Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Liga acb (114-88)

Alfombra roja al Unicaja

El delteco GBC, blando y muy permisivo en defensa, se lleva una de las mayores palizas de su historia al encajar 114 puntos en su visita al Martín Carpena

Néstor Rodríguez - Lunes, 12 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Agbelese supera la defensa del Unicaja y se dispone a anotar.

Agbelese supera la defensa del Unicaja y se dispone a anotar. (efe)

Galería Noticia

Agbelese supera la defensa del Unicaja y se dispone a anotar.

No hubo historia. Si la visita al Unicaja era ya de por sí un compromiso de máxima dificultad, la misión adquirió categoría de imposible debido a una actitud impropia de este Delteco GBC, siempre batallador pero que ayer estuvo blando hasta la desesperación, permisivo de forma exagerada con un rival que tiene mucha calidad, y que la exhibió porque tuvo todas las facilidades posibles. El resultado, un contundente 114-88 que no deja ninguna duda. Solo una vez, en la recta final de la temporada 2015-16, recibió el Gipuzkoa Basket más puntos, 121 frente al Valencia. La de ayer es una de las peores palizas que ha encajado este club en la ACB. Vale que la situación clasificatoria sigue siendo envidiable, pero tampoco es cuestión de emborronar la temporada con actuaciones tan flojas.

El Martín Carpena, la misma cancha donde en octubre de 2006 el GBC estrenó su casillero de victorias en la Liga ACB, vio ayer a un equipo guipuzcoano falto de tensión, que le puso alfombra roja al Unicaja. El conjunto malagueño venía de jugar el viernes en Moscú y podía acusar, quizás, cierto cansancio que no fue aprovechado por el equipo de Fisac para intentar dar una sorpresa de las gordas. Pero no hubo ni la más mínima opción. Salvo con el 5-9 inicial, gracias a ocho puntos de Fakuade, el Delteco GBC estuvo totalmente a merced del Unicaja, que movía el balón con gran comodidad, jugaba rápido y, además, tenía un gran acierto en el lanzamiento.

59-41 al descansoAl término del primer cuarto, el equipo local ganaba por un abultado 30-19 que pronto se convirtió en un 43-28, un marcador inusualmente alto. El equipo local comenzaba a exhibirse gracias a su acierto en el tiro exterior y el GBC no oponía la necesaria resistencia para detener el vendaval, más allá de querer entrar en un intercambio de canastas imposible. El Unicaja hizo gala de su lujosa plantilla. Por ejemplo, en el segundo cuarto irrumpió con fuerza la figura de Nedovic, uno de los mejores jugadores de la ACB, que ni siquiera había sido titular pero que destrozó al GBC en el segundo acto, con puntos de todos los colores para liderar lo que ya empezaba a ser una paliza histórica: 59-41 al descanso. Los locales llevaban ya nueve triples y los visitantes no podían ni siquiera capear el temporal.

La decoración no cambió en absoluto en el tercer cuarto, que comenzó con tres triples prácticamente consecutivos de Sasu Salin que aumentaron la brecha a los 24 puntos (68-44) con un mundo aún por delante, lo que dibujaba un panorama desolador: los locales se veían capacitados para romper marcas históricas de anotación y los visitantes querían evitarlo, pero no podían porque no tenían ni la tensión ni la intensidad necesarias. El GBC fue superado de cabo a rabo. Nedovic seguía a lo suyo y solo la aparición puntual de Salvó, Pardina o Clark impidió que los daños fueran aún mayores. Porque jugadores como Van Lacke, Chery o Swing fueron intrascendentes, y Norel no pudo brillar ante la exuberancia física del juego interior del Unicaja.

Así que el festival malagueño y la agonía guipuzcoana continuaban. En el minuto 30, el marcador era de 87-63 y, con más de cuatro minutos aún por delante, el Unicaja ya había superado los 100 puntos y la desventaja era de 30 tantos (101-71). Para entonces, los de Joan Plaza habían superado su récord de triples en un partido, que era de 17. Ayer metieron 20. Y se fueron hasta los 114 puntos, que suponen la segunda peor marca para el Gipuzkoa Basket en sus diez cursos en la ACB. Ni siquiera los 88 puntos anotados, fruto de la relajación final de los locales, compensa un partido para olvidar, que clasificatoriamente no supone ningún drama pero que no es de recibo.

Si por algo ha destacado el Delteco GBC es que ha dado la cara casi siempre y ha dejado una buena imagen en prácticamente todos los pabellones que ha visitado. No fue el caso ayer. Solo cabe esperar una buena reacción en la próxima cita, el próximo domingo en Illunbe, donde el equipo no juega desde hace más de un mes por los parones ligueros y los caprichos del calendario. Toca redimirse ante el Estudiantes.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902