Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Esclavo de un estilo con luces y sombras

eusebio sale del club tras implantar una propuesta que ha implicado gloria y sufrimiento a partes iguales

Marco Rodrigo - Lunes, 19 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Eusebio camina cabizbajo por la banda

Eusebio camina cabizbajo por la banda

Galería Noticia

Eusebio camina cabizbajo por la banda

donostia- Es el entrenador de la Real que en más ocasiones se ha sentado en el banquillo local de Anoeta. Ha entrado en el top 10 de técnicos con más partidos dirigidos en la historia txuri-urdin. Hace menos de un año clasificó al equipo para la Europa League. Y a sus órdenes el conjunto blanquiazul ha firmado los encuentros más brillantes de su historia reciente. Sin embargo, Eusebio Sacristán abandona el club por la puerta de atrás, después de sumergirse su proyecto en un estado de descomposición demasiado prematuro. Los ciclos en el fútbol resultan cada vez más cortos. Pero el del preparador vallisoletano en Donostia ha pasado del todo a la nada en cuestión de meses. Le ha terminado saliendo caro.

Eusebio se convirtió en el primer entrenador de la Real en noviembre de 2015, tras una derrota en Las Palmas (2-0). La plantilla no comulgaba con los métodos de un David Moyes cuya valía para entrenar en la Liga española, mucho más sofisticada a nivel táctico que la Premier en la que había triunfado una década antes, se encontraba muy en entredicho. La destitución del escocés resultó inevitable, y la llegada del de La Seca tuvo efectos muy positivos en el corto plazo. Los futbolistas se liberaron, comenzaron a jugar mejor y los resultados cotizaron al alza, empezando a percibirse además ilusionantes pinceladas del estilo que el entrenador quería plasmar en el equipo. Sin embargo, llegó la derrota de El Molinón (5-1), un resultado que generó dudas en el seno del plantel. Eusebio lo sintió así, y apostó durante la segunda mitad de aquella campaña por una propuesta mucho más pragmática, que supuso triunfos como el del derbi de San Mamés (0-1, con gol de Jonathas). Salvado el ejercicio, llegó la siguiente pretemporada. Y con ella, la necesidad de trabajar el famoso estilo del vallisoletano.


a europa A la Real 2016-17 le costó comenzar a carburar. Durante los dos primeros meses de competición alternó victorias y derrotas, hasta que alcanzó un muy positivo punto de inflexión, otro derbi en San Mamés. Salió derrotado en Bilbao (3-2) víctima de pérdidas de balón en situaciones de riesgo, un déficit que Eusebio supo corregir con determinados matices: diagonales aéreas y conducciones de los centrales, envíos largos a Willian José… Mecanismos, en definitiva, para no depender en exclusiva de un sobresaliente juego combinativo. Tras la derrota ante el Athletic, llegaron los tres mejores meses de la era Eusebio, un tiempo durante el que la propuesta de máximos txuri-urdin coincidió con niveles de acierto elevadísimos de todos los futbolistas y en todas las facetas del juego. Como obra maestra queda aquel engañoso 1-1 de Anoeta contra el Barcelona, en el que Juanmi anotó en el descuento un gol injustamente anulado.

Poco a poco, sin embargo, el desempeño txuri-urdin comenzó a deteriorarse. La apretada agenda de enero, con la Copa de por medio, y las consiguientes lesiones lastraron a un equipo que ya no volvería a jugar como hasta entonces, pero que aprovechó la positiva dinámica generada para mantener un notable ritmo en la suma de puntos. Le sirvió a la Real para, a punto de ahogarse en la orilla, alcanzar en Vigo la sexta plaza clasificatoria, gracias a un tanto sobre la bocina del propio Juanmi.

La campaña 2017-18 comenzó donde terminó la anterior, en Balaídos. Ganó la Real en tierras gallegas, como lo haría posteriormente contra Villarreal y Deportivo. Pero, a excepción de lo visto ante los castellonenses, muy mermados por las bajas en Anoeta, siempre existió la sensación de que el equipo era menos sólido de lo recomendable. Las derrotas comenzaron a llegar para una Real que durante sus partidos alternaba buenas fases de juego con otras de desmoronamiento generalizado, careciéndose en esta ocasión de la dinámica positiva que una campaña antes había permitido seguir avanzando. Las dudas han sido unas inseparables compañeras de la escuadra txuri-urdin durante un ejercicio cuyo epílogo apuntaba a triste desde hace meses, y cuyo balance negativo se confirmó la semana pasada en el campo del Espanyol, donde se evaporaron las utópicas opciones de séptima plaza.

el estilo de juegoVíctima ahora de esa propuesta de máximos que tan bien hizo jugar a la Real, Eusebio deja el club tras ver cómo la exigencia propia de su estilo futbolístico ha terminado llevando al equipo, en una temporada con muchos requisitos, a cotas mínimas de fiabilidad. No es la del sábado en la primera media hora ante el Getafe la actuación de un equipo cuyo entrenador y director deportivo van a dejar el club 24 horas después, pero sí se corresponde con esta última circunstancia la endeblez mostrada por el cuadro txuri-urdin en cuanto recibió el empate. Los cambios para generar una nueva dinámica apuntaban al verano, pero se han visto precipitados por los acontecimientos recientes.

Con contrato hasta junio de 2019, parecía durante las últimas semanas que Eusebio tenía fecha de caducidad al frente del primer equipo, la de la última jornada, prevista para el 19 y el 20 de mayo. La sensación acerca de que el fin de su ciclo había llegado resultaba generalizada, incluso dentro del club. Pero, a efectos de vivir un relevo menos traumático y más natural, los rectores de la entidad habían optado por esperar a la conclusión de la temporada. La decisión, eso sí, dejaba entreabierta una puerta a la destitución en caso de que las cosas se torcieran en demasía, circunstancia que la directiva estima que se produjo con la derrota del sábado contra el Getafe. El resultado, unido al ambiente de crispación vivido en Anoeta, aceleró todo el proceso.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902