Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Sitio adecuado, momento oportuno

la sobresaliente trayectoria de imanol en los banquillos de zubieta se ha visto también marcada por la fortuna, en forma de inesperadas oportunidades para subir escalones

Marco Rodrigo Gorka Estrada - Martes, 20 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Imanol Alguacil da instrucciones a sus futbolistas durante un partido del Sanse en las instalaciones de Zubieta.

Imanol Alguacil da instrucciones a sus futbolistas durante un partido del Sanse en las instalaciones de Zubieta.

Galería Noticia

Imanol Alguacil da instrucciones a sus futbolistas durante un partido del Sanse en las instalaciones de Zubieta.

donostia- Cuentan que en el fútbol, como en la vida, deben coincidir dos circunstancias para que una persona pueda alcanzar cotas altas. En primer lugar, gozar de aptitud. En segundo, tener fortuna en momentos puntuales para poder desarrollar ese potencial. Ambos factores se han dado y se dan en la trayectoria de Imanol Alguacil como entrenador en el organigrama de Zubieta. Los resultados cosechados por todos sus equipos acreditan que se trata de un técnico que sabe hacer competir, y bien además, a sus equipos. Y los inesperados acontecimientos que le han permitido disfrutar de determinadas oportunidades indican también que ha disfrutado de esas necesarias dosis de suerte.

los iniciosEl Imanol Alguacil futbolista se formó en las categorías inferiores de la Real, en cuya primera plantilla militó entre 1991 y 1998. Y luego pasó por Villarreal, Jaén, Cartagonova y Burgos antes de colgar las botas, cinco años después de salir del club txuri-urdin. Nacido en Orio en 1971, se retiró pronto, a los 32, pero nunca dejó de practicar deporte mientras el gusanillo de los banquillos comenzaba a picarle poco a poco. Tras dirigir a Orioko y a Zarautz, durante el verano de 2011 dispuso de una inmejorable oportunidad, ingresar en el organigrama técnico de Zubieta. Trece años después de dejar la entidad blanquiazul, regresaba a casa.

división de honor juvenilEl cometido inicial de Imanol en la Real supuso ejercer de segundo de Iñigo Cortés en el equipo de la División de Honor Juvenil. Pero las cosas no se dieron de la forma prevista durante aquella temporada. Coincidió el aterrizaje de Alguacil en el club con el de Philippe Montanier en el primer equipo. Y el de Vernon necesitaba a su lado una persona conocedora del fútbol y dominadora del idioma francés. El propio Iñigo Cortés reunía los mencionados requisitos y, aunque en un principio trató de compaginar ambas labores, fue designado finalmente por los gestores txuri-urdin como ayudante de Montanier. Era noviembre, y apenas unos meses después de haber regresado a la estructura blanquiazul, Imanol asumía las riendas de la primera plantilla juvenil. Mejor no le pudieron ir las cosas, pues aquella escuadra integrada principalmente por las generaciones de 1993 y 1994 (Aritz Elustondo, Joseba Muguruza, Iker Hernández, Alain Oyarzun, Kako Sanz...) se proclamó campeona de su grupo y firmó luego un notable papel en la Copa del Rey. Eliminó en octavos al Sporting, y en cuartos se enfrentó a un Barcelona que ganó la ida en Zubieta (0-2). En el minuto 90 de la vuelta, en el Mini Estadi, los txuri-urdin ganaban 1-3, pero terminaron encajando un muy doloroso gol en el descuento.

al easoSorprendió, en cierto modo, el baile de nombres en los banquillos de Zubieta durante el verano posterior a aquella campaña, en 2012. Jagoba Arrasate pasó del Easo al cuerpo técnico de Montanier. Iñigo Cortés regresó al División de Honor Juvenil. E Imanol se hizo con el citado Easo, pese a los éxitos cosechados previamente. El club vendió el cambio destinado a Alguacil, sobre el papel un descenso en cuanto a escalafón, como una cuestión generacional. Argumentaban los rectores de la entidad que querían situar al oriotarra a los mandos de la generación que subía desde cadetes, la de 1996 (Tanis Marcellán, Ander Gorostidi, Roberto Olabe, Adrián Lapeña, Andoni Gorosabel...). Y el técnico respondió a las expectativas adjudicándose un nuevo campeonato liguero, certificado además con una victoria (0-2) en Lezama, en la penúltima jornada. Imanol acumulaba dos temporadas en la estructura de Zubieta, saldadas con sendos títulos para los equipos por él dirigidos. Las perspectivas en cuanto a su carrera en los banquillos subieron enteros en el club.

segundo del sanseTercera temporada, tercer banquillo. De cara a la campaña 2013-14, los rectores txuri-urdin situaron a Imanol como segundo entrenador del Sanse para ejercer de ayudante de Asier Santana. Los Gaztañaga, Callens, Marco Sangalli, Oyarzun, Hervías y compañía completaron un buen ejercicio (el filial fue 12º y se salvó con holgura), y la pareja de técnicos gozó de continuidad en el siguiente curso. Los acontecimientos a lo largo de este, sin embargo, no tardaron en deparar cambios. Jagoba Arrasate fue cesado en el primer equipo, y a Santana e Imanol les tocó dirigir al plantel profesional en aquella recordada victoria de Anoeta contra el Atlético de Madrid (2-1). Tras la misma llegó Moyes, quien en un principio (el club lo llegó a anunciar oficialmente) se iba a quedar a Imanol como segundo. Finalmente, sin embargo, la llegada de McKinlay y el perfil del propio Santana llevaron al escocés a integrar en su cuerpo técnico al de Idiazabal. Así, quien asumió las riendas del Sanse en solitario fue Alguacil.

tres años en el filialComo primer entrenador del filial, el oriotarra ha vivido la etapa de mayor estabilidad y duración de toda su trayectoria en los banquillos del club. Aquellas semanas de cambios y de movimientos, a raíz de la llegada de Moyes, se produjeron en noviembre de 2014. E Imanol ha entrenado al Sanse desde entonces, a lo largo de más de tres años. Lo ha hecho dotando a la segunda plantilla blanquiazul de un sello propio, a la vez que asumiendo determinadas directrices estilísticas procedentes del club. Es la de Alguacil una escuadra que forma habitualmente con el clásico 4-3-3 y que trata de llevar el peso de los partidos, pero que a nivel táctico presente hechuras de equipo más sólido que, por ejemplo, la reciente Real de Eusebio. Ha intentado llevar a cabo durante las últimas temporadas una intensa presión adelantada, pero ha sabido también juntar líneas y defender más cerca del área cuando el rival le ha exigido replegarse. Las cifras defensivas del presente curso (solo ha encajado 22 goles en 30 partidos), cuando los zagueros del Sanse no son ninguna maravilla, hablan de un bloque bien trabajado, que ocupa además la tercera plaza clasificatoria. Y es que todo apuntaba a que Imanol iba a firmar, antes de ser promocionado, su mejor campaña al frente del filial (14º, 7º y 10º son sus anteriores clasificaciones finales).

al primer equipoImanol entrenaba al Sanse cuando Moyes salió del club, pero la destitución de este se produjo con mucha temporada por delante y la Real apostó por Eusebio. El cese del vallisoletano, mientras, tiene ahora lugar cuando solo restan nueve jornadas, y los rectores de la entidad dan la oportunidad al preparador oriotarra.

nuevo cuerpo técnico


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902