Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Isabel Mugartegui y Elena Catalán | profesoras de la facultad de economía y empresa de la UPV/EHU

“A inicios del siglo XX Gipuzkoa ya dedujo que había que especializarse”

En el primer tercio del siglo XX, Gipuzkoa se situaba entre las economías más pujantes y sentaba las bases de una industria próspera que hoy día la sostienen

Maialen Mariscal - Lunes, 12 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Isabel Mugartegui y Elena Catalán, profesoras de la facultad de economía y empresa de la UPV/EHU.

Isabel Mugartegui y Elena Catalán, profesoras de la facultad de economía y empresa de la UPV/EHU.

Galería Noticia

Isabel Mugartegui y Elena Catalán, profesoras de la facultad de economía y empresa de la UPV/EHU.

donostia- Las profesoras de la Facultad de Economía y Empresa de la UPV/EHU Isabel Mugartegui y Elena Catalán son las autoras del libro “Gipuzkoa Industrial (1886-1924)”, en el que se analiza de manera pormenorizada el modelo industrial de Gipuzkoa en sus orígenes, datados a inicios del siglo XX. Algunos de los aspectos de su consolidación se mantienen hoy en día, a pesar de que muchas de las antiguas actividades hayan desaparecido del tejido productivo actual.

¿Cuál es el detonante que sitúa a la industria guipuzcoana, tras Madrid, Barcelona y Bilbao, como punta de lanza en la economía estatal?

-Elena Catalán: La disolución del sistema aduanero antiguo. Se produce un cambio al trasladarse las aduanas a la costa, lo que abrió Euskadi al mercado español y se intensificó el comercio interno. Esto provocó a su vez que los sectores tradicionales, como la alimentación y la industria armera, se modernizaran para responder a esta pujanza y que comiencen a surgir nuevas actividades destinadas a producir bienes de equipo e intermedios.

-Isabel Mugartegui: También influyó decisivamente la política proteccionista que adoptó la monarquía, lo que potenció ese mercado interno del que se benefició la industria guipuzcoana y la vasca en general, aunque obligó al mismo tiempo a que los empresarios reaccionaran y adaptaran su actividad con una nueva oferta

El pequeño tamaño de las empresas, con una plantilla reducida e inversión autóctona, es característico de la industria del siglo pasado

¿Qué puntos en común tenía la economía guipuzcoana de inicios del pasado siglo y la actual?

-I.M.: Existe cierta continuidad, pero lo cierto es que del periodo que analizamos a la que existe ahora se han producido muchos cambios. Como elementos comunes, uno de los más claros es el pequeño tamaño de las empresas. Ya entonces, los negocios en Bizkaia eran de mayor volumen mientras que el territorio guipuzcoano el tejido industrial se componía de pequeños negocios en los que trabajaban pocos empleados y recibían una inversión autóctona.

-E.C.: Además, los empresarios reinvertían los beneficios en las propias compañías, sobre todo en aquellos sectores con una mayor pujanza. En este sentido, otro de los puntos en común con la industria guipuzcoana actual es la marcada personalidad metalúrgica de su industria. A inicios del siglo XX hay sectores fuertes como el papel o la alpargata, pero la actividad económica se enfoca sobre todo en la máquina herramienta. En Bizkaia se producía el metal que posteriormente se transportaba a Gipuzkoa donde se manufacturaba.

¿Qué otros aspectos son característicos de la actividad industrial del territorio entre 1886 y 1924?

-E.C.: La electrificación es muy temprana en la provincia. Es propio de Gipuzkoa que sus empresas tengan su propia central eléctrica y, aquellas que no disponen de una fuente propia de energía, recurren a las serrerías que en aquel periodo se alquilaban para dar respuesta a las nuevas industrias. Incluso surge una nueva fórmula en la que los propios trabajadores se asocian en una cooperativa para construir una central eléctrica que abastezca a todo el pueblo.

Los propios trabajadores se asociaron en cooperativas para crear centrales hidráulicas que abastecieran de energía a los pueblos

-I.M.: Gipuzkoa, además, puede autoabastecerse, tiene materias primas suficientes para nutrir a su propia industria. Por ejemplo, en los años 20 disponía del 40% de todo el cemento que se producía a nivel estatal, que en aquel momento era sobre todo el Portland. Además, tiene canteras y tiene centrales hidráulicas, es potente en cuanto a materias primas.

¿Qué evolución tuvieron los distintos sectores predominantes de la actividad industrial de Gipuzkoa?

-I.M.: Algunos sectores atravesaron problemas como el del papel, cuya demanda bajó a nivel nacional. La población no leía porque era analfabeta, por lo que no requería de papel. Ante este problema, el sector reaccionó creando un trust en el que, de las 11 papeleras, seis eran guipuzcoanas. En este territorio se apostó por producir papeles especiales, y fue la clave para que se mantuviera esta industria. Lo mismo ocurrió con el cemento y a otros materiales que en un momento determinado se vendían mucho, pero que luego dejaron de hacerlo en un periodo en el que el poder adquisitivo de la sociedad bajó y, consecuentemente, también la demanda.

-E.C.: A lo que hay que añadir la fuerte competencia mundial, que ofrecía productos con el precio muy bajo. Lo que hizo la metalurgia fue especializarse y ofrecer algo que distinga al producto y que no sea el precio, con el que no podían competir con las empresas del exterior. Ya desde entonces se puso en relieve que la fábrica estandarizada no puede sobrevivir en las situaciones más duras, y que es necesario modernizarse, al igual que ocurre hoy en día con la innovación y las actividades de I+D+i.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902