Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Los jóvenes tutelados por la diputación llegan a la universidad

El Ejecutivo Foral firma con la UPV/EHU un convenio para facilitar su itinerario académico

Las seis personas que han estrenado el programa son mujeres

Arantxa Lopetegi Gorka Estrada - Sábado, 17 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Yasmin Sidi, de Bulgaria, e Ikhlas Seddi, de Marruecos, se han acogido al convenio firmado por la Diputacion y la UPV/EHU.

Yasmin Sidi, de Bulgaria, e Ikhlas Seddi, de Marruecos, se han acogido al convenio firmado por la Diputacion y la UPV/EHU. (Gorka Estrada)

Galería Noticia

Yasmin Sidi, de Bulgaria, e Ikhlas Seddi, de Marruecos, se han acogido al convenio firmado por la Diputacion y la UPV/EHU.

donostia- Seis jóvenes, todas ellas mujeres, que han pasado por el sistema de menores tutelados de la Diputación, desarrollan en la actualidad estudios universitarios en la Universidad del País Vasco con el apoyo del programa Arrakasta.

Entre ellas, la marroquí Ikhlas Seddi y la búlgara Yasmin Sidi, que ayer hicieron pública su satisfacción por poder continuar preparándose para avanzar hacia un futuro “estable e independiente”.

Este es el objetivo fundamental del programa Arrakasta, firmado por la Diputación Foral de Gipuzkoa y la UPV/EHU, un programa que la rectora de la universidad, Nekane Balluerka, calificó como “pionero” y que espera que sea un ejemplo a seguir en el resto de los territorios de Euskadi.

El diputado general, Markel Olano, explicó ayer que las seis jóvenes llegaron a la mayoría de edad hallándose bajo las medidas de protección de la Diputación. Llegada esta edad, los jóvenes se enfrentan a una etapa no exenta de dificultades que, en el caso de Ikhlas y de Yasmin eran, fundamentalmente, de carácter económico. Contribuir a superar estos escollos es, según subrayó Olano, “lo que da sentido a nuestro trabajo como políticos”.

En la actualidad, explicó Olano, tres de las chicas que participan en Arrakasta viven en pisos de emancipación para jóvenes de entre 18 y 23 años;dos de ellas cuentan con apoyo del programa de acompañamiento especializado y otra vive con una familia de acogida.

En los programas de protección de la Diputación participan, en la actualidad, 693 menores, de los que la mitad se encuentran en residencias y la otra mitad, aproximadamente, en familias de acogida.

En el programa foral de protección participan 693 menores que se reparten entre residencias y familias de acogida

El convenio tiene su génesis en la tesis doctoral de Joana Miguelena, que trabajó en el análisis de los itinerarios educativos de las personas menores de edad tuteladas por la Diputación, identificando los casos de éxito en la formación. Con los resultados de esta labor sobre la mesa, el Ejecutivo Foral y la UPV/EHU decidieron ponerse manos a la obra para activar el programa Arrakasta, que ahora acredita como mejor aval de su importancia seis estudiantes en distintos cursos de enseñanza universitaria.

Lo subrayaba ayer Nekane Balluerka: “La igualdad de oportunidades entre todas las personas es un objetivo básico de la universidad pública”. Con esa premisa como punto de partida, Arrakasta permite iniciar un camino basado “en el esfuerzo personal”, pero que no puede echar a andar sin un punto de partida obligado, contar con “la oportunidad de acceder a la educación universitaria”.

Las dos instituciones que colaboran en el programa se “coordinarán” para garantizar “el éxito académico” de este colectivo de jóvenes.

El diputado general puso la lupa sobre el “seguimiento”. “Recogemos sistemáticamente, a partir de los 16 años, los datos del nivel educativo” y del itinerario que en esta materia quieren seguir las personas menores que se encuentran bajo las medidas de protección forales.

De esta forma, subrayó, se facilita la detección de los y las jóvenes que podrán participar en el programa Arrakasta.

Para que este camino resulte más sencillo la Diputación se plantea “garantizar el mantenimiento de la ayuda económica del programa de emancipación en acogimiento familiar durante todo el itinerario formativo”. Además, Olano considera necesario valorar “la opción de garantizar la prestación económica” para los jóvenes que, a la mayoría de edad, no cuentan con un trabajo estable que permita garantizar una cobertura de las necesidades básicas hasta que a los 23 años pueden acceder a la RGI.

Con el gasto de matriculación sufragado, la UPV/EHU activa un programa de acogida y seguimiento de los estudiantes, les brinda apoyo académico y pone a su disposición un profesional que tutorice su trayectoria.

Para evaluar la evolución de las personas participantes en el programa, ambas instituciones crearán un equipo de seguimiento técnico. Lo que quede por delante es una mezcla de suerte y trabajo y, también, de apoyo y acompañamiento.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902