Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Emotiva mañana con las despedidas de Loren y de Eusebio

zubieta se reunieron por separado con una plantilla tocada y después también estuvieron con aperribay

Mikel Recalde Gorka Estrada - Miércoles, 21 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Eusebio Sacristán y Juan Carlos Andrés se disponen a subir al coche tras despedirse de los jugadores, ayer en las instalaciones de Zubieta.

Eusebio Sacristán y Juan Carlos Andrés se disponen a subir al coche tras despedirse de los jugadores, ayer en las instalaciones de Zubieta.

Galería Noticia

Eusebio Sacristán y Juan Carlos Andrés se disponen a subir al coche tras despedirse de los jugadores, ayer en las instalaciones de Zubieta.

donostia- Jornada de emociones fuertes en Zubieta. Lorenzo Juarros y Eusebio Sacristán. Los grandes sacrificados por la crisis no decidieron aceptar la propuesta del club para decir adiós de forma pública y optaron por despedirse ayer de los jugadores en un encuentro privado y separado. Ambos llegaron muy pronto, hacia las 9.00 horas, y, primero el ya ex director deportivo y después el exentrenador, se reunieron con el plantel en una de las salas del edificio Gainditu. La escena se podía ver desde la distancia por una cristalera, con los jugadores sentados alrededor de la habitación y los protagonistas en el centro lanzando su mensaje de agradecimiento.

En mitad del acto, pasadas las 11.00 horas, se presentó Jokin Aperribay, quien estuvo con Loren y Eusebio cuando los jugadores se dirigieron al z2 para completar el primer entrenamiento a las órdenes de Imanol. Alrededor de las 12.00 horas y al mismo tiempo, Loren, en su coche, y Eusebio y el que ha sido su segundo, Juan Carlos Andrés, se montaron en otro con el que abandonaron Zubieta.

La persona que mejor contó lo sucedido ayer por la mañana fue Alberto de la Bella en una entrevista concedida a Radio Marca, en la que habló con una naturalidad y sinceridad admirables: “Ha sido un día difícil. Yo he estado con Loren desde que estoy en la Real. Él, junto a Javi Pérez, fueron los que me trajeron. Le tengo mucho cariño y respeto por todo el trabajo que ha hecho durante todos estos años. Es una pena que se acabe aquí, pero seguro que se puede ir satisfecho con las cosas que ha hecho y la gente espero que lo recuerde como una persona que lo ha dado todo por el club que quiere”.

El de Mambrillas de Lara fue el primero en comparecer en la sala: “Se ha querido despedir de todos. Estaba emocionado porque al final son muchos años en el mismo club. Nos tiene un gran cariño a los jugadores, al staff técnico, al médico y a todos los trabajadores de Zubieta y de Anoeta. Primero ha pasado él y luego Eusebio con Juan Carlos (Andrés), y más de lo mismo. Estaban emocionados también porque han vivido dos años intensos en Donostia. El equipo ha jugado muy bien al fútbol con ellos y esta última etapa ha sido mala y los resultados negativos. Es lo que manda y ha determinado que se vayan”.

Loren se mostró agradecido al grupo por su profesionalidad: “Nos ha dado las gracias. No hablo solo de los jugadores, sino de todos los trabajadores que envuelven a la Real. A partir de ahí, se queda con la conciencia tranquila porque siempre lo ha dado todo. Es una persona muy honesta que al final ha salido de esa manera, pero cuando pase el tiempo también va a valorar lo que ha hecho y ahora va a descansar. Era el centro de las críticas, pero no es el único responsable;los responsables somos todos, pero se empieza por el director deportivo, luego el entrenador y los siguientes somos los jugadores”.

A nadie se le escapa que ha sido el mejor paraguas para que las protestas no subiesen de peldaños en Anoeta: “Son muchos años también. Como jugador ya vivió todo esto y como director deportivo ha tenido etapas buenas y etapas malas... Y en esta última no solo es lo que ha podido sufrir él, sino también lo que sufre la familia que tenemos detrás, que vive esto con mucha intensidad. Cuando nos va mal, son los primeros que sufren”.

De la Bella mantiene una gran relación con Loren: “Él, hasta el último momento, tenía el convencimiento de que el equipo con este cuerpo técnico podía darle la vuelta a la situación. Quedan nueve partidos en la Liga y luego en verano ya se vería. Pero, sobre todo, tenía el convencimiento de que este equipo podía cambiar el rumbo con Eusebio al mando. Al final, los resultados mandan y hemos perdido los dos últimos partidos y se han precipitado las cosas. Seguro que se va con esa pena de no haber terminado la temporada al menos”.

Eusebio estaba realmente emocionado y no aguantó las lágrimas: “El míster ante todo es una muy buena persona. Estaba muy emocionado. Al ser un vestuario en el que somos todos amigos y en el que hay mucho cariño, el míster se ha ido con mucha pena. Ha vivido muchas cosas bonitas aquí, estaba afectado”.

De la Bella es consciente de que la plantilla no puede eludir su responsabilidad: “El fútbol es así de injusto. Eusebio y Loren no son los únicos responsables. Esto al final es porque cada jugador no lo está haciendo todo lo bien que lo podía hacer en los partidos. El rendimiento de todos no ha sido el esperado este año, las expectativas eran altas y no hemos cumplido. Y a partir de ahí se buscan culpables. Es más fácil echar a una persona o dos que a toda la plantilla”.

La presentación de Imanol llegó a continuación: “Nos lo han presentado y hemos hablado un poco. Cada uno sabe que no estamos haciendo bien las cosas y que tenemos que dar lo mejor. El equipo se encuentra en una situación negativa, en la que los resultados no acompañan, y todo eso hace que no sea agradable. Y así se hace difícil ir los lunes a entrenar, tras haber perdido el fin de semana”.

El catalán ya conocía al entrenador: “Me he cruzado varias veces con él y le conozco también de verle con el filial. Le he visto muy natural. Es una persona que siente mucho la Real y que lo va a dar todo por este escudo. Tiene ganas no solo de que le vayan las cosas a él, sino de que nos vaya bien a todos nosotros. Al final, una cosa va a repercutir en la otra. Está convencido de que está capacitado para afrontar la nave del primer equipo y nos pide responsabilidad, porque esto lo vamos a sacar entre todos, no solo él. Y a partir de ahí, mucho trabajo porque es una persona muy dinámica e intensa, de hacer los ejercicios, de mandar, de hablar con los jugadores. Le he visto cercano y, para ser el primer día, le he visto muy bien”.

Le definió como un técnico “muy competitivo. Será porque ha sido jugador. Veo que nos va a exigir a cada integrante de la plantilla y en el entrenamiento de hoy -por ayer- se ha visto. Parece que con un entrenador nuevo se da una vuelta de tuerca más, se mete más la pierna en el entrenamiento y espero que eso perdure en el tiempo y no sea cosa del primer día”.

La pregunta clara es ¿por qué no lo hacían antes? “Cuando te cambian de jefe la gente no quiere perder la silla. El que no estaba jugando va a querer entrar en el once o en la convocatoria;y la gente que estaba jugando va a querer mantenerse en el equipo. Por tanto, todos van a meter el codo”.

En la plantilla hay gente con mucha experiencia: “Eso no le tiene que asustar al míster. Si se nos exige, se va a responder. No hay nadie en el vestuario que le pueda dar problemas en ese sentido y todos vamos en la misma dirección. Si un vestuario es fácil es el de la Real”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902