Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
"Hay mucho cabreo"

Miles de guipuzcoanos salen a la calle por unas pensiones dignas

La Plataforma de Asociaciones de Mayores de Gipuzkoa cifra entre 15.000 y 20.000 los asistentes a la manifestación que ayer recorrió la capital guipuzcoana

Maialen Mariscal - Domingo, 18 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Varios miles de pensionistas se reunieron en Alderdi Eder, desde donde salió la manifestación, para pedir pensiones dignas.

Varios miles de pensionistas se reunieron en Alderdi Eder, desde donde salió la manifestación, para pedir pensiones dignas. (Gorka Estrada)

Galería Noticia

Varios miles de pensionistas se reunieron en Alderdi Eder, desde donde salió la manifestación, para pedir pensiones dignas.

Donostia-Los augurios se cumplieron ayer con una masiva participación en la manifestación convocada por la Plataforma de Asociaciones de Mayores de Gipuzkoa (PAMG), que fue un buen termómetro para medir el respaldo de la sociedad a sus reivindicaciones.

Fueron muchos los jubilados que desafiaron al frío y la lluvia y salieron a las calles del centro de Donostia, pero no fue desdeñable la cantidad de personas de toda edad que decidieron secundar un llamamiento que los pensionistas extendieron a todos los guipuzcoanos porque, al fin y al cabo, el problema que afecta hoy a un sector de la población llegará a los actuales trabajadores.

De esa opinión eran Juanma y Héctor, de Pasai Antxo, que bajo el paraguas recorrieron parte del trayecto. “Hemos llegado tarde pero teníamos que estar aquí”, señalaban, “porque toda la vida trabajando y acabaremos pobres”. Como ellos, muchos guipuzcoanos optaron por tomar el transporte público y trasladarse hasta Donostia, a pesar de que en algunas localidades también estaban convocadas manifestaciones.

El recorrido diseñado para este acto de protesta se quedó corto. El punto de partida se fijó en los jardines de Alderdi Eder, donde todos los lunes se concentran los pensionistas para expresar sus reivindicaciones, para seguir por las calles más céntricas y finalizar en el kiosko del Boulevard. Sin embargo, cuando la cabeza de la manifestación llegó al final del recorrido todavía quedaba gente en la cola que ni siquiera había salido del punto de partida, a quienes los organizadores invitaron a que desistiesen de realizar el trayecto y se unieran al acto final con la lectura de un manifiesto.

ambiente silenciosoEntre tanto, la manifestación discurrió con pocos incidentes, salvo el paso de una ambulancia de urgencias que obligó a retirarse a los laterales de la calle, y con escasas proclamas. Algún grupo coreó “Más pensiones y menos ladrones”, aunque en general el único sonido fue el de varios silbatos.

Uno de los portadores de este instrumento admitió que “mientras pito, no hablo y va a ser mejor” con el asentimiento de su compañeros, que también optaron por no hacer declaraciones aunque sí reconocieron que “hay mucho cabreo”.

No fue, sin embargo, este sentimiento el que se transmitió durante la manifestación, que mantuvo en todo momento la moderación. Escasas fueron también las pancartas que pudieron observarse. La que encabezó este acto marcaba el nombre de los organizadores, la Plataforma de Asociaciones de Mayores de Gipuzkoa, y unos metros detrás otro cartel abogaba por Unas pensiones justas y dignas.

Otros de los lemas que pudieron leerse en la concentración fueron Defensa de las pensiones públicas, Ninguna pensión por debajo del umbral de pobreza o No al empleo generador de pensiones pobres.

Los más jóvenes quisieron visibilizar su apoyo con una pancarta en la que mostraron solidaridad con los pensionistas, y un chico a título individual elevó una cartulina con un sentido “Gracias, abuelos, por luchar por nuestro futuro”.

Si bien la mayor parte de los asistentes superaba la cuarentena, también asistieron personas más jóvenes como Maider, una adolescente que acompañó a sus padres, en activo, y a los amigos de estos, procedentes de Irun. “No había pensado en venir, pero al final me han convencido (sus padres)”. En un aparte, reconocía que posteriormente se iba a reunir con sus amigas en la capital guipuzcoana.

diversidadLas pensiones fueron el motivo central de la manifestación, pero tras el grueso se perfilan diferentes situaciones, desde los que cobrando una pensión por encima de la media consideraban de justicia asistir a este acto reivindicativo, hasta quienes en la actualidad trabajan y ven peligrar el futuro de estas prestaciones, hijos que acompañaban a sus padres para asegurarse de que iban a estar bien o viudas.

Este último caso es el de las donostiarras Carmen y Paqui, que después de mostrar su satisfacción por la masiva asistencia que los organizadores cifraron entre 15.000 y 20.000 personas, lamentaron que su situación es “indignante”. Según señalaron, “si no hubiéramos tenido un pequeño colchón habría sido imposible vivir”.

Además, colectivos sociales no relacionados, en principio, con los jubilados también con su presencia su solidaridad con los más mayores. Uno de los ejemplos fue el colectivo feminista, que anunció públicamente su participación muy poco tiempo después de que sus protestas en la calle también tuvieran un extendido eco y un respaldo mayoritario en Donostia.

Asimismo, representantes de la vida institucional, de sindicatos y de partidos políticos acudieron al llamamiento, aunque se confundieron entre los asistentes en consideración con los convocantes de este acto, que han expresado su deseo de no mezclar siglas con sus reivindicaciones. No obstante, el PP fue motivo de crítica en las diferentes intervenciones que se produjeron una vez concluida la manifestación.

Tanto los participantes que realizaron el recorrido como los que no tuvieron ocasión por la masiva afluencia se concentraron en torno al kiosko del Boulevard donde se dio lectura a un manifiesto en euskara y castellano y el representante de la asociación Nagusilan José Luis Elosua, realizó una intervención.

Entre los congregados José, nombre que admitió que era ficticio, preguntado por la razón de su presencia en este acto reivindicativo aseguró que “no voy a hablar, porque si empiezo no callo y diré cosas de las que luego igual me arrepiento”. Su acompañante le respaldó con un gesto de asentimiento.

El ambiente de tranquilidad por parte de algunos y de contención por parte de otros se extendió tras la escasa hora que duró la manifestación y posterior acto público. Los aplausos que recibieron los intervinientes por alguna de sus afirmaciones se redoblaron cuando dieron fin a la conc entración.

Poco a poco, los asistentes se fueron disgregando en diferentes direcciones. Muchos de ellos, ante las inclemencias de un tiempo que no dio tregua, optaron por “retirarnos a casa, darnos una ducha y estar calentitos”, mientras que otros consideraron buen momento para “ir a tomar algo”.

rgiSegún datos de la Tesorería General de la Seguridad Social, un total de 198.441 personas, la mayor parte mujeres, cobran menos de 800 euros y 15.000 de ellas -entre los que figuran 4.000 guipuzcoanos- se ven obligados a recurrir a la Renta de Garantía de Ingresos para poder completar la cuantía de la prestación y poder llegar a final de mes.

Además, un informe hecho público recientemente en el que se analiza el sistema de pensiones apunta a que los jubilados vascos necesitarían una renta complementaria de 427 euros al mes para mantener su poder adquisitivo, todo ello como consecuencia de las reformas efectuadas por el Gobierno español en 2011 y 2013.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902