Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Descubren un cráneo del siglo X en el barrio de Garagartza

El resto humano hallado donde existió la ermita de San Bizente arroja luz al pasado de Arrasate

Anabel Dominguez - Sábado, 3 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 10:30h

votos |¡comenta!
La tumba que se hallado con el cráneo en su interior.

La tumba que se hallado con el cráneo en su interior. (Foto: AZE)

Galería Noticia

  • La tumba que se hallado con el cráneo en su interior.

Arrasate – Arrasate Zientzia Elkartea (AZE) y el equipo de Arqueología del Museo de la Minería del País Vasco caminan de la mano desde que en 2016 decidieran afrontar la aventura de arrojar luz sobre el vínculo que unía a la organización del poblamiento antiguo de Mondragón y la actividad dedicada al hierro. Aquellos primeros pasos dieron como fruto el hallazgo de una haizeola o ferrería de viento del siglo XI en la ladera de Anporreta.

Tirando de ese hilo llegaron hasta el lugar sobre el que hasta 1721 se erigió la ermita de San Bizente, en el barrio de Garagartza. Yes en este último punto donde han encontrado un cráneo humano del siglo X que contribuye a desvelar más datos sobre el periodo histórico anterior a la fundación de la villa en el siglo XIII, “cuando existían en su entorno varias anteiglesias o barrios que no se mencionan en los documentos de siglos posteriores”, explica el miembro de AZE, Javier Bengoa.
La excavación arqueológica llevada a cabo en el emplazamiento que albergó la ermita de San Bizente, de la que hoy solo quedan sus cimientos en terrenos que son propiedad del caserío Korreoena, ha tenido como objetivo averiguar si bajo tierra se escondía una necrópolis ligada a la antigua construcción religiosa enclavada a un kilómetro del yacimiento de Lezetxiki. “Habíamos recuperado fragmentos de cerámica medieval, así que sabíamos que su historia fue muy prolongada. No obstante, nuestra pregunta era si en aquel lugar había vivido una comunidad de personas que enterraban a sus muertos en torno a la iglesia”, relata el historiador y arqueólogo Iosu Etxezarraga.

Su ubicación en una cumbre de 425 metros de altura, en un entorno abrupto, podría hacer pensar que San Bizente no era un lugar idóneo para crear un asentamiento humano. Sin embargo, el descubrimiento de una tumba de lajas al lado del ábside de la ermita confirmó las sospechas.
Fue en octubre del año pasado cuando a través de tres sondeos arqueológicos se desenterró el citado cráneo del que se envió una muestra al laboratorio especializado Beta Analytic Radiocarbono Dating de Miami para determinar su antigüedad. Así, las pruebas de carbono 14 realizadas datan al cráneo de mediados del siglo X, en torno al año 970 (por ahora se desconoce si corresponde a un hombre o mujer). “Gracias a ello hemos sabido, asimismo, que hacia el año 1000 la ermita que existía podría haber funcionado como referente de una aldea”, detalla Bengoa, a la vez que agradece la disposición de los propietarios del caserío Korreoena para desarrollar el proyecto, que ha contado con el apoyo económico de la Diputación y el Ayuntamiento.

“Hemos encontrado una parte de una tumba de la Alta Edad Media;una losa grande dividida en dos partes de las que han aflorado sus extremos de piedra marga, sin ninguna tapa en la parte superior. Ha aparecido el cráneo, pero estamos seguros de que el resto de huesos humanos del cuerpo están en el lugar”, indica Etxezarraga, al tiempo que incide en que el descubrimiento tiene “una gran trascendencia” para conocer el origen de Mondragón y del resto de poblaciones de Gipuzkoa. “Puede que, al igual que en este caso, haya mas aldeas bajo tierra”, añade el experto.
san Balerio Por otro lado, el equipo integrado por AZE y el propio Etxezarraga se ha afanado en desenterrar los secretos ocultos que guarda el subsuelo de la ermita de San Balerio del barrio de Meatzerreka;un trabajo que ha servido para aportar evidencias de su relación con la actividad metalúrgica y en el que seguirán profundizando en próximas campañas.

De hecho, se han encontrado restos de otra ferrería de monte como la excavada en Anporreta y las analíticas llevadas a cabo han permitido concluir que se trata de un taller de transformación de hierro que funcionaba en torno al año 1200.

Sobre el periodo histórico anterior a la fundación de la villa en 1260 se conoce más bien poco. Seguir sus huellas para revelar más datos es la misión en la que se han embarcado AZE y los arqueólogos del Museo de la Minería del País Vasco. l

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902