Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
gizartea

Gipuzkoa ha reducido un 45% el consumo de agua corriente por habitante en los últimos 25 años

Un guipuzcoano gasta al día 45 litros menos que el ciudadano medio español
El territorio ha alcanzado el equilibrio y no requerirá de nuevos embalses para cubrir sus necesidades en varias décadas

Mikel Mujika Javi Colmenero - Sábado, 24 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Embalse de Ibai Eder, en Azpeitia.

Galería Noticia

Embalse de Ibai Eder, en Azpeitia.

donostia- Si las previsiones de consumo de agua realizadas hace 25 años se hubiesen cumplido, en Gipuzkoa habría sido necesaria la construcción de, al menos, dos embalses más para cubrir la demanda de los hogares y la industria. Y eso habría supuesto aproximadamente unos 80 millones de euros de inversión, si tomamos como referencia el coste del último pantano construido en Baliarrain en 2010, el de Ibiur, que costó algo menos de 40 millones. Sin embargo, el escenario actual es radicalmente opuesto al que se preveía a comienzos de los 90 y en el territorio “no tenemos ningún planteamiento de hacer ningún otro embalse, ni necesidad. Salvo que se produzca un cambio climático de la repera, muy radical, no creo que yo vea eso”, afirma Iñigo Elosegi, el gerente del consorcio público Gipuzkoako Urak, que suministra agua corriente a más de la mitad de la población guipuzcoana.

Los guipuzcoanos nos hemos convertido en “los que más agua tenemos y los que menos gastamos”, confirmó Elosegi. Consumimos, concretamente, 150 litros cada persona al día.

106 litros en casa y 44 en industriaDe estos, 106 litros se gastan en el uso doméstico. El “gasto estrella” se produce en el cuarto de baño y luego con los electrodomésticos. Y los otros 44 litros restantes son el resultante de dividir el consumo de la industria y los establecimientos por el número de habitantes. Con todo, esos 150 litros de gasto suponen un 23% menos que los 195 litros que se consumen de media al día en el conjunto del Estado. En definitiva, un guipuzcoano consume al día 45 litros menos que el español medio. 16.500 litros menos en un año.

Pero es que además el sistema guipuzcoano también es el que menos agua pierde. Entre robos y fugas, el territorio desperdicia (no hace llegar al abonado) el 20% del agua desembalsada. Es decir, para darle al ciudadano 150 litros al día, deja salir 188 de sus pantanos. Se pierden 38. En el conjunto del Estado, las pérdidas del sistema representan el 26%: 73 litros perdidos al día por cada habitante. Y esto “significa que somos muy eficientes respecto al resto del Estado”, reitera el gerente del consorcio de aguas.

En definitiva, mientras Gipuzkoa desembalsa 188 litros por habitante al día, en el Estado se da salida a 268. Hay casos llamativos, como los de Cantabria (334), La Rioja (332) o Castilla y León (315), mientras en Madrid gastan 215 litros, en Catalunya 224 y Andalucía 246, por ejemplo.

Estas cifras recuerdan a la situación que se vivía en Gipuzkoa hace un cuarto de siglo. De hecho, en 1994, en el territorio se desembalsaban cada día 346 litros por habitante, cantidad parecida a la que hoy en día gastan en Cantabria. Y la previsión entonces, a 25 años vista, es decir, a fecha actual, es que estaríamos desembalsando 460 litros. Una visión fallida.

Desde entonces, Gipuzkoa inició un proceso de mejora constante en la gestión del agua y también en los hábitos de sus ciudadanos. En el año 2000 la cifra había bajado de 346 a 291 litros y aunque en los años de la burbuja inmobiliaria el consumo repuntó algo, de nuevo con la crisis se retomó la senda de la eficiencia.

El resultado es que el pasado 2017 Gipuzkoa desembalsó 188 litros al día por habitante para satisfacer las necesidades de sus 719.000 vecinos. Casi 50.000 millones de litros. 49,37 hectómetros cúbicos.

Pero si en vez de esos 188 litros, hubiese sido necesario desembalsar 268, que es la media estatal, los embalses guipuzcoanos habrían perdido 21 hectómetros cúbicos de agua cada año. O lo que es lo mismo, dos tercios de todo lo embalsado en el gran pantano del territorio, el de Añarbe. Sería como vaciar los embalses de Ibai Eder, en Azpeitia;y Urkulu, en Aretxabaleta. Los dos a la vez.

Con ese agua que se ahorra Gipuzkoa en todo un año respecto a la media estatal de consumo, se podría dar servicio a todo el territorio durante cinco meses exactos.

Hay que tener en cuenta que los embalses del territorio tienen capacidad para abastecer a sus respectivas zonas durante un año, aproximadamente. Y el más pequeño, Barrendiola, satisface las necesidades de los 26.000 vecinos de Legazpi, Urretxu y Zumarraga durante ocho meses.

precio estable los próximos añosLa conclusión, explica Elosegi, es que Gipuzkoa ha completado el ciclo de grandes inversiones en la gestión del agua y ha alcanzado una situación de equilibrio que no requerirá de más infraestructuras en décadas. Tampoco se prevén aumentos significativos en el precio del agua, más allá de las variaciones anuales de los costes de productos industriales y la energía. Con una tarifa situada en la media española, Gipuzkoa cubre el 100% del coste del sistema, tal y como marcan las directivas europeas. Diez metros cúbicos de agua (gasto aproximado de una persona en su hogar durante un trimestre o periodo de facturación), costarían 18,39 euros, según los precios fijados por Gipuzkoako Urak. Lejos de los 29,34 que abonaría un murciano, los 23,75 de un gaditano o los 23,48 de un barcelonés. En el extremo opuesto están Valladolid (10,82), Zaragoza (11,31) y Salamanca (12,49).

Mirando a nuestro entorno, un vizcaino (15,27), por ejemplo, pagaría tres euros menos que el guipuzcoano y un pamplonés, menos aún (13,64). Sin embargo, el sistema vizcaino, en la actualidad solo cubre el 94% de sus gastos con los ingresos de las facturas y ya se han anunciado subidas en la tarifa en breve. El objetivo, según las directivas europeas, es que la recaudación compense los gastos del sistema, como ocurre actualmente en Gipuzkoa.

No fue siempre así, explica Elosegi. De hecho, durante la crisis, y fruto de la bajada del consumo -hay que tener en cuenta que los gastos fijos del sistema comprometen la mitad del presupuesto-, Gipuzkoa tenía un déficit tarifario del 16% y fue necesario durante tres años consecutivos subir un 5% el precio del agua para cubrir los costes del sistema. Según Elosegi, la gestión del agua en el territorio se encuentra ahora en una situación de equilibrio, tanto en precios como en capacidad.

nueva normativa europeaPrecisamente por eso, apenas tendrá incidencia en Gipuzkoa la nueva directiva que prepara la Comisión Europea. “Ya hay una propuesta de directiva para el cambio de normativa del agua. Se endurecerá. Pero es lógico. La tecnología mejora. Habrá países a los que les falten algunas estaciones de agua potable, pero aquí no creo que vayamos a tener ningún problema, más allá de cambiar algún método de ensayo. No nos queda casi nada por hacer: alguna depuradora pequeñita, pero grandes estaciones de tratamiento, no”, explica Elosegi.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902