Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Colaboración

Amaños jurídicos en la UPV/EHU

Por Iñaki Etaio - Lunes, 29 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

votos |¡comenta!

Frente a la imagen de muchas personas y lo que algunas tratan de difundir, las y los profesores de la UPV/EHU no somos unas/os privilegiadas/os. Conseguir un puesto de profesor/a permanente es una auténtica carrera de fondo en la cual no son pocos los obstáculos. Tras varios años de investigación y una vez presentada la tesis doctoral, llegan otras fases: conseguir las acreditaciones (evaluación de méritos por una entidad externa) para poder promocionar y, una vez creada y convocada la plaza, opositar: primero para profesor/a adjunto/a (temporal, hasta 5 años) y luego para profesor/a agregado/a o titular (figuras permanentes). Esta es la vía habitual, si bien existen muchas/os profesoras/es con otras figuras no permanentes. De esta forma, después de desempeñarse numerosos años en actividades de docencia, investigación y gestión, de haber realizado estancias en centros de investigación extranjeros, de haber logrado las correspondientes acreditaciones y haber superado dos oposiciones, se pasa a ser profesor/a permanente. Esto ocurre normalmente a los 35-45 años (aunque, en muchos casos, con más edad). Si bien esta carrera de fondo supone un alto nivel de formación, los sueldos no son los que puede imaginar la mayoría de la población (las vacaciones tampoco…). Las/os profesoras/es e investigadoras/es permanentes de universidad tenemos sueldos bajos, inferiores a los del profesorado de secundaria y similares al de un/a ertzaina recién ingresado con graduado escolar.

A fin de complementar estos bajos sueldos se creó un sistema de complementos. Sin embargo, este modelo tiene trampa: todos los complementos no son universales, ya que la normativa deja fuera del sistema algunas figuras de profesorado. Ello posibilita que existan grandes diferencias entre profesores/as universitarios/as, creándose un desequilibrio evidente.

Esta exclusión es posible porque el Gobierno Vasco y la dirección de la UPV/EHU están haciendo todos los esfuerzos posibles para que siga existiendo, y porque han hecho una apuesta clara por mantener dicha discriminación frente a las peticiones para corregir esta situación y frente a diversas sentencias judiciales. En concreto, la Ley de universidades de la CAPV sólo reconoce los quinquenios de docencia y los sexenios de investigación al profesorado permanente. Esto constituye una clara discriminación de facto del profesorado no permanente. Si lo que se evalúa son los méritos, acreditar méritos suficientes debiera ser el criterio para poder recibir el complemento correspondiente, y no el puesto que ocupa el/la profesor/a. Más teniendo en cuenta que lograr una plaza permanente no está, en gran medida, en manos del/de la profesor/a, dependiendo también de otros muchos factores (necesidades del departamento, tasa de reposición, asignación presupuestaria…).

Con base en sentencias europeas favorables a las/os trabajadoras/es temporales (en las cuales se recoge que, frente al desempeño de unas mismas actividades laborales, no se puede discriminar a los/as trabajadores/as en función de que sean o no permanentes), se han producido también en la CAPV varias sentencias a favor del profesorado universitario no permanente. Se consiguió que éste pudiera solicitar quinquenios (y parece que esa posibilidad también está próxima en el caso de los sexenios). Sin embargo, nos encontramos entonces con otra traba. La dirección de la UPV/EHU, después de repetir una y otra vez que era imposible poder solicitar los quinquenios, una vez que se consiguió, encontró una nueva excusa para no proceder al pago de los quinquenios reconocidos: que el decreto 41/2008 del Gobierno Vasco que regula los complementos no recoge la cantidad que debería cobrar el profesorado no permanente… Es decir, tienes el mérito y te lo reconozco, ¡pero no te lo pago por ocupar una plaza temporal…! A pesar de todo ello, un profesor temporal a quien se le reconocieron los quinquenios ganó un juicio en 2017, en el cual la jueza condenó a la UPV/EHU a abonarle los quinquenios, fijando además el importe concreto a pagar. La dirección de la UPV/EHU interpuso un recurso a la sentencia (luego nos dirán que tenemos que llevar con orgullo el nombre de la UPV/EHU…) pero se desestimó;por lo tanto, la sentencia pasó a ser firme y se abonó a dicho profesor lo que le correspondía. Quedó patente que era posible pagar lo reconocido. Sin embargo, frente a las peticiones y movilizaciones realizadas por el colectivo afectado para exigir el fin de esta discriminación, la respuesta de la dirección de la UPV/EHU ha sido mirar hacia otro lado, disfrazando la falta de voluntad con ropaje jurídico. Para eso utilizan frecuentemente sus (aunque los paguemos todos/as) servicios jurídicos: para defender su posición y sus decisiones, en vez de para buscar soluciones a las justas peticiones de los y las trabajadoras.

Nos encontramos, por tanto, con dos responsables pero con una misma actitud. Por un lado, El Gobierno Vasco se niega a realizar los cambios legislativos necesarios, aferrándose a un decreto que ha quedado obsoleto, para así quitarnos a las y los trabajadores lo que nos corresponde. Por otro, cumpliendo un papel cómplice, el equipo de dirección de la UPV/EHU niega las vías de que dispone para poder hacer efectivo el abono de los méritos reconocidos a sus trabajadores/as, utilizando artimañas jurídicas para esconder su responsabilidad. Ambos actores con una misma actitud: la falta de voluntad para acabar con esta situación de discriminación. Más allá de la propaganda sobre modernidad, igualdad, responsabilidad social y ética, hay que decirlo bien claro: el Gobierno Vasco (con la consejera de Educación Cristina Uriarte y el viceconsejero de Universidades e investigación Adolfo Morais al frente) y la propia dirección de la UPV/EHU (con la rectora Nekane Balluerka y la vicerrectora de Personal docente e investigador Inmaculada Gerrikagoitia al frente) discriminan al profesorado no permanente de la UPV/EHU.

¿Por cuánto tiempo seguirán escudándose tras excusas dilatorias para no hacer frente al problema? Cuando se utiliza como excusa una ley que ha quedado superada y no se quiere actualizar se está haciendo trampas. Se nos está haciendo trampas a los y las trabajadoras.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902