Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Desalojan a una pareja de una vivienda de Arrasate por un desprendimiento

Las fuertes lluvias provocan el deslizamiento de tierras en la ladera donde se ejecutan las obras del ascensor de Makatzena

Anabel Dominguez - Martes, 20 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Imagen del desprendimiento de la ladera, junto a la casa (encima) donde se ha producido el desalojo.

Imagen del desprendimiento de la ladera, junto a la casa (encima) donde se ha producido el desalojo.

Galería Noticia

Imagen del desprendimiento de la ladera, junto a la casa (encima) donde se ha producido el desalojo.

arrasate- Eran poco más de las cuatro de la tarde del domingo cuando los arrasatearras Loli Díaz y Jesús Romero tuvieron que abandonar su casa de forma apresurada. La ladera donde se encuentra enclavada la vivienda, en el número 3 de la calle Hondarribia, sufrió un desprendimiento y fueron desalojados. Ayer, todavía con el susto metido en el cuerpo, Loli relataba lo sucedido. Su mirada angustiada lo decía todo. “Fueron los agentes de la Policía Municipal los que nos comunicaron que se había producido un deslizamiento de tierras y que teníamos que salir de casa por motivos de seguridad”, explicaba esta arrasatearra, que ha sido realojada en un hotel junto con su marido.

“Todo transcurrió muy rápido;justo nos dio tiempo a coger algo de ropa”, contó Loli después de haberse pasado toda la noche “sin pegar ojo”. “Estábamos con unos amigos y no escuchamos nada;fue una mujer, una vecina de los alrededores, la que alertó de lo ocurrido”, detalló.

Hace un par de semanas arrancaron las obras para construir los ascensores públicos en el barrio de Maka-tzena. Las excavadoras trabajan en la ladera donde se erige la vivienda afectada para abrir el hueco que albergará la cabina del primero de los elevadores. La tierra se ha movido y ha quedado al descubierto, así que las fuertes lluvias caídas el domingo, lejos de pasar desapercibidas, favorecieron su corrimiento.

“En los últimos días he preguntado a los obreros en más de una ocasión sobre el peligro que las obras podrían entrañar en nuestra vivienda. El agujero que han excavado es muy hondo y está muy próximo a ella”, advirtió Loli. “Me decían que todo estaba bien, pero ayer -por el domingo- llovió mucho”, recalcó.

“Agonía”Este desalojo ha sido para Loli y su pareja Jesús “la gota que colma el vaso” de una “agonía” que se ha prolongado durante nueve años. En este tiempo han vivido con la “incertidumbre” de saber cuál iba a ser su futuro en la casa que hace 18 años compraron en la calle Hondarribia, que está adosada a otra de propiedad municipal.

Primero porque el ascensor de Makatzena lleva años planeándose, aunque no ha sido hasta esta legislatura cuando ha despegado definitivamente (en 2009 el Consistorio les trasladó la posibilidad de hacerse con la vivienda por medio de una permuta). Después se ha puesto sobre la mesa el proyecto de “un posible albergue social” que podría habilitarse en el inmueble donde reside la pareja y en el contiguo, del que es dueño el Ayuntamiento.

“Al final no hemos tenido más remedio que llegar a un acuerdo con el Consistorio”, comentó Loli. Con el dinero que han recibido del Ayuntamiento tras tasar la vivienda y comprársela han adquirido un piso, que están adecentando antes de entrar a vivir en él. Tienen de plazo para mudarse hasta junio.

“No nos han tenido en consideración a la hora de empezar las obras del ascensor. Podían haber esperado a que nosotros nos fuésemos en unos meses”, se quejaba Loli, que al igual que su marido no oculta su “malestar” y “preocupación” por la situación que ha generado el derrumbe de la ladera.

análisis de la laderaPor su parte, el edil de Obras, Servicios, Mantenimiento y Barrios, Óscar García, insistió ayer en que los trabajos del elevador de Makatzena se están ejecutando “perfectamente”. “No ha habido ninguna negligencia”, recalcó, al tiempo que habló de “pequeño desprendimiento” al referirse al deslizamiento de tierras que se originó, según incidió, “por las fuertes lluvias” en la ladera donde se ha llevado a cabo el desmonte para iniciar las labores de construcción de los citados ascensores.

“En principio la ladera no corre ningún riesgo de inestabilidad”, manifestó García, al tiempo que insistió en que lo primero es “garantizar la seguridad de los vecinos”. “Se han querido tomar precauciones, y de ahí el desalojo de esta familia a la que se le ha dado una solución habitacional hasta que sepamos a ciencia cierta cuál es el estado de la ladera”, apuntó.

García informó, además, de que tras una primera inspección el domingo, desde ayer “a primera hora” un técnico municipal trabaja “codo con codo” con la empresa adjudicataria del ascensor, Altuna y Uria. “Se está analizando la ladera para ver si se trata de un pequeño derrumbe o hay algo más, y ver, de este modo, qué medidas hay que tomar”, indicó el concejal socialista. De momento, se ha tapado con unos plásticos para amortiguar la penetración del agua.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902