan en el territorio, pero la solución goierritarra no es suficiente para todo el volumen de residuos no reciclables que se recogen en Gipuzkoa. Tras un intento de acuerdo con Tudela que finalmente no fraguó, parece que Mallabia se perfila como el destino que elegirá GHK.

7,9


Millones. Es el precio base de licitación que ha fijado el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa. Aunque en este tipo de concursos la rebaja del precio de licitación suele resultar clave a la hora de decantarse por un adjudicatario u otro, el hecho de que solo una empresa se haya postulado a hacerse con este contrato pone en una situación de desventaja al contratista, en este caso GHK.

etiquetas: basura, mallabia


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902