Irun renueva la gestión de Irunbus y ultima la electrificación de la L-1

El Pleno desistimó el recurso al nuevo contrato que incluirá, “a partir de Semana Santa”, la L-4 hasta Anzaran

El Consistorio tendrá hasta cinco autobuses eléctricos en arrendamiento

Xabier Sagarzazu - Domingo, 4 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

línea L-1 de Irunbus en su parada de cabecera en el hospital, donde se instalará el equipamiento de carga eléctrica.

línea L-1 de Irunbus en su parada de cabecera en el hospital, donde se instalará el equipamiento de carga eléctrica.

Galería Noticia

línea L-1 de Irunbus en su parada de cabecera en el hospital, donde se instalará el equipamiento de carga eléctrica.

irun- El Pleno del Ayuntamiento de Irun, celebrado este miércoles, dio dos importantes pasos para la mejora de la movilidad urbana. Por un lado, al desistimar un recurso presentado a la adjudicación a la empresa Autobuses Urbanos Irun Fuenterrabía SA (Auifsa) del nuevo contrato de gestión del servicio urbano Irunbus, que incluye, entre otras mejoras, la implantación de la nueva línea L-4, que dará servicio al barrio de Anzaran. Y por otro, con la aprobación de los pliegos para electrificar la línea L-1 de Irunbus (Zaisa-Hospital), que incluyen la fabricación, arrendamiento y mantenimiento de un mínimo de cuatro y hasta cinco autobuses eléctricos, junto con la instalación y mantenimiento de los sistemas de carga de estos vehículos.

recurso denegadoAsí, el Pleno, que había adjudicado en octubre pasado a la empresa Auifsa el nuevo contrato de gestión del transporte urbano Irunbus, ratificó la desistimación del recurso que presentó otra de las empresas licitantes, Autobuses Cuadra SA, ante el órgano competente de esta materia en el Gobierno Vasco.

“Tras haber hecho lo propio el Gobierno Vasco, la desestimación por parte del Pleno culmina la vía administrativa, que obligó en diciembre a prolongar el contrato que Auifsa tenía vigente” y ahora, se abre el proceso para “poner en marcha, cuanto antes, el nuevo contrato de gestión y las mejoras que éste incluye”, expresó en la sesión la delegada de Movilidad, Cristina Laborda.

Laborda recordó que “el cambio más importante” del nuevo contrato de Irunbus, que el Consistorio espera tener en marcha “para la Semana Santa”, es la puesta en funcionamiento “de la nueva línea L-4, que dará servicio al barrio de Anzaran”, una zona que tiene problemas de accesibilidad al transporte urbano por la existencia de importantes pendientes.

Además, la nueva L-4 hará su recorrido por la avenida de Gipuzkoa, con parada en el ambulatorio de Irun Centro (que Irunbus no tenía hasta ahora) e irá luego por la avenida de Euskal Herria hasta Olaberria.

Esto hará que la actual línea L-3 de Irunbus, que enlazaba la plaza San Juan con los barrios de Olaberria y Artia, de forma alterna, “pase a dar servicio únicamente de San Juan a Artia, y a partir del próximo verano hasta las instalaciones del Tenis Txingudi, con la apertura allí de las piscinas al aire libre”, recordaba la edil.

Este acuerdo de desestimación del recurso de reposición conra la adjudicación del nuevo contrato de Irunbus contó con el voto favorable unánime de todos los grupos políticos (PSE, Sí Se Puede Irun, PNV, EH Bildu y PP).

electrificación en diez añosAntes, y también de forma unánime, el Pleno aprobó el que será el primer paso en el objetivo, hace tiempo expresado por el Consistorio, de contar con un servicio de autobús urbano Irunbus totalmente electrificado en el horizonte de la próxima década.

Este primer paso consistirá en hacer eléctrica la línea L-1, que cubre el recorrido entre Zaisa (en el barrio de Behobia) y el Hospital del Bidasoa. Una línea que acumuló el año pasado 1,2 millones de los 1,67 millones de viajeros que tuvo el autbús urbano de Irun.

Con este fin, el Pleno aprobó los pliegos del concurso por el que el Ayuntamiento de Irun contratará, para los próximos cinco años, en régimen de arrendamiento, la fabricación de cuatro autobuses eléctricos (con opción de un quinto, en caso de que el servicio lo requiriera), la instalación de dos pantógrafos de carga en las paradas de cabecera de la L-1 (ubicadas en Zaisa y en el hospital) y el mantenimiento de todo el conjunto.

Según explicaba la edil de Movilidad, “se ha optado por una modalidad de alquiler con opción de compra, siguiendo un criterio de prudencia, ya que las tecnologías de autobús eléctrico están evolucionando muy rápido y así, se tendrá la flexibilidad de poder saltar entre sistemas una vez pasados estos cinco años”.

En este sentido, Cristina Laborda puso el ejemplo de “cómo han cambiado estas tecnologías en los dos últimos años, desde que en la Mesa de Movilidad de Irun se empezó a hablar del salto a la electrificación de Irunbus”, que una vez adjudicado este contrato, llegará “a lo largo de este año”.

La edil agradeció “el gran trabajo que han hecho los técnicos municipales”, a los que citó con nombre y apellidos, “para la elaboración de un pliego que era muy complejo y que se ha tenido que ir adaptando a las novedades tecnológicas”.

Sobre el sistema elegido para este arranque de la electrificación de Irunbus, Cristina Laborda explicó que “los pantógrafos son un sistema de carga rápida que permitirán que en las cabeceras de la L-1 de Irunbus, en muy pocos minutos, los autobuses acumulen la energía suficiente para ir hasta la otra punta de la línea y volver”.

primer paso de muchosLos grupos de la oposición mostraron su satisfacción por el paso que se va a dar con la implantación del autobús eléctrico en Irunbus, y desearon que éste sea “el primer paso de muchos” en favor de la sostenibilidad.

Por parte del PNV, Xabier Iridoy destacó “la reducción de emisiones y ruidos” que supone la implantación del vehículo eléctrico y animó a “seguir dando pasos adelante”.

Desde EH Bildu, Dani Berasategi afirmó que Irun debería “ sumar a la reducción de emisiones el uso de energías limpias y renovables en el conjunto de la ciudad, dando pasos, por ejemplo, para facilitar la instalación de puntos de carga de coches eléctricos en los garajes”.

Por parte de SPI, David Soto se felicitó por el paso que va a dar Irun y animó a “recorrer el camino de la sostenibilidad hacia la autosuficiencia energética” y desde el PP, Juana de Bengoechea resaltó “el trabajo hecho en la Mesa de Movilidad” y la necesidad de “difundir y poner en valor todo lo que Irun está haciendo en esta materia”.

la cifra

3,38

Millones de euros, IVA aparte, es el precio máximo al que Irun saca a concurso el contrato para la fabricación y arrendamiento de los cuatro autobuses eléctricos para la L-1 de Irunbus, junto con la instalación delos pantógrafos de carga rápida y el mantenimiento de todo ello.

detalles

Ciudad pionera. Irun va a ser pionera en la electrificación de su transporte urbano de autobús. En Gipuzkoa, Donostia también tiene en marcha un proceso similar y está integrada, junto con la ciudad fronteriza, en la Estrategia de Movilidad Eléctrica de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Cero emisiones. El uso del autobús eléctrico permitirá a Irun eliminar la emisión de 231 toneladas de CO2 cada año, además de reducir la contaminación acústica.

Ayuda europea. Irun forma parte del proyecto de movilidad transfronteriza Smartmob, en el que ha recibido una ayuda europea de 392.971 euros para la L-1 eléctrica de Irunbus


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902