El problema del vandalismo llega a todas las ciudades

El sistema ha fracasado en Madrid;en Barcelona se ha vuelto a adjudicar y el Consistorio asume parte del coste de los destrozos

Domingo, 4 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

donostia- El servicio de alquiler de bicicletas público se está generalizando en muchas ciudades estatales y europeas, aunque con distintos resultados en unos casos y en otros. En prácticamente todos, sin embargo, los casos de vandalismo son la principal amenaza.

El último caso en saltar a los medios de comunicación es el de París, donde se ha suprimido el servicio y la empresa gestora habló de hasta 3.200 vehículos degradados. La misma empresa (Gobee.bike) también ha abandonado el servicio que prestaba en Lille, Reims y Bruselas por el mismo motivo. En Granada más de un centenar de vehículos habían sido deteriorados por algunos usuarios en las últimas semanas. Los destrozos también fueron un problema en ciudades como Manchester o Londres y en Madrid llegaron a inutilizar 800 bicicletas en un año.

El caso de Madrid, precisamente, ha sido polémico en los últimos tiempos. Bicimad estaba gestionado también por Bonopark, la misma empresa que sigue a cargo de Dbizi en Donostia, y acabó municipalizándose al llegar a acumular un déficit de 3,6 millones anuales. El Ayuntamiento de Madrid se hizo cargo de la explotación por 10,5 millones y el precio acordado está siendo objeto de polémica. En Madrid la empresa alegaba que los daños a las bicicletas le ocasionaban hasta 300.000 euros de pérdidas mensuales, lo que les hizo llegar a una situación insostenible.

En París se acaba de eliminar el servicio de bicicletas libres después de que la empresa contabilizase hasta 3.200 vehículos degradados

Allí el abono anual cuesta 25 euros y los primeros 30 minutos de uso, 0,50 euros. A partir de ahí, se cobran 0,60 euros por cada media hora de más. También hay abonos ocasionales.

En Barcelona el sistema de alquiler de bicicletas acaba de volver a adjudicarse por un importe de 162,9 millones de euros para diez años. El Consistorio se compromete a aportar un millón de euros anuales para afrontar actos vandálicos y 235.000 euros más para reponer bicicletas. En Barcelona conviven los vehículos eléctricos y los convencionales y las tarifas de los abonos son diferentes para unos y para otros.

En Iruñea las bicicletas convencionales se alquilan desde 2007 en la zona más céntrica y son gratuitas con un tope de tiempo. Sin embargo, quieren introducir ahora los vehículos motorizados, lo que implicará cambios en el sistema para ampliar el servicio también a los barrios más alejados del centro de la ciudad.

‘free-floating’En algunas ciudades europeas y en otras americanas como Seattle está empezando a extenderse el sistema denominado free-floating, que funciona sin paradas fijas: las bicicletas cuentan con un gps y los usuarios las pueden localizar con una aplicación. En algunos casos está funcionando bien, aunque también implica algunas dificultades de gestión y menor control sobre los vehículos. - A.Z.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902