Aumenta un 45% la petición de ayudas para hacer accesibles las comunidades

El pasado año 77 comunidades de vecinos solicitaron subvenciones para instalar o modificar ascensores

Carolina Alonso Gorka Estrada - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Operarios trabajan en un portal para bajar el ascensor hasta la cota del portal.

Operarios trabajan en un portal para bajar el ascensor hasta la cota del portal.

Galería Noticia

Operarios trabajan en un portal para bajar el ascensor hasta la cota del portal.

Donostia- Un total de 77 comunidades de vecinos solicitaron el pasado año en Donostia ayudas económicas al Ayuntamiento para convertirse en más accesibles, una cifra más elevada que la de los años anteriores ya que las necesidades de la población han ido creciendo a medida que aumenta la edad media de los donostiarras. Las 77 solicitudes registradas en Donostiako Etxegintza a lo largo de 2017 suponen un 45% más que las registradas en 2016, cuando fueron 53.

A la colocación de elevadores dentro del portal, hasta la altura de arranque del ascensor, y de sillas que salvan los primeros peldaños hasta llegar a él se han sumado en los últimos tiempos obras mucho más complejas como las que consisten en bajar los ascensores hasta la cota cero, de modo que la conexión desde la calle esté exenta de peldaños. Además, los edificios antiguos que carecen de ascensores siguen acogiendo obras para dotarlos de estas maquinarias.

Los trabajos de accesibilidad son más frecuentes en los barrios en los que existe una población más envejecida, como pueden ser el Centro, Gros y Egia, pero no solo en ellos. Algunas de las zonas más afectadas por la falta de ascensores en los edificios son Intxaurrondo (desde el paseo Zubiaurre hasta la zona Norte), Altza, la Parte Vieja, áreas de Egia como Río Deba o Río Oiartzun, Amara Zaharra y El Antiguo.

La empresa Corsam es una de las que están especializadas en llevar a cabo este tipo de obras y ratifica que las actuaciones para colocar ascensor o bajarlo hasta la cota cero del portal son numerosas en la actualidad. Responsables de esta firma, sin embargo, calculan que el negocio de la accesibilidad durará en torno a cuatro años. “Es lo que llamamos una línea de negocio caduco”, explica Iban Fernández, que señala que una vez que todas las comunidades de vecinos hayan hecho más cómodos sus accesos, estas obras dejarán de realizarse.

En el mundillo de la eliminación de las barreras arquitectónicas existe una fuerte competencia, según recalca el responsable, que advierte de que la mayor parte de las empresas son responsables, aunque también hay alguna que no lo es tanto y ha generado problemas a las comunidades.

La innovación es también una realidad en el mundo de la accesibilidad y, por ejemplo, Corsam tiene patentado un tipo de escalera modular que se monta previamente en el taller, antes de trasladarse al edificio. La empresa Orona, especializada en el mundo de los elevadores, también trabaja para muchas comunidades de vecinos, así como Muguerza, y otras firmas, que se reparten la actividad relacionada con la supresión de barreras arquitectónicas y van añadiendo mejoras técnicas a un sector económico en plena ebullición en la actualidad.

Aunque no todas las obras de accesibilidad cuentan con subvenciones, gran parte de ellas sí disfrutan de ellas. El Gobierno Vasco otorga ayudas a fondo perdido y también lo hace el Ayuntamiento de Donostia, cumpliendo determinadas condiciones.

En el caso del Consistorio, con los presupuestos del pasado año hizo frente a las peticiones llegadas a lo largo de 2016. En este 2018, Donostiako Etxegintza seguirá abonando las cantidades correspondientes a las obras ejecutadas en 2016 y lo que llegue para las de 2017. Entre 2014 y 2016 se otorgaron subvenciones para más de un centenar de obras de rehabilitación.

Este año, el Ayuntamiento ha modificado la ordenanza de ayudas para la accesibilidad y, además de aumentar la cantidad disponible hasta los tres millones de euros, ha cambiado algunos artículos con el fin de favorecer las subvenciones a estas obras en detrimento de otras actuaciones de rehabilitación.

Como los expedientes se van analizando según el orden de llegada, cuando se agote la partida de este año, las solicitudes quedarán pendientes de abonar el año siguiente. La normativa prevé que el Ayuntamiento pueda aportar hasta un 20% del coste de la obra, a fondo perdido, con una cantidad máxima de 10.828 euros.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902