Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

“Buscamos lo que todos los jóvenes, acabar los estudios y ser independientes”

Ikhlas y Yasmin tienen clara su vocación y las metas que desean alcanzar

Sábado, 17 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:03h

donostia- Yasmin Sidi llegó de Bulgaria al Estado español, concretamente a Valencia, cuando tenía dos años de edad y a los diez recaló en Euskadi, aunque no en un hogar fijo. Pasó por Bergara, Legorreta y Odizia y acabó completando el Bachiller en el Instituto Usandizaga de Donostia.

Después de permanecer dos años en el piso de menores situado en Berio, partió hacia Gasteiz, donde reside de lunes a viernes para cursar sus estudios de Traducción e Interpretación.

El programa Arrakasta le ha abierto la vía para poder cursar unos estudios que le apasionan y que le ayudarán en la consecución de su objetivo de vivir “de forma independiente”.

“Siempre he tenido claro que quería seguir estudiando y gracias a Arrakasta lo he conseguido”, asegura esta joven de 18 años que ha seguido paso a paso, y sin baches, su itinerario académico.

“Cuando finalicé Bachiller me vi en una situación muy complicada, con escollos administrativos pero, sobre todo, económicos, para seguir estudiando”, apunta Yasmin, que reconoce que le gustaría trabajar como traductora en “alguna de las instituciones de la UE” y seguir aprendiendo “muchos idiomas” .

De momento, vive en un piso compartido gestionado por la Cruz Roja aunque, como cualquier otro estudiante que cursa su formación fuera de su municipio de residencia, de lunes a viernes vive en Gasteiz y vuelve a Donostia los fines de semana.

Reconoce que en su complicado camino vital la parte académica no ha sido su principal escollo. “No he tenido problemas en los estudios”, añade esta joven menuda pero con las ideas muy claras.

“Me gustaría trabajar como traductora o intérprete en alguna institución de la UE”

Yasmin Sidi

Estudiante llegada de Bulgaria

“Lo normal suele ser buscar una formación rápida para comenzar a trabajar enseguida”

Ikhlas

“Cuando llegas a los 18 años te ves en la necesidad de sacarte las castañas del fuego”, apunta Yasmin, que se congratula por las oportunidades que le ha brindado el programa Arrakasta.

“Nosotros, como los demás jóvenes, necesitamos formarnos para alcanzar nuestros objetivos”, constata esta joven que, como el resto de las personas de su edad, aspira a gestionar sus ingresos y valerse por sí misma.

Ikhlas Seddi dejó su país de origen, Marruecos, más tarde. Cuando tenía diez años llegó a Donostia y recaló en Uba, donde pasó cerca de medio año. Su siguiente etapa en tierras vascas discurrió en el caserío Uralde etxea, en Lezo. De ahí pasó a Hondarribia, última parada antes de llegar al “piso de emancipación” del que quiere salir, cómo no, con la independencia económica garantizada.

Ikhlas cursó sus estudios en Lezo y, en la actualidad, saca adelante el primer curso de Educación Social con buenos resultados. “Los exámenes me han ido muy bien”, anuncia satisfecha.

“Cuando estaba en el piso de menores pensaba que no podría llegar a la universidad”, afirma esta joven de sonrisa inmutable, a la que también le ha tocado trabajar para obtener algún ingreso.

“Los jóvenes que hemos pasado por estas circunstancias normalmente cursamos un grado para trabajar lo antes posible”, reconoce. “Lo normal es buscar una formación rápida para empezar a trabajar, porque a los 18 años piensas: ostras, y ahora adónde voy”.

Ella, de momento, lo tiene muy claro. Cuando finalice sus estudios le gustaría volver al lugar que le acogió, a la residencia de Uba, y trabajar allí con jóvenes que se encuentran en la misma situación a la que tuvo que hacer frente cuando con diez años y sola llegó a Donostia.

igualdad realDe momento, en este primer año de Arrakasta, las seis personas que toman parte en el programa son chicas. La rectora de la UPV/EHU dice que no hay una razón para ello más allá de los resultados académicos y del interés por cursar estudios universitarios.

Aunque Yasmin e Ikhlas acaban de empezar su recorrido, hay otras cuatro estudiantes en cursos superiores. Todas ellas han podido recurrir este año a las ayudas del programa Arrakasta, una iniciativa que, según destacó la rectora de la UPV/EHU, Nekane Balluerka, viene a reforzar los valores de la universidad pública vasca y a dar pasos hacia una igualdad de oportunidades real para todas las personas que residen en Euskadi.- A. Lopetegi


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902