Colaboración

La batalla perdida contra la tecnología

Por Alejandro A. Tagliavini - Miércoles, 28 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Más allá de las especulaciones propias del mercado, uno de los motivos por los cuales el bitcoóin en particular ha caído casi a la mitad en estas últimas semanas es porque los gobiernos miran, cada vez con más recelo, a las criptomonedas e intentan controlarlas. No es para menos, es que su poder -su soberanía- corre riesgo de desaparecer.

Los ministros de Finanzas y jefes de bancos centrales de Francia y Alemania, en una carta al ministro de Hacienda de Argentina que hoy detenta la presidencia del G-20, pidieron un informe internacional sobre las criptomonedas, un reporte del FMI sobre las implicaciones para su estabilidad financiera y trabajar para una acción “transfronteriza” para regularlas ya que “podrían presentar riesgos sustanciales para los inversores (que)… pueden ser vulnerables a crímenes financieros”.

Pero la parte sustancial de esta carta se ve cuando dicen que “A largo plazo, también podrían emerger riesgos… en el campo de la estabilidad financiera”. Es que los políticos no están solos. Si algo caracteriza al sistema monetario actual dominado por los Estados -que se atribuyen el monopolio de la moneda- es que está acompañado por los grandes bancos que son socios incondicionales al punto que los han rescatado, varias veces, con cifras multimillonarias a costa de los impuestos de los empobrecidos ciudadanos.

Si algo caracteriza al sistema monetario actual dominado por los Estados es que está acompañado por los grandes bancos que son socios incondicionales al punto que los han rescatado

Así, pareciera que Barclays seguirá a otros bancos en EEUU al impedir que los clientes compren criptomonedas con sus tarjetas de crédito. Barclaycard es uno de los mayores proveedores de tarjetas en Reino Unido y EEUU que aún no ha anunciado formalmente la prohibición que si ya comunicaron Lloyds Banking Group Plc y Virgin Money, siguiendo el ejemplo de JP Morgan Chase &Co. y Citigroup.

Claro que siempre hablan de defender a los clientes -como si estos fueran niños estúpidos que no pueden manejarse por sí mismos- para que no acumulen enormes deudas por la compra de moneda virtual si su valor se desploma, dijo una portavoz de Lloyds.

Al regulador financiero japonés no le faltó excusa para empezar a inspeccionar las sedes de las casas de cambio de criptomonedas tras el robo masivo perpetrado contra Coincheck -cuando desaparecieron unidades de la moneda digital NEM valoradas en US$ 530 millones- que es un servicio de billetera y cambio con sede en Tokio que opera intercambios entre bitcóin/ether y monedas fiduciarias en Japón, y transacciones y almacenamiento bitcoin en otros países.

Las inspecciones realizadas por la Agencia de Servicios Financieros de Japón tienen la finalidad de “examinar sus sistemas de gestión interna, incluida la gestión de riesgos”, reveló el ministro japonés de Finanzas. Y se pidió a los 32 operadores de monedas digitales del país, incluido Coincheck, conocer sus medidas para proteger los activos de sus clientes. Japón es el segundo país con mayor volumen de mercado de criptomonedas.

En fin, hablando de tecnología que pueden saltar las fronteras, ya les caerá el turno a Elon Musk, creador de Tesla, Jeff Bezos -el hombre más rico del mundo fundador de Amazon- , CEO de Blue Origin y Richard Branson, dueño de Virgin Galactic que compiten por la creación de cohetes y naves para viajes interplanetarios. Seguramente, en la medida en que los políticos sientan que su soberanía está comprometida, saldrán a regularlos para defender a los ciudadanos y, por cierto, conseguiránlo que siempre logran: retrasar el desarrollo social.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902