Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Los bomberos han atendido 181 incendios de caseríos en más de tres años

En la mayoría de las ocasiones, el origen se encuentra en el uso excesivo y el mal mantenimiento de las chimeneas

Los equipos han intervenido en 20 salidas en lo que llevamos de 2018

Alex Zubiria Ruben Plaza/Gorka Estrada - Viernes, 23 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Un bombero frente al caserío Oroitz de Orexa, que ardió en la madrugada del lunes.

Un bombero frente al caserío Oroitz de Orexa, que ardió en la madrugada del lunes.

Galería Noticia

Un bombero frente al caserío Oroitz de Orexa, que ardió en la madrugada del lunes.

“Muchas veces, se enciende con una fuerte carga de leña que no es aconsejable”

donostia- El incendio registrado este pasado martes en un caserío de Orexa no es ninguna excepción. Las oleadas de gélidas temperaturas hacen que cada año las llamas devoren varias viviendas como consecuencia de un uso excesivo de las chimeneas y un mal mantenimiento de las mismas. En lo que llevamos de año, los Bomberos de la Diputación han tenido que atender 20 incendios en caseríos de Gipuzkoa. Una cifra que asciende hasta las 181 intervenciones si tenemos en cuenta los datos de los tres últimos años.

En la mayoría de las ocasiones, el origen del incendio se produjo en la chimenea. Así lo explica Arkaitz Orbegozo, jefe del servicio de Bomberos de la Diputación, quien atribuye las causas más comunes a un descontrol en su utilización y el mal estado del equipo. “En muchas ocasiones se enciende con una fuerte carga de leña que no es aconsejable y, además, el mantenimiento de la chimenea no es el ideal”, apunta.

A causa de esta falta de limpieza, la chimenea queda obstruida y en las paredes se adhieren restos inflamables. Una mezcla peligrosa, ya que puede dar pie a un incendio que el propietario no aprecie. “Aunque en ocasiones entra humo hacia dentro, es habitual que salga una gran cantidad hacia fuera e incluso llamas”, afirma Orbegozo, añadiendo que en estas ocasiones suelen ser los vecinos los que dan la voz de alarma.

Para evitar que el incendio se propague por el techo del caserío, los bomberos acceden a la parte superior del edificio a través de autoescalas y enfrían las vigas de la estructura, comúnmente de madera. Para ello, se valen de un artilugio que denominan satorra (topo en euskera) y que introduciendo por el conducto de la chimenea apaga las llamas.

En estos casos en los que el fuego no llega al tejado, los bomberos identifican la salida como incendio de chimenea. De pasar a lo alto del edificio, se convierte de caserío.

Al ser la estructura de los caseríos de madera, la actuación de los servicios de emergencia debe ser rápida. De lo contrario, las llamaradas pasan con facilidad al techo, llegando a derrumbándolo, como sucedió en Orexa. “Al ser las vigas de madera, todo va muy rápido. En algunos caseríos utilizan además desvanes para secar la paja, lo que beneficia al incendio”, explica Orbegozo.

Otro de los peligros de los caseríos radica en que bajo las tejas pueden encontrarse llamas que no se aprecian en un primer momento. “Cubiertas por las tejas hay unas tablas de madera que llamamos lata y que pueden estar ardiendo, pero al estar escondidas no se aprecian”, comenta el jefe de bomberos. Para descubrir qué zonas se están quemando, los Bomberos utilizan una cámara térmica que muestra los lugares donde hay temperaturas elevadas.

Consejos de prevenciónA pesar de que las chimeneas suelen ser la principal causa de incendio en caseríos, también se dan otras situaciones. Braseros para calentar habitaciones, cuadros eléctricos muy antiguos o electrodomésticos como lavadoras y frigoríficos en mal estado pueden ser un peligro. “En muchos caseríos se conserva maquinaria antigua y trastos que se van acumulando en los desvanes que son un reclamo para el fuego”, añade.

Para Orbegozo, llevar un mantenimiento adecuado de la chimenea es el mejor consejo para prevenir los incendios. “No solo la limpieza, sino mirar también que el conducto, que suele ser de piedra o ladrillos, no tenga fugas de calor”, observa.

Asimismo, no dejar la chimenea encendida por las noches ni colocar material combustible en el caserío son algunas de las recomendaciones. “Aunque es más habitual en casas normales, algunas poseen cocinas económicas y al colocar una cama sobre los tabiques de la misma, los colchones han ardido”, explica.

año a año

2015

Incendios de chimenea 14

Incendios de caserío 19

Totales 33


2016

Incendios de chimenea 29

Incendios de caserío 46

Totales 75


2017

Incendios de chimenea 17

Incendios de caserío 36

Totales 53


2018

Incendios de chimenea 15

Incendios de caserío 5

Totales 20


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902